Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

La inhibición de la empatía puede favorecer el acoso escolar

Hombres y mujeres no tienen los mismos niveles de empatía, sobre todo, en la impasibilidad. Un factor que al inhibirse puede desencadenar en conductas agresivas y antisociales como el acoso escolar.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de La inhibición de la empatía puede favorecer el acoso escolar
Estudiantes-grado-INELa falta de empatía puede estar relacionada con conductas agresivas y antisociales como el acoso escolar o el bullying. Así se desprende de un estudio en el que se constata que las mujeres son menos crueles que los hombres en la infancia porque ellas experimentan mayores niveles de empatía que ellos, según la investigación realizada por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), que se ha llevado a cabo entre 721 adolescentes de entre 9 y 16 años de edad de colegios públicos y privados de la Comunidad de Madrid. [Ver cursos de Psicología infantil]

 

Esta conclusión del estudio, que ha sido recientemente publicado en la revista ‘Child Psychiatry & Human Development’, contribuye a esclarecer el por qué de los casos de acoso escolar. Y es que los investigadores han apreciado que esta diferencia entre hombres y mujeres no se produce porque haya diferencias en la forma de entender la empatía, que lo hacen de manera semejante, sino que responde a que ellas son más sensibles a manifestar esta experiencia y al hecho de que presentan mayores niveles en todos los rasgos que componen la empatía, salvo en la impasibilidad.

 

Un factor este último que es el único de primer orden que permite discriminar entre hombres y mujeres y que ofrece más información sobre la persona que el resto de factores que componen la empatía como la empatía virtual, intelectual, emocional positiva y emocional desorganizada.

 

Y es que el papel de la impasibilidad puede reflejar que las diferencias de género en relación a la empatía se corresponden en mayor medida con la posibilidad de inhibir los factores que la desencadenan, haciendo que la persona sea más indiferente.

 

Una impasibilidad que puede estar relacionada con mayores niveles de conductas antisociales y agresivasque se dan en los varones y que son incompatibles con la empatía.

 

Un ejemplo de estas conductas son los casos de acoso escolar o bullying que se producen cuando no existe empatía, ya que si una persona no te importa se tiende a utilizarla en beneficio propio o para diversión.

 

La inhibición de la empatía, según el estudio, tendría su origen en el tipo de educación que reciben los niños y niñasy en las diferencias relacionadas con el funcionamiento endrocrino y neurológico entre las que se incluyen el temperamento.

 

Ante estas conclusiones, el equipo de investigadores propone que se preste especial atención a las conductas en niños que puedan alertar de niveles excesivos de impasibilidad.

 

Para la realización del estudio, el equipo de investigadores utilizó la herramienta más utilizada para medir la empatía. Es la denominada Interpersonal Reactivity Index, que permite evaluar los aspectos mentales para entender cuál es el punto de vista del otro, así como los emocionales en relación a la capacidad de sentir lo que experimenta la otra persona.

 

¡Sigue a aprendemas.com en FacebookTwitterTuenti y LinkedIn

 

Más información:

UNED

 

Noticias relacionadas en aprendemas.com:

El aprendizaje cooperativo entre alumnos disminuye el acoso en Primaria

Nueve de cada diez casos de acoso escolar no se detectan