Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

La Universidad no aprovecha el tirón de la formación permanente

Así se desprende de un estudio realizado por la Fundación CYD, que relaciona la pequeña aportación universitaria al campo de la formación permanente, con la también escasa relación existente entre las empresas y las instituciones académicas a la hora

Publicado en Histórico Noticias
Foto de La Universidad no aprovecha el tirón de la formación permanente

La Fundación Conocimiento y Desarrollo (CYD), que pretende ser el punto de encuentro entre empresarios y el mundo universitario, ha presentado recientemente las conclusiones de su segundo Informe sobre la contribución de las universidades españolas al desarrollo, donde se analizan diversos aspectos relacionados con el ámbito universitario español. Entre sus conclusiones, el Informe destaca  que más del 80% de las empresas españolas no han recurrido nunca a la Universidad para llevar a cabo proyectos de investigación, y que aunque España aporta ya el 2,8% del total mundial de publicaciones científicas, el número de empresas innovadoras que colaboran con las universidades ha disminuido en el último año, situándose en tan sólo un 4%.


 


A pesar de que de estos datos se desprende que la contribución de las universidades españolas al desarrollo no se realiza en la actualidad ni mucho menos de forma efectiva, más del 90% de las compañías considera que la Universidad debe favorecer la creación de empresas de bases  tecnológica y promover actitudes emprendedoras.


 


Llama la atención la insuficiente implicación del mundo universitario en el campo de la formación permanente, ya que se trata de un sector en plena expansión y crecimiento con una facturación anual de más de 2.600 millones de euros, y en el que cada año cerca de tres millones de personas realizan en España algún curso de esta clase. Tanto es así que el informe concluye en este apartado que 10,2% de las personas mayores de 16 años está realizando en la actualidad algún curso de formación permanente, lo que supone alrededor de 2.721.000 alumnos. El perfil mayoritario de estudiante en programas de formación permanente corresponde al de recién graduados, de entre 21 y 25 años, que buscan especializarse en una disciplina determinada.


 


Pero también acuden en gran número a estos cursos alumnos de más de 30 años, generalmente asentados y ya con experiencia en el mercado laboral, quienes ven en estos cursos y en los estudios de postgrado una buena vía para reciclar sus conocimientos o, simplemente, mejorar su formación de acuerdo con las exigencias del puesto de trabajo que desempeñan. En este caso, los alumnos suelen iniciar principalmente estudios relativos a enseñanzas técnicas y Ciencias de la Salud, por tratarse de especialidades donde con mayor rapidez se produce el desfase de conocimientos y por lo tanto es imprescindible su actualización.


 


Concretamente, los temas preferidos a la hora de la elección de este tipo de cursos son los que corresponden a Informática e Internet, gestión empresarial y comercial, educación y humanidades y salud. Aproximadamente uno de cada cuatro alumnos se decantan por cursos inferiores a 50 horas de duración; un 25% de estudiantes se matriculan en cursos con una extensión de entre 50 y 300 horas y el 21% del total invierte más de 300 horas por cada curso a la hora de realizar su formación continua.


 


El informe de la Fundación CYD también analiza la tipología de los cursos de formación permanente con mayor demanda de alumnos, y concluye que la mayor parte de los estudiantes –el 60,5% del total- se decantan por los cursos de especialización o reciclaje; seguidos por los de formación ocupacional (24,1%) y los másteres y cursos de postgrado con el 11,8% de la totalidad de alumnos.


 


En cuanto al profesorado que imparte estos cursos de formación permanente y postgrado, en un 90% está compuesto por profesores de la propia universidad donde se desarrollan y profesionales relacionados con las materias impartidas, mientras que sólo el 10% restante son profesores de otras universidades.  


 


Entre las conclusiones del informe, esta fundación reclama una adecuación del modelo del sistema universitario español a las demandas y los retos actuales, para lo que es necesario un marco legal de aplicación general que facilite un mayor nivel de autonomía que mejore la eficiencia de las universidades. Asimismo, este marco legal incentivaría la calidad y la excelencia en la investigación y en la docencia, y permitiría el desarrollo de este tipo de formación que supondría para las universidades una importante fuente de ingresos.


 


La Presidenta de la Fundación, Ana Patricia Botín, manifestó durante la presentación de este estudio, a la que acudieron el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero y el ministro de Industria, José Montilla, que “todo ello debería permitir la creación de un sistema universitario con perfiles institucionales más variados y, en consecuencia, con una mejor capacidad de adaptación a las demandas sociales. En suma, se trata de avanzar hacia un modelo universitario donde las universidades dispongan de los recursos necesarios, puedan diferenciarse, sean gobernadas con mayor autonomía, busquen la calidad y la excelencia internacional, dispongan de un sistema de incentivos relacionados con los resultados obtenidos, sean transparentes y realicen rendición de cuentas a todos los niveles”.


 


Además, Ana Patricia Botín señaló la coincidencia con las iniciativas alentadas por la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE) y pidió el apoyo decidido de las universidades, de las administraciones, de los sectores empresariales y de la sociedad en general: “tenemos una oportunidad histórica para sentar las bases de la Universidad del futuro, que juega un papel clave en el desarrollo de España”, afirmó.    


 


En cuanto al informe en sí, su elaboración ha corrido a cargo del  Doctor Martí Parellada, bajo la supervisión de los vicepresidentes de la Fundación CYD, Francesc Santacana y Francesc Solé Parellada. La redacción del Informe ha sido realizada por un equipo de ocho investigadores, quienes han contado además con la colaboración de 32 expertos en diversos ámbitos para la finalización del proyecto.


 


La Fundación CYD, impulsora del informe, nació en 2002 como una iniciativa del sector empresarial y universitario. Su objetivo es analizar y promover la contribución de las universidades al desarrollo, impulsar el carácter emprendedor de la sociedad española y ampliar los vínculos entre la universidad y la empresa.


 


 


*  *  *  *


 


 


Enlaces de interés:


 


Fundación Conocimiento y Desarrollo (CYD)


 


Informe sobre la contribución de las universidades españolas al desarrollo


 


Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE)


 


Textos relacionados en Aprendemas.com:


 


SANROMÁN formará gratuitamente a 16.000 trabajadores y desempleados en 2006


 


Las Universidades Españolas publican el 6% de la producción nacional de libros


 


BBVA invertirá 36 millones euros para formar a su plantilla en atención al cliente


 


Unión Fenosa destinará 27 millones de euros en formación para sus empleados en 2006


 


La OMC pide mayor inversión en formación y empleo de médicos españoles


 


El futuro del trabajo temporal radica en la formación del trabajador


 


EUROSTAT deja patente las carencias de España en formación permanente


 


Cataluña ofrece ayudas para contratar investigadores en las empresas


 


Los emprendedores madrileños recibirán formación online para evitar el fracaso


 


Industria financiará la formación de los empleados en Nuevas Tecnologías


 


FIEP´2006 lleva el mercado de postgrado a 9 ciudades españolas


 


Empresa y Formación Continua: lo que hay que saber


 


Trabajo incrementa las bonificaciones para la Formación Continua en las empresas


 


La Comunidad de Madrid inicia su Plan Intersectorial 2005 de Formación Contínua


 


Calidad y nuevas tecnologías, materias formativas más demandadas por las pymes en 2004


 


La Gestión del Conocimiento se va consolidando en las empresas españolas


 


Informática: Las empresas prefieren Internet


 


La relación universidad-empresa es aún insuficiente según un informe


 


Las autonomías gestionarán la mitad de la formación continua


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+