Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

La Formación Profesional podría relanzar el mercado laboral, según un estudio

El sistema de formación profesional, con sus características positivas y sus debilidades, objeto de estudio en el informe "La formación profesional en España. Hacia la sociedad del conocimiento", perteneciente a la Colección de Estudios Sociales de l

Publicado en Histórico Noticias
Foto de La Formación Profesional podría relanzar el mercado laboral, según un estudio

El estudio de la Fundación la Caixa analiza las circunstancias que hacen posible un sistema de formación profesional moderno y útil, tanto para los jóvenes que pronto se van a incorporar al mercado laboral (formación profesional inicial), como para los trabajadores activos o desempleados que necesitan actualizar sus conocimientos y habilidades (formación profesional para el empleo).


 


En el informe se analiza el desarrollo histórico de la formación profesional española en comparación con otros países de Europa y constata el avance que se ha hecho al respecto en los últimos años en nuestro país. También identifica los retos que tendrá que afrontar este sistema en la denominada "sociedad del conocimiento", como la integración en mercados globales y la transformación de los modelos productivos.


 


Entre los aspectos más positivos del sistema, el estudio destaca que el acceso a la formación profesional inicial requiere la obtención previa del Graduado en ESO, lo que supone un mínimo nivel de entrada. También se destacan las prácticas obligatorias en empresas, lo que mejora la relación entre las compañías y los centros de formación, al tiempo que facilita la incorporación laboral de los titulados. Por otro lado, un elevado número de jóvenes accede a los ciclos superiores de formación profesional, y de ellos una gran parte continúan sus estudios hasta la universidad (el 8,3% de los matriculados en centros universitarios procedía de estos ciclos superiores en el curso 2004-2005).


 


El estudio también señala la progresiva incorporación de la mujer a la formación profesional inicial (un 46% de los estudiantes eran mujeres en el curso 2000-2001, un 49% en 2006-2007 y un 51% en 2007-2008). Por último, se indica que la formación profesional para el empleo ha evolucionado de manera muy rápida, valorándose positivamente tanto por empresas como por trabajadores y desempleados.


 


Puntos débiles


 


En cuanto a los puntos débiles señalados, se afirma que España tiene uno de los peores indicadores de abandono del sistema educativo (en 2007 un 31% de los jóvenes de entre 18 y 24 años no había logrado obtener el Graduado de la Eso, frente al 14,8% de Europa). Además, el mercado de trabajo español se caracteriza por unas altas tasas de desempleo, mientras que los trabajadores sufren de carencias formativas (el 23,1% de los empleados españoles tienen una cualificación profesional intermedia, frente al 42,2% de los europeos). Por último, muchos trabajadores altamente cualificados tienen un puesto por debajo de su cualificación o están inactivos o desempleados. Las empresas, por su parte, tampoco demandan personal cualificado y ofrecen una formación demasiado específica, lo que perjudica la movilidad del trabajador.


 


La integración entre el subsistema de formación inicial y el de formación para la ocupación es complicada debido, entre otros factores, a la dicotomía entre ministerios y en las comunidades autónomas. La falta de consenso entre los terrenos administrativos central y autonómico supone una dificultad añadida según el informe, que señala que la descentralización tiene implicaciones muy positivas, como la mayor adaptabilidad a mercados de trabajo y circunstancias locales.


 


También se critica cierta tendencia a la formación de manera teórica, sin tener en cuenta el entrenamiento de destrezas y habilidades profesionales, lo que dificulta la implantación de una formación basada en competencias. Además, las mujeres se centran en familias profesionales concretas, como la sanidad, la administración y la imagen (que agrupan el 74% de las alumnas de ciclos formativos de grado medio). Por último, los programas formativos llegan a las empresas en función de su tamaño (en las compañías de menos de 10 trabajadores las tasas de acceso a estos programas no llegan ni al 8%, mientras que la tasa supera el 75% entre las de más de 500 trabajadores).


 


Entre los desafíos del sistema de formación profesional para los próximos años destaca la necesidad de acreditar las competencias de los trabajadores que no tienen titulación, pero sí una amplia experiencia profesional. Además, el informe propone distintas iniciativas, divididas en cuatro bloques: las dirigidas a mejorar el nivel de cualificación, las que tienden a potenciar la formación en la sociedad del conocimiento, las que pretenden la mejora de la gobernanza del sistema y las que derivan de un acuerdo global para la formación y la cualificación.


 


 


*  *  *  *


 


 


 


Más información:


 


Volumen 25 de la Colección de Estudios Sociales de la Fundación la Caixa


 


Fundación la Caixa


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


 


Las amas de casa podrán convalidar su experiencia para obtener un título de FP


 


Acreditar la experiencia laboral, primer paso para impulsar la FP


 


La nueva Formación Profesional cuenta ya con su propia “hoja de ruta”


 


Andalucía reconoce las competencias de los trabajadores sin título de FP


 


Aumenta un 5% la oferta de empleo para titulados en FP, según un estudio


 


El sistema educativo español flaquea en la FP de Grado Medio, según la OCDE


 


La Formación Profesional, una gran olvidada a pesar de sus exitosas salidas laborales


 


La nueva ordenación de FP da nacimiento a los certificados de profesionalidad y los programas a distancia


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+