Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

La UCO determina que los perros son agresivos si reciben una mala educación

Un estudio de la Universidad de Córdoba (UCO), publicado en la Journal of Animal and Veterinary Advances, afirma que la raza no es el factor determinante para que un perro sea agresivo. Las conductas poco adecuadas de los canes provienen en gran part

Publicado en Histórico Noticias
Foto de La UCO determina que los perros son agresivos si reciben una mala educación

Los dueños son los principales culpables de la violencia que puede llegar a desarrollar un perro, según afirma el equipo de investigación de la Universidad de Córdoba. Joaquín Pérez-Guisado, autor principal del estudio, señala que son los factores externos los que más influyen en los animales que muestran agresividad, como el hecho de que los dueños del can nunca antes hayan tenido perro, que no lo hayan sometido a un entrenamiento básico de obediencia, que lo mimen en exceso o no empleen el castigo físico cuando éste sea necesario.


 


Otros factores que pueden influir son el hecho de haber adquirido al perro como simple capricho o por sus cualidades defensivas, castrar a las hembras, dejarle comida al animal de forma indefinida o dedicarle poco tiempo.


 


"El desconocimiento de todos estos factores modificables potenciaría este tipo de agresividad y conformaría lo que podríamos llamar una mala educación de nuestro perro", señala Pérez-Guisado. De hecho, cerca de un 40% de las agresiones por dominancia de un can están asociadas a dueños poco autoritarios.


 


Para realizar el estudio, el equipo de investigación estudio a 711 canes de distintas razas, 354 machos y 357 hembras, de  los que 594 eran de pura raza y 117 mestizos mayores de un año. Los casos de mayor agresividad por dominancia se daban, en líneas generales, en aquellos perros con tamaño pequeño, sexo masculino, pertenecientes a determinadas razas o con una edad comprendida entre los 5 y los 7 años. Sin embargo, estos factores podían considerarse mínimos si se comparaban con la actitud de los dueños de los canes. Según el investigador, "no es normal que los perros con educación adecuada tengan comportamientos agresivos de dominancia. Sería una actitud excepcional y atribuible a algún problema médico u orgánico del animal".


 


Para conseguir un comportamiento adecuado, los amos deben restablecer la dominancia sobre el perro. Una forma de conseguirlo es el castigo físico, aunque no debería utilizarse con todos los perros por su peligrosidad, sino solamente en aquellos más pequeños o dóciles, y nunca con el objetivo de infringir un sufrimiento al animal.


 


 


*  *  *  *  *  *  *  *


 


 


 


Más información:



Universidad de Córdoba


 


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


 


Los animales mejoran la autoestima y las habilidades sociales


 



Adiestrador canino: el mejor amigo del perro


 


CEAC amplía su oferta con un curso de Ayudante Técnico en Veterinaria


Más noticias de Educación, Formación y Empleo publicadas en a+