Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

La sangría del desempleo se ceba en los menores de 25 años

El año 2012 se ha despedido con una tasa de destrucción del desempleo del 5,2% mientras que el acceso a un puesto de trabajo, especialmente entre quienes tienen de 16 a 24 años, ha alcanzado mínimos históricos.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de La sangría del desempleo se ceba en los menores de 25 años
Estudiantes-grado-INETras los últimos resultados de la EPA, en los que se conocieron que el número de parados se sitúa ya en los 5.965.400 personas, la Fundaciónde Estudios de Economía Aplicada ha lanzado ya el nuevo “Observatorio Laboral de la Crisis” en el que analiza con detenimiento cómo ha sido la pérdida de empleo entre los ocupados y cómo ha sido el acceso al mercado de trabajo por parte de individuos desempleados. Una vez más, los jóvenes vuelven a ser protagonistas de la situación del desempleo [Ver Cursos de Búsqueda de Empleo].

 

Aunque la destrucción de empleo se ha intensificado con respecto al trimestre anterior, es similar a la del mismo trimestre del año pasado (5,2%), pero mayor a la del tercer trimestre del 2012 (4,5%). Y en esta sangría, los menores de 25 años siguen siendo el colectivo más afectado por la pérdida de empleo: de 100 jóvenes empleados menores de 25 años en el trimestre anterior, 19 han perdido su empleo en este trimestre, mientras que en el trimestre anterior, la pérdida de empleo de este colectivo se situó en el 13%.

 

Otro aspecto que destaca el estudio es cómo está afectando la crisis económica en términos de pérdida de empleo según el nivel educativo de los trabajadores. El “Observatorio Laboral de la Crisis” señala que los individuos con poca formación son el colectivo que más puestos de trabajo están perdiendo, aunque también crece sustancialmente la pérdida de empleo entre individuos con educación secundaria superior, que alcanza ya el 5,4%. Mientras, solo el 3,4% de los universitarios pierde su empleo.

 

Por sexos, las diferencias a la hora de quedarse sin empleo son mínimas mientras que por nacionalidad, son notables: la pérdida de empleo de los extranjeros duplica a la de los nacionales (de cada 100 extranjeros empleados en el trimestre anterior, 11 han perdido su empleo en este trimestre, por 5 nacionales). Sin embargo, el informe señala que “no es la nacionalidad en sí misma la que provoca una mayor intensidad de pérdida de empleo, sino otros factores, como la temporalidad y el sector en el que trabajan los inmigrantes frente a los nacionales”. Y es que los trabajadores temporales son los primeros en formar parte de las listas del paro.

 

Por último, la Fundación de Estudios de Economía Aplicada destaca en este sentido que “en este trimestre se igualan bastante las pérdidas de empleo en los cuatro grandes sectores de actividad”. La construcción parece suavizar su situación mientras que la pérdida de empleo aumenta en el resto de sectores, especialmente en servicios.

 

Reinserción laboral

Sin embargo, no todo el mundo ha perdido su trabajo. También ha habido algunos profesionales que en el cuatro trimestre del 20012 han accedido a un puesto de trabajo. En concreto, un 17,1% de desempleados a regresado al mercado laboral, una cifra que llegó al 19,3% en el trimestre anterior y al 20,6% en el último trimestre de 2011. “Los datos de acceso a un empleo dan cuenta otro trimestre más de la limitadísima capacidad de nuestro mercado de trabajo de mostrar ningún síntoma de recuperación económica”, asegura el informe. En este sentido, las mujeres (18,3%) han sido más afortunadas que los hombres (16 %).

 

Al comparar el acceso a un empleo según la edad con respecto al trimestre anterior y con respecto al mismo trimestre de 2011, los datos no son nada positivos. En todos los grupos de edad se ha producido una disminución en el acceso a un puesto de trabajo, especialmente en el grupo de edad de 16-24 años. La misma sintonía negativa se extrae a la hora de analizar las diferencias en cuanto al nivel educativo: a diferencia de los trimestres anteriores, ahora se igualan las probabilidades de acceder a un empleo entre los trabajadores con estudios de secundaria de primera y segunda etapa y los trabajadores con estudios de primaria.

 

Además, tienen mayores probabilidades de reinsertarse en el mercado laboral los que acaba de perder su empleo. Eso sí, la mayoría lo han hecho con contratos temporales y en los sectores de servicios y comercio, que en la recta final del 2012 han absorbido casi el 21% del acceso al empleo.



¡Sigue a aprendemas.com en FacebookTwitterTuenti y LinkedIn!

 

Más información:

FEDEA

 

Noticias relacionadas en aprendemas.com:

Alemania estrena una web para facilitar formación y empleo a jóvenes europeos

Los trabajadores ocupados tienen un año y medio más de formación que los desempleados

Los jóvenes menos formados corren el peligro de no reinsertarse más en el mercado laboral

España, ejemplo de país que desperdicia talento