Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

La crisis reduce en un 90% el absentismo laboral, según un estudio

El trabajo no sobra y de ello son muy conscientes los españoles. Por ello, la mayoría ha optado por no faltar al trabajo, siempre y cuando no sea estrictamente necesario. Esta es la nueva política que ahora sigue el joven menor de 30 años y de baja c

Publicado en Histórico Noticias
Foto de La crisis reduce en un 90% el absentismo laboral, según un estudio

La crisis se nota y, ante ella, los trabajadores no están dispuestos a jugársela. Así lo asegura el último estudio de Randstad que ha demostrado cómo el absentismo laboral justificado se ha reducido en 2009 en un 90%.


 


Hasta hace muy poco, a los españoles no nos importaba mucho ponernos malos y faltar al trabajo o cogernos esos días de asuntos propios que nos pertenecen. La filosofía ha cambiado y cuanto menos faltemos a la empresa, mejor. Tal y como asegura Randstad “los casos de incapacidad temporal fueron ascendiendo en los últimos años, tal y como suele ser habitual en momentos de bonanza económica, pero desde el comienzo de la crisis han empezado a reducirse”. Muestra de ello es que en 2007 existían 32,14 casos por cada 1.000 habitantes, en 2008 esa cifra se redujo hasta 29,52 y en 2009 continúa esta tendencia decreciente hasta 26,96.


 


Una buena noticia si tenemos en cuenta que en España “se pierden anualmente más de 60 horas laborales por trabajador”, un gasto al que se ven obligados a hacer frente las empresas, así como la Seguridad Social y las mutuas. A ello se suma un descenso en la productividad y el resultado no es otro que un coste de 2.000 millones de euros.


 


Sin duda, este gasto descenderá en 2009. El primer responsable de ello, sin contar las horas no trabajadas por vacaciones y festivos que se mantienen en valores similares en la última década, han sido los expedientes de regulación de empleo (ERE). En 2008, el número de horas no trabajadas por ERE se duplicó respecto a 2007. Y en la misma curva ascendente ha continuado la tendencia durante 2009: en los nueve primeros meses del año se ha multiplicado por cuatro las horas perdidas por ERE respecto al total de 2008.


 


El estudio también ha comprobado cómo los permisos remunerados (nacimientos, matrimonios, mudanzas, etc.) han aumentado ligeramente mientras que el absentismo por incapacidad temporal y maternidad, se han visto reducidos.


 


Miedo a faltar


 


Lo que más llama la atención del informe ha sido el absentismo no justificado. “Los aspectos motivacionales han reducido drásticamente el absentismo en los últimos meses. Los empleados, ante el temor de perder su puesto de trabajo, han disminuido al mínimo sus ausencias en el trabajo, lo que ha repercutido en que el absentismo se haya mitigado a la mínima expresión, sólo motivado por incapacidad temporal o accidentes de trabajo”, explica Óscar Gutiérrez, director de Randstad Inhouse Services.


 


Normalmente, es la mujer la que más suele faltar a su trabajo pero, Randstad puntualiza que esto “no deja de ser un tópico. De hecho, las mujeres presentan un nivel de absentismo inferior que los varones y sólo superior a estos cuando se asocia su etapa profesional con el periodo de la maternidad, es decir, entre los 25 y 35 años, momento en que es principalmente la mujer la que asume las cargas familiares y la que debe compatibilizar en mayor medida su vida familiar y laboral”.


 


Por ello, Óscar Gutiérrez comenta que “en general, el perfil mayoritario del absentista es el de un varón joven, menor de 30 años y con un perfil de baja cualificación”. Sin embargo, la actual coyuntura económica ha cambiado su comportamiento. La clave de ello reside en que es principalmente este colectivo “el que más está sufriendo los azotes del desempleo: la tasa de paro juvenil dobla la tasa media de desempleo y son los perfiles poco cualificados los que encuentran más dificultades para incorporarse al mercado laboral, de ahí que hayan reducido drásticamente su absentismo”, refleja el estudio. Igualmente, el absentismo se da más en la industria así como en las grandes empresas.


 


La claves


 


Para luchar contra él, Randstad asegura que es necesario conocer qué causas lo provocan y cuál es el perfil mayoritario del absentista ya que de ahí se derivan problemas organizativos que, al final, inciden en la productividad.


  


La primera forma de reducir el absentismo es con un estricto control de las ausencias, aconseja la compañía. De ahí la necesidad de hacer un seguimiento de los partes médicos. “Además, las empresas deben identificar los factores de riesgo para, según el caso, aplicar una adecuada política de prevención de riesgos laborales”, constatan.


 


Más difícil será luchar contra las causas absentistas provocadas por una falta de conciliación familiar y laboral pues en España “aún es necesario el desarrollo de medidas” en este ámbito. Randstad aconseja a las entidades “implantar acciones dentro de su política de recursos humanos que permitan una mayor flexibilidad al trabajador, de esta manera conseguirá un mayor compromiso y productividad del empleado”.


 


Por último, la compañía aconseja que para hacer frente al absentismo a causa de la desmotivación, es necesario llevar a cabo una “adecuada política de recursos humanos”. Es deber de la empresa “conocer qué causas provocan la desmotivación del trabajador, qué condiciones lo promueven e intentar actuar en consecuencia con medidas concretas”.


 


Todas estas políticas han de tomarse en serio pues, tal y como señala Randstad, los resultados de este estudio están motivados por la crisis y, una vez que esta se supere, las cifras pueden volver a dispararse.


 


 


*  *  *  *


 


 


 


Más información:


 


Randstad


 


Contenidos relacionados en aprendemas.com:


 


Las empresas deben prepararse ante el absentismo que puede provocar la Gripe A


 


La tasa de paro superará con creces el 20% en 2010, según CEOE


 


La Cámara de Madrid ayuda a las empresas a luchar contra el absentismo laboral


 


Las mujeres con cargas familiares son quienes más se ausentan del trabajo


 


Cada vez faltamos más al trabajo


 


El absentismo laboral en el sector comercial se ha quintuplicado en los últimos seis años


 


Más noticias de Educación, Formación y Empleo publicadas en a+