Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

La Ley de Calidad en la Enseñanza no olvidará a la FP reglada

El pasado viernes, día 26 de julio, por fin el Consejo de Ministros aprobó el Proyecto de Ley de Calidad en la Enseñanza. Más allá de la polémica, hemos querido conocer las repercusiones que sobre la Formación Profesional Inicial va a tener esta futu

Publicado en Histórico Noticias
Foto de La Ley de Calidad en la Enseñanza no olvidará a la FP reglada
FGW / Redacción Aprendemas.com - 29/7/2002

Es sólo un proyecto de ley. Aún quedan sus respectivos debates y aprobaciones en el Parlamento y en el Senado, pero, teniendo en cuenta que ha sido aprobado por el Consejo de Ministros y que el actual gobierno detenta la mayoría absoluta en ambas cámaras, es de esperar que finalmente ésta se apruebe sin que el proyecto presentado el pasado viernes sufra cambios significativos. Así las cosas, a los que se oponen sólo les queda el recurso de pataleo y precisamente eso es lo que han anunciado tanto sindicatos como diferentes asociaciones de estudiantes, sobretodo en lo que respecta a la Plataforma en Defensa de la Escuela Pública. Se quejan estos colectivos de que la nueva Ley de Calidad va a apoyar descaradamente la enseñanza privada (educación concertada) en detrimento de la pública. Se quejan también, entre otras cosas, de la falta de un modelo de financiación claro que permita llevar a cabo las reformas previstas hasta sus últimas consecuencias. Con estos preámbulos, muchos ya auguran un "otoño caliente" cargado de huelgas y manifestaciones.


Importantes van a ser efectos que sobre ciertos aspectos de la Formación Profesional Reglada va a tener la nueva Ley. De hecho, ya hacía años que se iba necesitando una reforma en la Formación Profesional en general y esta Ley de Calidad es, además, imprescindible para complementar la recientemente aprobada Ley de Formación Profesional. Evidentemente nos referimos a la FP de base, aquella Reglada e impartida en la Educación Secundaria como alternativa a la ESO y al Bachillerato. En la línea de lo manifestado por la Ministra Pilar del Castillo, la nueva Ley de Calidad quiere convertir el sistema educativo en "una red de oportunidades con múltiples entradas y salidas", esto es, sobretodo, "mantener dentro del sistema reglado el máximo tiempo al máximo número posible de jóvenes".


En este sentido, el nuevo sistema contempla a partir de 3º de la ESO (desde los 14 años) varios itinerarios formativos de elección voluntaria por parte del alumno y su familia. En concreto, dos son los nuevos itinerarios de 3º ESO, el Tecnológico y el Científico-Humanístico. Pero además, aquellos estudiantes que lo deseen podrán optar por realizar en lugar de la ESO el llamado Programa de Iniciación Profesional durante dos años, el cual, viene a sustituir a los denostados Programas de Garantía Social. Concluyendo con éxito los módulos profesionales de este período, ya no sólo recibirá un certificado de aptitud profesional, sino además obtendrá el Título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria, exactamente igual que si hubiera estudiado 3º y 4º de ESO y que hasta ahora no había sido posible en este itinerario. De ese modo, uno podrá de nuevo elegir entre incorporarse al Bachillerato o seguir con la Formación Profesional específica de Grado Medio, ambos itinerarios también de dos años de duración.


Posteriormente, tanto si un estudiante se quiere incorporar a la universidad como si quiere hacerlo a los ciclos de Formación Profesional Específica de Grado Superior, va a ser imprescindible aprobar la nueva Prueba General de Bachillerato (PGB), la que ya es conocida popularmente como Reválida. Y esto es así, porque, según entiende el Gobierno, el Grado Superior de FP tiene un nivel académico similar al de cualquier diplomatura universitaria. No obstante, aquellos que habiendo superado Bachillerato pero que no hayan superado la PGB, tendrán aún la oportunidad de acceder a los estudios de Grado Superior mediante la superación de una prueba especial. Asimismo, podrán acceder a los estudios de FP, de Grado Medio y Superior, todas aquellas personas que, careciendo de los requisitos académicos, demuestren a través de una prueba, general y específica, tener la preparación suficiente para cursar estas enseñanzas. Una buena noticia, especialmente para aquellas personas mayores de 20 años que en su momento no hubieron superado sus estudios secundarios.


En definitiva, lo que se pretende con esta nueva Ley de Calidad es que los estudiantes tengan siempre la puerta abierta a las diferentes enseñanzas oficiales, que tengan siempre la alternativa de obtener formación hacia el empleo y que, asimismo, personas provenientes del mundo laboral puedan tener una segunda oportunidad al reincorporarse en el sistema educativo oficial.



Enlaces de interés:


Documento publicado por el Ministerio de Educación con ocasión de la presentación del Proyecto de Ley de Calidad en la Enseñanza:


http://www.mec.es/leycalidad/index.htm