Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

La diferencia salarial entre los hombres y mujeres en Andalucía supera el 18%

Los estudiantes universitarios andaluces son en su mayoría mujeres, una realidad que el mercado de trabajo aún no ha sabido asumir. Apenas la mitad de las mujeres cuenta con un contrato indefinido y la tasa de contratadas a tiempo parcial es cinco ve

Publicado en Histórico Noticias
Foto de La diferencia salarial entre los hombres y mujeres en Andalucía supera el 18%

‘Balance de la desigualdad de género en España’ es la frase con la que el Centro de Estudios Andaluces titula el nuevo número de Revista Actual. El estudio, llevado a cabo  por  los investigadores Eva Sánchez Bermejo y Eduardo Bericat Alastuey,  partió de un Indicador de Desigualdad de Género (IDG) basado en los parámetros de educación, trabajo y poder.


 


El 17,13% de las andaluzas eligen cursar estudios universitarios, una opción por la que tan sólo el 12,04% de ellos opta. Sin embargo, la tasa de empleo de ellas se sitúa en  el 49,22% frente al 74% de ellos. Las desigualdades siguen patentes a la hora de obtener un contrato de trabajo indefinido, un logro para apenas el 50% de las mujeres, 6 puntos  por debajo de sus compañeros. Es más, mientras que el 94,79% de los hombres están ocupados a tiempo completo, la misma jornada laboral la disfruta tan sólo el 74,49% de ellas. De ahí que la mujer andaluza quintuplique la tasa masculina en cuanto a trabajo a tiempo parcial.


 


A su favor, Andalucía es una de las comunidades autónomas en la que más se iguala la presencia de mujeres y varones en alcaldías y concejalías, un 1,2% y 2,8%, respectivamente. En cuanto a puestos directivos en empresas, ellas apenas representan el 0,30% frente al 1,30% de ellos. Aún así, la diferencia salarial sigue siendo una realidad. A pesar de desempeñar el mismo trabajo y las mismas horas, ellos cobran un 18,8% más.


 


 


Futuro optimista


 


A pesar de los datos, las previsiones son alentadoras. “Andalucía muestra una posición muy saludable en educación, especialmente universitaria, pero que hay que realizar un importante esfuerzo en el mercado de trabajo para igualar aspectos básicos como la tasa de empleo o el salario”, señaló Alfonso Yerga, director del Centro. Por su parte, Eduardo Bericat apuntó que “esta realidad social es un proceso que hay que entender dinámicamente”, ya que el papel de la mujer en la sociedad se transforma diariamente y sus efectos serán notables en una década.  Así, se conseguirá, de manera natural, que de la misma manera en que la mujer disfruta de un papel de igualdad en la educación, lo logre también en el plano laboral, primero, y en los puestos de poder, después.


 


 


Más información:


 


Centro de Estudios Andaluces


 


 


Contenidos relacionados en a+:


 


El nivel de educación de los inmigrantes en Andalucía supera al de la población autóctona


 


Andalucía fomenta la participación de profesoras en puestos de responsabilidad


 


El sueldo medio de los españoles sube hasta los 1.686 euros al mes