Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

La mitad de los universitarios cree que lo mejor ante la falta de empleo es prolongar sus estudios

Encontrar un empleo hoy en día es difícil. Una situación que no genera optimismo en los universitarios, quienes optan por prolongar su vida académica o por prepararse unas oposiciones frente a emprender o buscar empleo en el extranjero. España sigue

Publicado en Histórico Noticias
Foto de La mitad de los universitarios cree que lo mejor ante la falta de empleo es prolongar sus estudios
Estudiantes-grado-INELos universitarios españoles no son optimistas en sus expectativas de inserción laboral. El 61% considera que es difícil encontrar un empleo, según se recoge en la encuesta ‘ING Looking for talent’ realizada por ING Direct sobre más de 600 entrevistas de 8 universidades. [Ver cursos de Búsqueda de empleo]

 

Pese a ello, el 50% de los universitarios españoles buscará trabajo en España al finalizar sus estudios y tan sólo el 28% baraja salir al exterior para poder acceder a su primer empleo, aunque casi la mitad –el 48%- cree que lo mejor ante la falta de expectativas es prolongar su etapa de estudiante a través de algún curso de especialización o de perfeccionamiento de idiomas. El 10% aboga por estudiar una oposición.

 

Precisamente, la realización de cursos de especialización es la opción más valorada por los estudiantes de carreras no técnicas, mientras que los de carreras técnicas priorizan tener experiencia y acceder de inmediato al mundo laboral. En el caso de los estudiantes de postgrado, que son un poco más optimistas que el resto de universitarios, confían en poder acceder a un empleo que compense el esfuerzo y la dedicación.

 

Y si son pocos los que piensan en ir al extranjero, todavía es inferior el porcentaje de los universitarios españoles que sopesa laopción de emprender para crearse su propio puesto de trabajo. Esta alternativa es sólo valorada por el 3,5%.

 

A la hora de buscar empleo, los universitarios utilizan tres canales entre los que citan los contactos personales -que son considerados como el método más eficaz-, páginas web de empleo y el envío de CV a las empresas, aunque en la actualidad la mayoría utiliza de forma habitual más medios por la situación económica, pero en menor medida. Es el caso de la bolsa de empleo de la universidad, los formularios en las webs de las empresas, las búsquedas en periódicos o revistas, así como los foros y las ferias de empleo.

 

Las redes sociales también quedan relegadas a un menor uso para buscar trabajo. Los universitarios creen que tienen potencial, pero limitan su utilización a las relaciones personales más que profesionales. Además, llama la atención que Facebook es la que consideran más útil, en un 40%, para poder acceder al mercado de trabajo. Un porcentaje que contrasta con el 24% de los entrevistados que elige a LinkedIn, red que sí está especializada en el ámbito profesional.

 

Y, sobre las empresas en las que quieren trabajar, los jóvenes tienen sus preferencias y lo tienen bastante claro. Quieren estar en compañías con las que se sientan identificados y cuya actividad esté relacionada con su especialidad académica, aunque las empresas más grandes y conocidas son las más deseadas para trabajar porque creen que tienen más recursos para desarrollar sus iniciativas, su gestión es más racional y transparente y hay mayor estabilidad, ofreciendo además mayores posibilidades de desarrollar un plan de carrera a medio plazo.

 

Además, las multinacionales son consideradas como un modelo de gestión moderno y basado en un entorno más humano y motivante. Una percepción que contrasta con la imagen que tienen de las empresas españolas sobre las que opinan que su gestión es más tradicional, jerárquica y rígida.

 

Por el contrario, las empresas de menor tamaño son más valoradas desde el punto de vista humano –entienden que existe más compañerismo y trabajo en equipo- y no tanto profesional porque en esta faceta opinan que presentan algunos inconvenientes como la inestabilidad. No obstante, valoran positivamente el hecho de que trabajar en ellas permite estar más integrado en diversas áreas y tener una visión más global de su actividad.

 

Pero lejos de la dimensión de la empresa, lo que más valoran por encima de todo es el ambiente laboral, así como las posibilidades de formación y desarrollo o crecimiento personal.

 

Sobre el momento de la inserción laboral, el 50% de los entrevistados en el estudio señala emociones positivas, aunque habitualmente lo viven con emociones encontradas porque, por un lado, sienten la ilusión y la ambición por desarrollar la carrera profesional de forma exitosa, pero también temen sentirse explotados y poco considerados laboralmente. Ser seleccionado por una gran empresa, les levanta el ánimo.

 

 

Más información:

 

ING Direct

 

Contenidos relacionados en aprendemas.com:

 

Siete de cada diez universitarios sería capaz de irse a otro país con tal de trabajar

 

La oferta universitaria crece un 43% en una década, mientras la demanda cae un 15%

 

Se duplica el número de universitarios mayores de 30 años en la última década

 

Universitarios, hay mil formas de estirar el dinero

 

A Europa en busca de empleo

 

Bolsas de empleo universitarias: para que tú trabajes