Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

La formación se queda a un lado frente a un trabajo estable

Según un estudio de la Universidad Pompeu Fabra, los españoles estamos dispuestos a trabajar de cualquier cosa si a cambio tenemos un contrato indefinido.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de La formación se queda a un lado frente a un trabajo estable

Tener un trabajo estable, aunque no tenga nada que ver con lo que hemos estudiado. Esta es la filosofía que impera entre los trabajadores españoles, según una investigación de la Universidad Pompeu Fabra (UPF), tras analizar el nivel de sobreeducación en España, Italia y Francia, y su relación con el trabajo temporal.


 


Luis Ortiz, autor del trabajo e investigador de la UPF, señala que “este hecho se puede explicar por la alta inseguridad en el empleo en España, en comparación con otros países europeos. Y es que, una vez más, “Spain is different”. A diferencia de países como Italia o Francia, los españoles pueden llegar a hacer un “uso distorsionado de su educación”, señala el informe, con tal de conseguir un trabajo indefinido, aunque no se corresponda con los estudios cursados. Así, la empresa utiliza la formación del candidato como un filtro para contratar a la persona más formada para un trabajo fijo, sin tener en cuenta si reúne o no los estudios requeridos para el puesto. [Ver cursos de Entrevista de Trabajo]


 


Elegí estos tres países (Francia, Italia y España) para analizar el efecto del empleo temporal en la probabilidad de sobreeducación debido a que sus sistemas de educación son similares en términos de estandarización y estratificación, pero sus niveles de empleo temporal y de conversión de contratos temporales en indefinidos son muy diferentes”, señala Ortiz.


 


El investigador ha analizado los datos del Panel de Hogares de la Unión Europea (PHOGUE) correspondientes al período 1994–2001 de los encuestados que declararon estar trabajando. Según Ortiz, aunque la tasa de empleo temporal ha aumentado en los tres países, España sigue teniendo la mayor proporción europea de personas empleadas por cuenta ajena, con más del 30%. Tampoco son muchos los contratos temporales que se convierten en indefinidos (en 1987 era de un 18%, cayó en 1996 hasta el 5%, y en la actualidad se sitúa en el 14%).


 


El nivel desmesurado de temporalidad que tiene España –no sólo de desempleo- produce perversiones en el sistema educativo. Si no mejoras el mercado de trabajo el sistema educativo tampoco mejorará. La gente en España se plantea que cuanto más nos eduquemos mejor, pero en todo caso sería que cuanto mejor nos eduquemos y más ajustada sea esta formación a lo que nos pide el mercado laboral, mejor”, explica el autor del estudio.


 


En Italia y Francia, un trabajo temporal aumenta la probabilidad de que un empleado esté sobreeducado pero en nuestro país ocurre justamente lo contrario: “En España tener un trabajo temporal no te garantiza un fácil acceso a la estabilidad en el empleo, como en otros países. La gente no ve raro evitar los trabajos temporales haciendo oposiciones o escogiendo trabajos estables para los que, sin embargo, está sobreeducada”, concluye el investigador.


 


 


*  *  *  *


 


 


Más información:


 


Universidad Pompeu Fabra


 


Contenidos relacionados en aprendemas.com:


 


La sobrecualificación en puestos de trabajo lastra la productividad, según Afi-AGETT


 


El perfil del nuevo demandante de empleo: mayor de 30 años y cualificado


 


Las claves para afrontar el desempleo juvenil, según la OIT


 


La falta de profesionales cualificados puede poner en riesgo el crecimiento económico


 


Más noticias de Educación, Formación y Empleo publicadas en a+