Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

La reforma educativa establece evaluaciones tras cada etapa y la reforma de la FP

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha presentado al Consejo de Ministros el Anteproyecto de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa. Entre las novedades está la realización de evaluaciones en 3º y 6º de Primaria, 4º de ESO y 2º

Publicado en Histórico Noticias
Foto de La reforma educativa establece evaluaciones tras cada etapa y la reforma de la FP
Estudiantes-grado-INEEl Consejo de Ministros ha aprobado el Anteproyecto de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa, que modificará la Ley Orgánica de Educación de 2006. Entre las principales novedades se encuentra la realización de evaluaciones tras la finalización de 3º de Primaria, 6º de Primaria, 4º de la ESO y 2º de Bachillerato.

 

La prueba que se realizará en 3º de Primaria servirá para la detección precoz de dificultades en el aprendizaje y para comprobar la adquisición de las competencias básicas en comunicación lingüística y matemáticas por parte del alumno. Si el equipo docente lo requiere, podría implicar la repetición de curso.

 

Al finalizar 6º de Primaria también se comprobará el grado de adquisición de las competencias básicasy la viabilidad del paso de etapa por parte del alumno, aunque esta prueba no contará con efectos académicos. Su resultado tendrá un carácter informativo para el centro, los profesores, las familias y los alumnos.

 

En 4º de la ESO el alumno tendrá que realizar una evaluación final, con pruebas diferentes para acceder a Bachillerato o a la FP. A falta de la tramitación y aprobación de la ley, donde puede sufrir cambios, la calificación final de ESO combinará la nota media de las notas obtenidas en ESO, con una ponderación al 70%, y la nota de la evaluación final al 30%.

 

La prueba de acceso a la universidad o selectividad será sustituida por una evaluación de final de Bachillerato.La calificación final de Bachillerato combinará la nota media de las calificaciones obtenidas en Bachillerato, ponderada al 60%, y la nota de la evaluación final al 40%. Por otra parte, en el Bachillerato se reduce el número de vías a cinco: Ciencias e Ingeniería, Ciencias de la Salud, Humanidades, Artes, y Ciencias Sociales.

 

Contenidos y asignaturas

 

Otra de las novedades de la nueva normativa se centra en el aumento de la capacidad del Gobierno para fijar los contenidos comunes a todas las Comunidades Autónomas. La competencia estatal se incrementa hasta el 65% en aquellas comunidades que tengan lengua cooficial, mientras que en el resto pasa a ser de hasta el 75%. Hasta el momento era del 55% y el 65% respectivamente.

 

En cuanto a las asignaturas, se eliminará Conocimiento del Medio, que se desdoblará en Ciencias Naturales y Ciencias Sociales. También desaparece la asignatura de Educación para la Ciudadanía, y las horas dedicadas a esta materia pasarán a utilizarse en el refuerzo de las asignaturas denominadas “instrumentales”, es decir, matemáticas, lengua e inglés.

 

FP y centros educativos

 

Los Ciclos de Formación Profesional Básica sustituirán a los actuales Programas de Cualificación Inicial.En total serán dos años de formación y serán considerados educación básica, obligatoria y gratuita.

 

La nueva normativa pretende también la modernización de la Formación Profesional de Grado Medio, incluyendo materias instrumentales adaptadas al sector profesional correspondiente y facilitando la continuidad con la FP de Grado Superior a través de materias optativas.

 

En cualquiera de las etapas educativas, el alumno que lo desee puede elevar sus calificaciones repitiendo la prueba en convocatorias sucesivas.

 

Por otra parte, la nueva ley también pretende dotar a los centros de la autonomía suficiente para diseñar e implantar métodos pedagógicos propios. Los directores de centros deberán obtener una certificación acreditativa de haber superado un curso de formación sobre el desarrollo de la función directiva.

 

Por otro lado, se ofrece a las Administraciones educativas la posibilidad de concertar con centros de educación diferenciada por sexos, siempre que cumplan los requisitos de la convención relativa a la lucha contra las discriminaciones en la esfera de la enseñanza.

 

Objetivos de la reforma

 

El Gobierno pretende que la reforma sea “gradual, prudente y basada en el sentido común”, con el máximo acuerdo de alumnos, familias y profesores. También pretende una reforma sostenible en el tiempo, que quede reflejada en la mejora de los resultados de los alumnos.

 

Con esta reforma se pretende reducir la tasa de abandono escolar, que en España alcanza el 26,5%, el doble que la media Europea, y disminuir el porcentaje de jóvenes de entre 15 y 29 años que no estudian ni trabajan, y que ya representa en España el 23,7%, sólo superado por Israel.

 

La tasa de titulados en la Educación Secundaria entre los 25 y los 34 años es del 65%, frente al 82% de promedio de la OCDE. Por último, la nueva normativa también pretende disminuir la tasa de desempleo juvenil, que entre los 15 y los 24 años en España se situaba en 2011 en el 48,9%, una de las más altas de Europa.

 

Desde la presentación del primer informe al Consejo de Ministros, el pasado 29 de junio, se han celebrado reuniones de trabajo con representantes de asociaciones de padres de alumnos, estudiantes, representantes sindicales y de centros educativos, profesores y directores. También se puso en funcionamiento un buzón de sugerencias que, desde el pasado 11 de julio, ha recibido cerca de 4.000 coreos electrónicos.

 



¡Sigue a aprendemas.com en FacebookTwitterTuenti y LinkedIn!

 



Más información:

 

Ministerio de Educación