Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

La interacción verbal entre padres e hijos favorece el desarrollo del lenguaje

Se produce una retroalimentación entre ambos que facilita este desarrollo en el niño, aunque el efecto de este bucle está condicionado al estatus socioeconómico de las familias. En las que hay un mayor nivel económico, el lenguaje se desarrolla más r

Publicado en Histórico Noticias
Foto de La interacción verbal entre padres e hijos favorece el desarrollo del lenguaje
Estudiantes-grado-INELas interacciones verbales que se producen entre padres e hijos contribuyen a generar un circuito de retroalimentación social que favorece el desarrollo del lenguaje, según una investigación realizada por la Universidad de California en Merced que ha sido recientemente publicado en la revista Psychological Science de la Assocation for Psychological Science. [Ver cursos de Psicología]

 

Un canal sobre el que los investigadores señalan que puede tener un impacto en cascada a lo largo del desarrollo de un niño y cuyo conocimiento sobre cómo funciona en el día a día contribuiría a diseñar mejores estrategias para ayudar a los padres y a otros adultos a interactuar con niños autistas de forma más eficaz. [Ver cursos de Psicología Infantil]

 

La investigación reveló que los adultos son más propensos a responder de inmediato a los niños cuando relacionan las vocalizaciones, mientras que los niños son más propensos a crear esas vocalizaciones, generándose un bucle de retroalimentación social que promueve el desarrollo del habla.

 

Sin embargo, en la investigación se evidenció que los niños autistas producen menos vocalizaciones y que las respuestas de los adultos están menos conectadas con el habla porque el ciclo de retroalimentación sucede con menos frecuencia y también disminuye su eficacia, reduciendo al mismo tiempo las posibilidades de que el niño aprenda de las interacciones sociales.

 

Los investigadores apreciaron además que el estatus socioeconómico puede influir en las interacciones que componen el circuito de retroalimentación, ya que la educación materna se asoció con una mayor tasa de vocalización infantil, así como con una mayor sensibilidad de los adultos al tipo de vocalización que el niño produce. De esta manera, el desarrollo del habla se produciría de forma más rápida en las familias que tienen un alto estatus socioeconómico.

 

Estas conclusiones fueron alcanzadas por el equipo de investigadores tras estudiar 13.836 horas de grabaciones de audio de todo el día entre cuidadores y niños de ocho meses a cuatro años de edad para comprender mejor cómo los padres responden a los sonidos de los niños.

 

En total, en el estudio participaron 106 niños con desarrollo típico y 77 autistas. Cada niño utilizó una pequeña grabadora de audio durante todo el día, cuyos sonidos registrados fueron procesados con la tecnología LENA que permite identificar quién hace el sonido y qué es el propio sonido, siendo capaz de detectar la diferencia entre el habla, el llanto o la risa.

 

Según explican los investigadores, los avances tecnológicos permiten grabar todos los sonidos que los niños hacen y escuchan durante el transcurso del día y etiquetar todos los datos con el fin de detectar los efectos que tienen momento a momento en cada niño y la retroalimentación con la persona adulta que lo está cuidando.

 

Unos efectos sobre los que el estudio señala que parecen aumentar con los millones de intercambios de experiencia de los niños durante los primeros años de vida y que puede dar lugar a diferencias importantes entre los tipos de sonido que los niños producen.

 

Además de la Universidad de California de Merced, el estudio ha contado con la participación de investigadores de la Fundación de Investigación LENA, la Universidad de Colorado, la Universidad de Memphis y la Fundación Plough, entre otras. 



¡Sigue a aprendemas.com en Facebook, Twitter, Tuenti y LinkedIn!