Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

La inteligencia emocional y su aplicación en el aprendizaje de los niños

Una investigación pone de manifiesto los beneficios de la inteligencia emocional para los niños. Reducir los problemas de atención o que no tengan conductas agresivas son algunos de ellos.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de La inteligencia emocional y su aplicación en el aprendizaje de los niños
Estudiantes-grado-INEAunque la inteligencia emocional se suele vincular con una mejora de las habilidades sociales y con el éxito profesional, lo cierto es que también presenta otra serie de ventajas para los niños. Una investigación realizada por la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) ha puesto de manifiesto que también facilita la adaptación en la infancia, además de ser de utilidad para reducir los problemas de atención de los más pequeños y mermar su conducta agresiva.

 

Ver cursos de Inteligencia Emocional

 

Estas conclusiones se recogen en la tesis doctoral de Natalia Alonso, que se ha centrado en investigar la inteligencia emocional en niños de 3 y 6 años con el fin de conocer cómo se desarrollan las habilidades sociales en la infancia y analizar su influencia en el comportamiento y ajuste psicosocial durante esta etapa de la vida.

 

Este estudio realizado refleja que los niños con mayores habilidades emocionales presentan menos problemas de atención o de retraimiento, aparte de tener una conducta menos agresiva y apreciarse que son menos propensos a tener este tipo de conductas.

 

Ver cursos de:

Atención

Dificultades de aprendizaje

Apoyo escolar

 

No obstante, la investigadora matiza que la inteligencia emocional no es ninguna panacea, a pesar de los beneficios que puede aportar, si bien reconoce que puede ayudar a la persona a tener un mayor control del comportamiento ante determinadas situaciones al gestionarse mejor las emociones.

 

Estas conclusiones de la investigación – en la que se han empleado dos herramientas de medida para evaluar la percepción, expresión y comprensión de las emociones y su regulación-, pueden ser de utilidad para promover y favorecer que los niños desarrollen habilidades que les ayude a percibir mejor sus emociones y las de los demás, entenderlas y adquirir nuevas herramientas o estrategias para regularlas.

 

Educar en emociones

 

Pero, ¿cómo se puede educar emocionalmente a los niños? Según aconseja Paola Benito, psicóloga de Oak House School, lo primero que tienen que hacer los padres es pensar cómo gestionan sus emociones, ya quelos niños aprenden imitando y las figuras paternas son la referencia. Un motivo por el que recomienda a los progenitores que analicen cómo reaccionan ellos ante, por ejemplo, una frustración, la actitud que tienen ante los problemas o cómo se comunican con los demás con el fin de que los padres den ejemplo de una buena gestión y control de las emociones.

 

Otra de las claves para educar a los niños emocionalmente es enseñarles a que reconozcan las emociones y saber nombrarlas. Una acción que puede acometerse favoreciendo la comunicación en dos vertientes: la expresión y la escucha.

 

El desarrollo de la empatía también es una buena herramienta para educar emocionalmente, según aconseja la psicológica. Un proceso que puede llevarse a cabo a través de cuentos, juegos e, incluso, de experiencias propias.

 

Entre otras recomendaciones también figura enseñarles a que sepan que hay diferentes tipos de emociones y que no existen sentimientos “buenos” o “malos”, sino que lo que realmente importa es regularlos y gestionarlos adecuadamente.

 

Finalmente, es conveniente no sobreproteger a los niños con el fin de que vayan aprendiendo a tolerar la frustración y que asuman responsabilidades y tengan cierta autonomía en la medida de sus posibilidades y de acuerdo con su edad.





 ¡Sigue a aprendemas.com en FacebookTwitterTuenti y LinkedIn!





Más información:

 

"The Adaptation and Validation of the Emotion Matching Task for Preschool Children in Spain"

 

Tesis de la UPV/EHU