Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

La lectura de labios como estrategia de los bebés bilingües para aprender dos idiomas

Los bebés bilingües leen los labios antes y durante más tiempo que los monolingües. Es una de las estrategias que emplean para aprender dos lenguas sin esfuerzo aparente, según un estudio de la Universidad de Barcelona.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de La lectura de labios como estrategia de los bebés bilingües para aprender dos idiomas
Estudiantes-grado-INELa lectura de los labios es una de las estrategias que utilizan los bebés bilingües a la hora de aprender dos idiomas. Expertos de la Universidad de Barcelona y de la Universidad Northeastern, en Boston (EE.UU.), aseguran en un estudio publicado en la revista Psychological Science que los bebés bilingües leen los labios antes y durante más tiempo que los monolingües, lo que constituye un mecanismo crucial para diferenciar las dos lenguas y facilitar su aprendizaje.

 

Ver cursos de Psicología Infantil

 

Quiero ser bilingüe. Ver cursos 


 


Investigaciones previas habían concluido que extraer información visual de la boca ayuda a comprender a los interlocutores. Por eso, los bebés aprenden a hablar tanto escuchando sonidos como leyendo los labios. Cuando comienzan a balbucear dirigen la atención ante la boca del interlocutor para recoger la mayor cantidad de información.

 

Para hacer sus investigaciones los expertos estudiaron a bebés que vivían en un ambiente bilingüe, en catalán y castellano, y otro grupo que sólo tenía contacto con una de las dos lenguas. Durante el experimento, debían mirar un vídeo de una mujer hablando en catalán o castellano. Así, los resultados demostraron que los bebés bilingües dirigían pronto la atención a los labios y durante un tiempo mayor que los monolingües, y de esta manera los científicos concluyeron que lo realizan para poder diferenciar y establecer que hay dos lenguas a su alrededor.

 

Independientemente del idioma utilizado por la mujer del vídeo, los bebés monolingües de cuatro meses miraban más tiempo a los ojos que a la boca, mientras que los bilingües miraban a los ojos y boca el mismo tiempo. Los expertos afirman que a estas edades, los niños bilingües comienzan a utilizar esta información extra, mientras que los bebés monolingües no lo hacen porque no lo necesitan.

 

Asimismo, el experimento muestra cómo esta tendencia se mantiene en bebés de doce meses. Los monolingües miraban igual a los ojos y a la boca en respuesta a la lengua nativa, y más tiempo a la boca en respuesta al habla no nativa. Los bilingües de esta edad, en cambio, miraban más tiempo a la boca independientemente del lenguaje, y durante más tiempo. En este caso los expertos concluyen que es porque están consolidando sus dos lenguas maternas.

 

El estudio ha tenido continuidad con otra investigación que comparaba las estrategias de aprendizaje de niños bilingües que aprenden dos lenguas similares, como el catalán y el castellano, con otros niños bilingües que aprenden lenguas más diferentes, como el castellano y el inglés. Los resultados apuntan que, con bebés de doce y quince meses, es más complejo aprender lenguas similares, ya que los niños necesitan más atención a la boca en comparación con los que aprenden lenguas más distintas.

 

Esta investigación de la UB puede ser útil para el conocimiento de los diferentes factores relacionados con las dificultades para adquirir el lenguaje en etapas tempranas del desarrollo.

 

¡Sigue a aprendemas.com en Facebook, Twitter, Tuenti y LinkedIn!

 

Más información:

 

Bilingualism Modulates Infants’ Selective Attention to the Mouth of a Talking Face. Psychological Science

 

Noticias relacionadas en aprendemas.com:

 

Los bebés bilingües tienen más memoria y capacidad de aprendizaje

 

Las personas bilingües están mejor preparadas para procesar la información

 

Los bebés aprenden mientras duermen