Cargando...

Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

La postura corporal puede influir en nuestros pensamientos, según un estudio

La postura corporal refleja cómo nos sentimos o lo que pensamos, pero investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid han descubierto que, además, influye en la confianza de nuestros pensamientos. El cuerpo puede afectar a la mente de una manera

Publicado en Histórico Noticias
Foto de La postura corporal puede influir en nuestros pensamientos, según un estudio

Partiendo de la base de que cuerpo y mente se influyen mutualmente, Investigadores del Departamento de Psicología Social y Metodología de la Universidad Autónoma de Madrid han demostrado que una postura corporal puede producir determinados cambios internos, de los que ni siquiera somos conscientes.


 


En una reciente investigación publicada en el European Journal of Social Psychology se recogía el resultado de la prueba que el profesor de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) Pablo Briñol, junto con colaboradores de la Ohio State University, hizo con un grupo de estudiantes voluntarios. A los jóvenes se les pidió que pensaran en sus puntos fuertes o débiles mientras mantenían la espalda firme y erguida y sacando pecho, o con la espalda encorvada en actitud de duda. Después, los estudiantes tuvieron que contestar a preguntas sobre su futuro profesional, como si se consideraban buenos candidatos de cara al mercado laboral, si se veían capaces de superar con éxito un proceso de selección y si se consideraban a sí mismos capaces de rendir bien en el trabajo.


 


Resultados según la postura


 


Los resultados a estas preguntas se vieron determinados por lo que habían estado pensando anteriormente. Los participantes que estuvieron reflexionando sobre sus puntos fuertes se evaluaron como mejores candidatos que los que se centraron en sus puntos débiles. Pero lo más relevante del estudio fue que este efecto de los pensamientos sobre la evaluación sólo se produjo cuando los estudiantes tuvieron una postura de confianza. Sin embargo, aquellos que realizaron la tarea con la espalda encorvada no consideraron válidos sus propios pensamientos.


 


Cuando pensamos acerca de nuestros puntos fuertes, si mantenemos una postura segura nos creeremos nuestros pensamientos, lo cual puede ayudarnos en una entrevista de trabajo o bien en una presentación social. Lo mismo ocurre cuando reflexionamos acerca de nuestras limitaciones, ya que la postura segura hace también que veamos las limitaciones como más validas. Por lo tanto, la confianza que nos produce nuestra postura corporal valida cualquier pensamiento que tengamos, tanto si es positivo como negativo, lo que nos conduce a la paradoja de ver cómo una mala postura y unos pensamientos también negativos acaban dando lugar a una evaluación positiva.


 


 


*  *  *  *


 


 


 


Más información:


 


UAM


 


Contenidos relacionados en aprendemas.com:


 


Un decálogo para triunfar en las entrevistas de trabajo


 


Un estudio descubre qué estudiantes tienen más posibilidades de ser universitarios


 


El déficit de competencias socio-emocionales es la causa del fracaso escolar


 


Diestros y zurdos no ven la vida de la misma forma, según varios estudios


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+