Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

La maternidad, un obstáculo para la mujer en el mercado laboral

Según la Ley de Igualdad no deben hacerse discriminaciones en función del género a la hora de contratar un empleado. Sin embargo, la realidad es bien diferente, ya que las mujeres con hijos lo tienen más difícil para colocarse.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de La maternidad, un obstáculo para la mujer en el mercado laboral

La maternidad y el mercado laboral son dos enemigos en muchos casos irreconciliables. Ser madre o tener una edad susceptible de serlo suponen un importante hándicap a la hora buscar trabajo. Para las madres es más complicado encontrar un empleo, pero además suelen recibir ofertas salariales más bajas e incluso algunos las consideran menos competentes o las mujeres sin hijos. Estos son algunos de los resultados desvelados por el estudio “Encontrar un trabajo: ¿Existen penalizaciones por maternidad?”, elaborado por Shelley Correll, investigadora y profesora de sociología de la Universidad de Stanford.


 


Correll explica que “en algunos ámbitos todavía se perciben incompatibilidades entre la familia y el trabajo, lo que supone una desventaja para las madres” y recalca que su estudio ha descubierto que “a las madres se les juzga con otro rasero bastante más severo, lo que permite hablar de una penalización por maternidad en lo que a contratación y condiciones salariales se refiere”. De hecho, la brecha salarial entre mujeres con y sin hijos es mayor que la existente entre hombres y mujeres.


 


Una de las pruebas realizada por Correll reveló que los responsables de evaluación de las empresas consideran a las madres menos competentes y dedicadas que las que no tienen hijos, pero curiosamente esta valoración negativa no afecta a los padres sino más bien al contrario. Estos mismos evaluadores estiman que los padres son mejores trabajadores, más disciplinados y dedicados que quienes no son padres.


 


En otro estudio, los investigadores respondieron a más de 600 anuncios de periódicos en busca de puestos directivos enviando curriculums vitae falsos similares con la única diferencia de la situación familiar: con hijos y sin hijos. El resultado fue muy claro, ya que la candidata sin descendencia recibió caso el doble de llamadas. Al realizarse la misma prueba con varones los padres no recibieron ninguna penalización.


 


Las empresas se equivocan porque basan su juicio en estereotipos que les hacen no contratar siempre a la persona más capacitada para el puesto” comenta Correll. Desde su punto de vista “hacer ver el problema puede reducir este problema. Muchas compañías están interesadas en cambiar sus políticas de contratación”. La investigadora cree que el siguiente paso debe ser examinar las cuestiones legales y las políticas corporativas como medio para reducir estas diferencias salariales y de contratación.


 


Correll también está trabajando para identificar otras formas en las que se estereotipa a las madres en el ámbito laboral. Otros de sus estudios han concluido que se percibe que las madres trabajan menos y no se esfuerzan tanto como el resto de los empleados. Incluso cuando demuestran ser trabajadoras incansables y esforzadas se las acusa de ser más egoístas y son menos queridas por sus compañeros. Además se las juzga con más dureza por el tiempo libre que se toman. La investigadora recalca que “no importa si son percibidas como buenas o malas trabajadoras, las madres están expuestas a la discriminación”.


 


Desde los años 70 hasta principios de los 90 se hicieron importantes avances hacia la igualdad de género, “pero esta evolución se ha parado”, comenta Correll, que ahora quiere poner solución como nueva directora del Instituto Clayman para la investigación de género.


 


*  *  *  *


 


 


Contenidos relacionados en aprendemas.com:


 


Escasa contratación de mujeres a tiempo parcial tras la baja por maternidad


El 75% de las trabajadoras ha experimentado dificultades en su empleo por su maternidad


Mejor formadas pero con puestos de trabajo inferiores


Especial MUJERES 2009-2010: Mucho más que ayer, pero menos que mañana


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+