Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

La mitad de los trabajadores prolongan su jornada laboral para evitar ser despedidos

Con la crisis, el temor a perder el puesto de trabajo ha aumentado. Por ello, los trabajadores tienden a prolongar su jornada laboral. Una situación que no implica que en España aumente la productividad, que sigue estando por debajo de los países eur

Publicado en Histórico Noticias
Foto de La mitad de los trabajadores prolongan su  jornada laboral para evitar ser despedidos

La elevada tasa de paro y el miedo a perder el actual puesto de trabajo por la dificultad de encontrar otro empleo está conduciendo a que los trabajadores aumenten el tiempo que pasan en su puesto de trabajo y prolonguen su jornada laboral diaria por la carga de tareas y para hacer notar su presencia en la empresa, sin necesidad por ello de ser más productivos. [Ver cursos de Búsqueda de Empleo]


 


Esta tendencia, que se viene apreciando desde hace dos años y que se denomina ‘presentismo’, es sobre todo realizada por los profesionales varones de origen español, que tienen estudios básicos y son menores de 25 años. Un colectivo que es el que más dificultades presenta en la actualidad para encontrar un trabajo, según el informe elaborado por Randstad mediante una encuesta efectuada a 1.000 personas en la que se pone de manifiesto que el 45,8% cree que sus compañeros están más horas en el trabajo por miedo a perder el empleo.


 


Esta tendencia ha llevado también a que se reduzca el absentismo laboral, sobre todo, en este mismo colectivo de profesionales en el que se aprecia una mayor incidencia el ‘presentismo’.


 


Sin embargo, pasar más horas en el puesto de trabajo o prolongar la jornada laboral diaria no implica un aumento de la productividad, dado que los trabajadores lo que buscan es mantener su puesto de trabajo y no la mejora del rendimiento de la compañía en la que están empleados.


 


De hecho, las tasas de productividad en España, aunque han aumentado con la crisis a un ritmo anual del 2,63%, siguen siendo bajas en comparación con el resto de países de Europa y el 60% de los encuestados asegura que su productividad no ha aumentado con la crisis.


 


Según el estudio, el ‘presentismo’ no tiene un efecto positivo tampoco en el mercado laboral puesto que los trabajadores valoran por encima de otros factores la conciliación de la vida laboral y la familiar, por lo que ahora están dejando de lado esta faceta que, previsiblemente, volverán a recuperar una vez mejore la situación económica.


 


Además, en el caso de que las empresas valoren la presencia más que la eficacia, se corre el riesgo de que otros empleados no se sientan alineados con esta filosofía de la compañía y la abandonen ante una nueva oportunidad laboral, lo que puede implicar pérdida de talento.


 


Para evitar este tipo de situaciones y el ‘presentismo’ de baja productividad, se pueden poner en marcha una serie de medidas como fomentar la comunicación dentro de la organización para que sea más fluida. De esta manera, los trabajadores podrán conocer aspectos como la evolución de la empresa, afrontado con más tranquilidad su puesto dentro de la compañía.


 


También es positivo involucrar a los empleados en los resultados de la compañía, lo que ayuda a mejorar la productividad porque se sienten parte del proyecto, y comunicar los problemas, dado que en muchas ocasiones los trabajadores no los transmiten, siendo conveniente preguntar e investigar qué factores pueden mejorarse para ayudar a la empresa a mejorar su productividad.


*  *  *  *


 


 


 


Más información:


 


Randstad


 


Contenidos relacionados en aprendemas.com:


 


"Hemos de tener claro que la productividad no pasa por estar más horas en el trabajo”


 


El perfil del nuevo demandante de empleo: mayor de 30 años y cualificado


 


Las claves para afrontar el desempleo juvenil, según la OIT


 


La falta de profesionales cualificados puede poner en riesgo el crecimiento económico


 


Más noticias de Educación, Formación y Empleo publicadas en a+