Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

La crisis acentúa las diferencias de empleo en las regiones españolas

Las diferencias entre el campo y la ciudad y el norte y el sur de España están creciendo con la crisis en aspectos como el empleo. Frente a niveles menos elevados de paro en ciudades como Madrid o Barcelona y autonomías como el País Vasco se contrapo

Publicado en Histórico Noticias
Foto de La crisis acentúa las diferencias de empleo en las regiones españolas
Estudiantes-grado-INELa crisis está afectando a toda la sociedad española, pero en términos de empleo la afección no es similar. De hecho, esta coyuntura está poniendo de manifiesto una creciente desigualdad en materia de empleo entre el norte y el sur de España, así como entre la ciudad y el campo, según se desprende de las estadísticas más recientes del Instituto Internacional de Estudios Laborales de la OIT. [Ver cursos de Búsqueda de empleo]

 

De acuerdo con estos datos, en las zonas rurales el desempleo ha crecido notablemente, ya que ha pasado del 8,3% en el año 2007 al 26% en 2012, mientras que en las zonas urbanas este aumento ha sido algo inferior, ascendiendo desde el 7,8% al 24% en ese período en el que el promedio nacional se sitúa apenas por debajo del 25%.

 

La situación no es igual en todas las zonas rurales de España, acentuándose las diferencias entre el norte y el sur. De esta manera, los datos reflejan que regiones como Navarra y Cantabria tienen un nivel de desempleo inferior al promedio nacional. Por su parte, la situación en el sur de España es bien diferente, ya que la tasa de desempleo alcanza el 32,8%, situándose ocho puntos por encima de la media del promedio nacional.

 

Además, es significativo también que las regiones septentrionales tengan una tasa de desempleo del 15,4% y que en comunidades autónomas como el País Vasco el nivel de paro sea un 40% inferior al promedio nacional.

 

Situación preocupante se detecta, sin embargo, en Andalucía, ya que se da el caso de que su tasa de paro era más elevada con anterioridad a la crisis. Dentro de esta autonomía, las provincias de Almería, Jaén y Granada cuentan con más de la tercera parte de los trabajadores en desempleo. Una situación que contrasta con las tasas de paro en Madrid y en Barcelona que registran menos del 22% de parados.

 

Estas diferencias responden al modelo de producción, ya que según explica Joaquín Nieto, director de la Oficina de la OIT en Madrid, las regiones rurales más afectadas son aquellas en las que se produjo un mayor auge del sector inmobiliario y la burbuja especulativa fue más grande.

 

Además, también hay otros factores que explican esta situación que se ha detectado en España puesto que, antes de la crisis, muchos trabajadores estacionales solían trabajar en los campos en el verano y en el sector de la construcción durante el resto del año, lo que ha favorecido que este colectivo sea uno de los más afectados por el desempleo, estando en situación de paro gran parte del año, como consecuencia del colapso de la construcción.

 

Estas diferencias entre norte y sur y entre el campo y la ciudad también están generando a su vez que se produzca descontento social en las zonas rurales y que aumente la tensión social, sobre todo, en Andalucía, dejando de ser exclusivas las movilizaciones y movimientos, como el de los indignados, de las ciudades españolas.

 

Sin embargo, las protestas son diferentes, ya que en el caso del medio rural se están manifestando a través de diferentes acciones como la ocupación simbólica de tierras y los saqueos a los supermercados para conseguir alimentos. Acciones que sus organizadores consideran que son simbólicas.

 

Ante esta situación, desde el Instituto Internacional de Estudios Laborales de la OIT se aboga por que se introduzca una estrategia necesaria de crecimiento y de empleoya que, de acuerdo con el informe sobre la crisis del empleo en la eurozona, se ha constatado que las medidas de austeridad no han conseguido ni estimular la economía ni crear empleo, aparte de hacer poco por mejorar las finanzas públicas.

 

Esta situación es extrapolable a España, país que según la OIT precisa un cambio hacia un modelo de crecimiento económico que sea más equilibrado y que penda más del crecimiento de las exportaciones y de los empleos de calidad. Un cambio que apuntan que no es fácil y que lleva su tiempo, pero que puede realizarse con determinación política y la participación de los interlocutores sociales.

 

 


¡Sigue a aprendemas.com en Facebook, Twitter, Tuenti y LinkedIn!

 

 

 



Más información:

 

OIT

 

Noticias relacionadas en aprendemas.com:

 

Empleos verdes, pieza clave para España

 

El desempleo en la zona Euro continúa en máximos históricos, con España a la cabeza

 

A Europa en busca de empleo

 

Trabajar en Alemania: La tentación hecha oferta