Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Jóvenes cualificados pero sin competencias laborales

Los empresarios alegan que tienen falta de experiencia y que carecen de habilidades genéricas que se adquieren en el lugar de trabajo. Dos barreras que pueden suplirse con la formación de aprendices, según un informe de Cedefop.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Jóvenes cualificados pero sin competencias laborales
Estudiantes-grado-INELa cualificación de los jóvenes es más elevada que en otras décadas. De hecho, se prevé que en 2025 sólo el 14% de la población activa europea tendrá un nivel de cualificación bajo o nulo. Sin embargo, pese a esos datos, los empresarios apuntan a que es habitual que los titulados de Educación Secundaria que acceden al mercado de trabajo no están preparados para el trabajo que tienen que realizar. [Ver cursos de Formación Profesional]

 

Una realidad que se pone de manifiesto en el informe del Cedefop (Centro Europeo para el Desarollo de la Formación Profesional) sobre política de formación profesional en el que se refleja que las empresas buscan una combinación de capacidades técnicas y capacidades genéricas o aptitudes transversales como la comunicación con los clientes, el trabajo en equipo con compañeros que tengan distinta edad y antecedentes. Una preparación que, según indican, el lugar de trabajo es el mejor sitio para adquirirla.

 

De hecho, el informe refleja que, en un nivel medio de cualificaciones, los titulados en educación y formación profesional (EFP) en general y los que completan un programa de aprendizaje profesional tienden a realizar una transición más suave al mundo laboral que aquellos titulados de la enseñanza general.

 

De acuerdo con los datos recogidos en el estudio, que datan del año 2009, la tasa de empleo media de los titulados en EFP de entre 20 y 24 años de edad en la Unión Europa –salvo en Croacia- fue del 79,1%, lo que supone un 5,6% más que la tasa de empleo de los titulados de la enseñanza general de la misma edad.



El estudio igualmente refleja que la formación de los aprendices no es una panacea frente al desempleo juvenil, si bien reconoce que en los lugares en los que la formación de los empleados se considera una prioridad empresarial y en aquellos en los que los empresarios piensan que la educación y la formación satisfacen las necesidades económicas, se facilita la transición de los jóvenes al mercado laboral con la formación de aprendices de alta calidad.

 

Además, se observa que también disminuyen la inadecuación y las carencias de capacidades mediante el ajuste de las capacidades y cualificaciones a las necesidades del mercado de trabajo.

 

Y es que con la formación de aprendices se puede romper el círculo vicioso formado por la falta de experiencia laboral y de preparación para el trabajo y la incapacidad de adquirir experiencia laboral sin un trabajo, que supone un importante obstáculo para que los jóvenes puedan acceder a un empleo.

 

De hecho, según explican en el informe, la formación de aprendices puede ayudar a superar este problema al combinar el aprendizaje en el centro de enseñanza con el aprendizaje en una empresa. De este modo, se adquiere experiencia profesional y se mejoran las perspectivas de trabajo de los jóvenes, quienes reciben un salario mientras dura su formación.

 

 

¡Sigue a aprendemas.com en FacebookTwitterTuenti y LinkedIn!



Más información:

 

Nota informativa sobre política de formación profesional. Cedefop

 

Noticias relacionadas en aprendemas.com:

 

¿Cómo ven los jóvenes su futuro?

 

Casi el 80% de los jóvenes españoles sigue sin poder emanciparse



El paro afecta a 881.400 jóvenes en España