Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

"La gente que se marcha es la más válida y los que se quedan están anestesiados"

Karina, Tamara y Lucía han coincidido en el Aula de verano 'Ortega y Gasset' de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo por tener una nota media en Bachillerato y FP que roza la excelencia. Aunque comparten el lema del que quiere puede, critican

Publicado en Histórico Noticias
Foto de "La gente que se marcha es la más válida y los que se quedan están anestesiados"
Estudiantes-grado-INE


El mismo día que se publicó el nuevo decreto de becas en el Boletín Oficial del Estado para las enseñanzas no obligatorias, comenzaba en Santander una nueva edición del Aula de verano 'Ortega y Gasset'. Del 18 de agosto hasta el viernes 22 han coincidido en este curso organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo 100 de los mejores expedientes de Bachillerato y de Formación Profesional. Aprendemas.com ha hablado con tres alumnas sobresalientes sobre el futuro que les espera y sobre los cambios que se avecinan en la Universidad española. [Ver oferta de Grados]

 

“He conocido a gente increíble, muy abierta e interesada en otros campos que no eran los suyos”, explica Karina Picó, alicantina de 17 años. Ella se enteró de la existencia de esta iniciativa a través del director de su colegio y gracias a su nota, un 9,89 de media en el Bachillerato de Humanidades, pudo vivir la experiencia antes de comenzar el Grado de Traducción e Interpretación en Lengua Francesa de la Universidad de Alicante. [Ver cursos de Traducción e Interpretación]

 

 “Me aconsejaron que me matriculara en la modalidad de inglés porque tiene más salidas, pero creo que siempre hay que elegir lo que te gusta porque luego vas a trabajar en ello”, afirma. También le habían hablado muy bien de su futura carrera en Granada, pero decidió quedarse en su ciudad. “No me hubiera importado estudiar fuera, pero me gustaba la oferta cultural y también está muy bien considerada en esta materia”.

 

Desde siempre le ha apasionado el francés y no se ha conformado sólo con cumplir con nota los contenidos exigidos en clase, sino que ha trabajado mucho por su cuenta. “El alumno ahora no va más allá de las aulas, hay que escuchar música, ver vídeos y películas, y hablar con otras personas”. Gracias a que su zona de residencia es muy turística ha podido mejorar su conversación, una práctica que intenta completar con Skype. “Me conecto para hablar con gente media hora en francés y otra media en español. Así puedo mejorar el acento y se aprenden muchas expresiones”, afirma. [Ver cursos de Francés]

 

“La subida de nota para acceder a una beca no me ha parecido excesiva, aunque todo el mundo tienen que tener derecho a estudiar. Como dijo un ponente ‘Hay que premiar a los estudiantes y no sólo a los matriculados’”, apunta para explicar la diferencia entre los que se esfuerzan y los que no. Su pasión es la traducción literaria y aunque no sabe lo que le deparará el futuro, sí quiere aprovechar su paso por la universidad al máximo. Con lo que no está de acuerdo es con la subida de tasas.

 

“Estudiar va a ser un privilegio, aquí en la Comunidad Valenciana no se nota tanto, pero las tasas en Barcelona son casi el doble”, denuncia. No cree que sean medidas momentáneas por la situación de crisis y considera que de esta manera no se puede formar a personas con espíritu crítico: “Si no se apuesta por la educación no sé por qué se va a apostar”. En su caso particular le gustaría salir fuera de España a estudiar y también a trabajar, pero cree que siempre tiene que haber una puerta abierta para volver. [Ver másteres internacionales]



"Somos el futuro de este país y no sé que va a ser de él si las cosas no mejoran"



Tamara Pinilla en cambio no puede pensar en marcharse. Tiene 26 años, trabaja desde los 17 para hacer frente a sus estudios y a su vida como persona independiente ya que ha podido emanciparse. En su caso ha compaginado sus estudios de Formación Profesional en Técnico de Laboratorio de Diagnóstico Clínico con su empleo como recepcionista en una clínica dental y aunque el esfuerzo ha sido grande, se ha visto recompensado en forma de 9,83 de nota media en su grado superior. [Ver ciclos de Formación Profesional]

 

“Se está poniendo más difícil el acceso a los estudios para la gente con menos recursos. Yo soy muy constante, pero mucha gente no puede porque tiene otras cosas que hacer u otras situaciones. Puede que ahora me pase a mí”, afirma. Ahora en septiembre va a continuar con su trabajo y con la preparación de Selectividad para presentarse en junio y poder cursar una carrera. Entre sus opciones están Enfermería, Medicina y Odontología, aunque seguramente se decida por la primera. [Ver grados en Ciencias de Salud]

 

“No puedo dejar de trabajar, así que la haré en la Universidad de Valencia”, explica desde su casa de Moncada, una localidad muy cercana a la capital del Turia. Su trabajo actual no es en aquello que ha estudiado, pero afirma que le sirve para mantenerse. Le gustaría trabajar como técnica en un laboratorio de diagnóstico clínico a la vez que cursa la carrera, pero en su propio entorno aprecia como aumentan los despidos. “Somos el futuro de este país y no sé que va a ser de él si las cosas no mejoran”.

 

"Con la subida de tasas se suprimen oportunidades"



Lucía Gómez también alterna estudios y trabajo. Esta madrileña de 18 años sacó un 9,7 de media en el Bachillerato de Humanidades a la vez que daba clases de inglés en una academia. Ahora en septiembre va a empezar el Grado de Estudios Hispánicos en la Universidad de Alcalá de Henares y aunque procede de una familia de Ciencias tiene claro que es lo que le gusta y que puede ser un campo lleno de oportunidades gracias a la expansión del español en el mundo. [Ver grados en Humanidades]

 

“Me gustaría irme de Erasmus, y también me hubiera gustado irme de Séneca pero han quitado estas becas. Me parece muy mal porque cada vez dan menos oportunidades a los que quieren estudiar”, declara. Con esta afirmación recuerda como el Ministro de Educación, José Ignacio Wert, justificó su decisión de eliminar las becas Séneca y las de Excelencia para no restar financiación a las generales. [Ver cursos de Idiomas]

 

“La Universidad española tiene cosas buenas y malas, lo que yo veo es la supresión de oportunidades con medidas como la subida de tasas. También que se apuesta sólo por las carreras prácticas que tienen más salidas y se suprimen otras que tienen menos pero están relacionadas con la cultura en general”, denuncia. A ella le gustaría ser profesora de español y cree que la clave para que la situación mejore es recuperar esa cultura del esfuerzo, pero a través de otras fórmulas.

 

Lucía al igual que sus compañeras tiene claro que aunque no hayan empezado la universidad, la salida que también espera a su generación es la de marcharse fuera y aunque a ella no le importa porque le gustaría dar clase en otro país del mundo, sí tiene miedo ante ese paso que puede ser obligado. “Quedan muchas cosas por hacer y encima los que se van es la gente más válida. Los que se quedan están anestesiados, se comportan como si las cosas no les afectasen y de esta manera los poderes se seguirán aprovechando”, concluye.

 

¡Sigue a aprendemas.com en Facebook, Twiter, Tuenti y Linkedin!

 

Más contenidos relacionados en Aprendemas.com:

 

Especial Elegir Carrera 2013-2014

 

Abierto el plazo para solicitar las becas 2013/2014 para estudios postobligatorios

 

Emanciparse antes de los 30, ¿una utopía?