Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

La nueva reforma laboral deberá crear contratos con duración e indemnización pactadas

Es una de las medidas que se aconsejan para la nueva reforma laboral y que se recogen en el informe "Las reformas laborales en España y su impacto real en el mercado de trabajo" realizado por profesores del IESE, que han analizado las distintas modif

Publicado en Histórico Noticias
Foto de La nueva reforma laboral deberá crear contratos con duración e indemnización pactadas

El informe del IESE analiza las cinco reformas que ha sufrido el Estatuto de los Trabajadores y, con sus resultados, aconseja sobre las medidas que tendría que tener la próxima reforma laboral en España, necesaria en este momento de crisis, con un creciente desempleo. Según Sandalio Gómez, director del informe y titular de la Cátedra Seat de Relaciones Laborales, “las reformas estudiadas deben servir de experiencia para afrontar una nueva. Ninguna de las anteriores ha logrado atacar el verdadero problema de fondo: los contratos temporales, que rondan el 30% del total”. Según los expertos, el mercado laboral español necesita medidas concretas que contribuyan a flexibilizarlo, a mejorar la competitividad de las empresas y a alcanzar una mayor movilidad funcional y geográfica.


 


El estudio aconseja que la nueva reforma laboral debería contemplar la creación de un nuevo tipo de contrato, con una duración de entre 5 y 10 años e indemnización pactada, lo que permitiría reducir los contratos temporales y daría una mayor estabilidad al empleo. Además, sería necesario potenciar la movilidad de los trabajadores, conseguir mejorar la formación de los empleados y facilitar su polivalencia, al tiempo que se impulsa la investigación, el desarrollo y la innovación, y se aplican las nuevas tecnologías en las empresas.


 


Los expertos también aconsejan que la nueva reforma se haga cuando el clima económico sea más favorable y que se efectúe teniendo en cuenta la importancia de la incorporación de la mujer al mercado laboral, el gran incremento de la inmigración, y la extensión de la prejubilación y de la jubilación anticipada. Esto incluiría una serie de medidas que podrían parecer impopulares, como el impulso de los cauces de despido individual y colectivo que existen en la actualidad.


 


Retrospectiva


 


En 1984, el Gobierno impulsó la contratación temporal para frenar una tasa de paro superior a un 20%. Con esta medida se crearon dos millones de contratos temporales hasta el año 1993 (un 95% de la contratación de aquellos años, en perjuicio de la contratación indefinida).


 


En 1994 se produce una nueva reforma, que sale adelante sin el acuerdo con los interlocutores sociales. Su objetivo era reducir al máximo la contratación temporal, facilitar la inserción de los jóvenes con contratos de formación y flexibilizar el mercado con la consideración del despido colectivo y las causas del despido objetivo.


 


Tres años más tarde, esta vez con el consenso de los interlocutores sociales, se crea el contrato indefinido que beneficia a personas en situaciones especiales, con el fin de frenar los contratos temporales. El efecto no se hace esperar y el número de parados se reduce hasta alcanzar la tasa de paro de un 12,9%.


 


En 2001, con una tasa de paro de 10 puntos porcentuales inferior a la de 1996, se modifica el criterio de los contratos a tiempo parcial y se favorece que los contratos temporales se hagan indefinidos, lo que hace que la tasa de paro caiga en un 2,35%.


 


La reforma de 2006, la última realizada hasta el momento, comete el error, según los expertos, de no buscar solución a los problemas estructurales y apoyarse en subvenciones para convertir los contratos temporales en indefinidos, pero con fecha de caducidad determinada. Otra medida, aplicada en diciembre de 2007, insistía en transformar los contratos temporales en contratos de fomento a la contratación indefinida, al tiempo que aumentaban las inspecciones de trabajo y se buscaba crear políticas activas de empleo eficientes.


 


 


*  *  *  *


 


 


Más información:


 


Informe sobre las reformas laborales en España


 


IESE Business School


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


 


Tres de cada cuatro españoles opina que el panorama laboral irá a peor en 2009


 


La cualificación laboral ha alterado el mercado español en los últimos doce años


 


La crisis obliga a cambiar los procesos de selección del mercado laboral


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+