Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

La crisis de los idiomas pasa factura a Sylvan

El Grupo Sylvan es una de las victimas que más se han visto afectadas por la profunda crisis de las enseñanzas no regladas. Ya lo hizo con sus centros de idiomas Wall Street y ahora está a punto de desprenderse totalmente de su cadena de academias de

Publicado en Histórico Noticias
Foto de La crisis de los idiomas pasa factura a Sylvan

Desde luego, no es una sorpresa que este gigante americano de la enseñanza haya decidido acabar en nuestro país con varios de sus negocios. No olvidemos que Sylvan fue la que estableció la cadena de centros de idiomas Wall Street y que no ha salido indemne de la profunda crisis por la que ha atravesado el sector. De hecho, mantener a flote la cadena de centros líder en España supuso a la matriz la inyección de muchos millones de euros, para posteriormente venderla a uno de sus directivos.


El caso es que ahora ha decidido desprenderse de otro quebradero de cabeza como ha sido también en los últimos años su cadena de 111 academias de refuerzo escolar para niños Sylvan. No en vano, la matriz americana ha anotado unas pérdidas de 10,2 millones de euros por sus inversiones en esta filial. Y el comprador lo ha encontrado en la compañía holandesa de capital riesgo Ravallo que se ha hecho con el 51 por ciento del capital. Así pues, el grupo estadounidense sólo mantiene una participación minoritaria para la que, asimismo, está buscando comprador.


La primera consecuencia de este cambio de dueño será la salida de Fernando González de la dirección de Sylvan Learning Center, y la entrada de Josep Azemar como nuevo consejero delegado del grupo. A Azemar, de hecho, se le considera un directivo experto en quiebras y suspensión de pagos. Asimismo, lo más probable es que se dé fin a la política de gestión del anterior director general, el cual, había iniciado en los últimos meses una campaña de apoyo a su red de franquicias, rebajando el coste de su canon y llevando a cabo, de forma conjunta, programas de márketing directo y de relaciones públicas con el objetivo de impulsar su imagen de marca, muy dañada tras los casos de quiebras de varios importantes centros, y especialmente de OPENING.


Aparte de esta venta, lo que, en definitiva, está haciendo Grupo Sylvan, tanto en España como fuera, es un profundo cambio de estrategia en sus inversiones, ya anunciada desde marzo. Ha decidido ahora centrar sus inversiones en la enseñanza superior. Aquí cuenta con dos importantes centros, la Universidad Europea de Madrid y la Escuela de Administración Hotelera de Les Roches, esta última con una sede en Marbella. Asimismo, fuera de nuestro país posee otros siete centros universitarios: Walden University (Estados Unidos), Universidad del Valle de México (México), Universidad de las Américas (Chile), la Escuela de Administración Hotelera de Les Roches (Suiza), Escuela Superior de Comercio Exterior Esce (Francia), Glion Hotel Management School (Suiza) y la Universidad Nacional Andrés Bello (Suiza).


La marcha de Sylvan supone, por un lado, la confirmación del fracaso en el modelo de financiación de la enseñanza basado en cobrar por adelantado a los alumnos. La cruda realidad ha demostrado que este sistema no era el idóneo. Por otra parte, también ha supuesto el fracaso de una novedosa metodología de aprendizaje que tenía como herramienta fundamental el ordenador. En concreto, el alumno estudiaban el idioma o cualquier otra materia a través de un ordenador con programas de aprendizaje multimedia y era asistido por un profesor.


Lo que ha demostrado esta crisis es que el modelo tradicional de enseñanza de idiomas, en donde el profesor es el protagonista, goza de mucha mayor aceptación. Son todas estas academias de toda la vida las que menos han visto descender su número de alumnos.



Enlaces de interés:


Web Corporativa de Sylvan Learning Center



Noticias y reportajes en Aprendemas.com relacionados:


Un juzgado de Andalucía da la razón a los afectados de Opening


Las enseñanzas no regladas ya tienen sus reglas


“Efecto OPENING” o la crisis de las enseñanzas no regladas


Enseñanza de idiomas: una crisis por contagio


Estudiante: ¡Cuidado con los préstamos!