Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Jaume Sarramona insta a la Escuela a que forme personas competentes

El prestigioso doctor en Pedagogía ha expuesto en el Palacio Miramar de San Sebastián la estrecha relación existente entre la realidad social y el ámbito educativo; esta es la razón por la que vincula la competitividad que existe en el sistema social

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Jaume Sarramona insta a la Escuela a que forme personas competentes

Estamos condenados a aprender de por vida”. Así lo ha afirmado el doctor en Pedagogía de la Universidad de Barcelona, Jaume Sarramona i López durante el curso “Del aprendizaje de contenidos a la adquisición de competencias” organizado por la Universidad del País Vasco (UPV-EHU) que dio comienzo ayer en el Palacio Miramar de San Sebastián.


 


Durante su ponencia ‘Las competencias como alternativa a los aprendizajes de simples contenidos’, Sarramona ha explicado que la generalización del concepto de competencia a todos los niveles del sistema educativo “es un fenómeno relativamente reciente” pero que, sin embargo, “ha penetrado con fuerza” y actualmente se puede afirmar que “estamos delante de una corriente educativa que se abre con fuerza en el ámbito internacional”.


 


Acerca de los cambios en la sociedad, ha precisado que “el sistema educativo está vinculado con la realidad social” y que “los cambios en todas la áreas –científicos, políticos e ideológicos y culturales- afectan también al sistema educativo. Si la sociedad cambia, el sistema educativo también”. Para Sarramona “el sistema social es competitivo, y debe serlo si quiere sobrevivir. Individualmente, la competitividad con uno mismo es positiva, ya que ayuda a mejorar. La escuela debe preparar para la colaboración y para la superación personal, es el único ámbito en el que se prepara para convivir con iguales”.


 


Es por ello que la escuela debe formar personas competentes que sepan “resolver los problemas de su ámbito profesional” y que desarrollen actividades competentes que impliquen “el saber y saber hacer sumado a movilizar los conocimientos y las habilidades en una situación dada, pues el saber se puede transmitir en la medida que se puede justificar”.


 


Por tanto, y según Sarramona, se entiende por competencia aquello que “precisa un saber hacer, incluye criterios de eficacia y resuelve problemas complejos que tienen carácter indisciplinar”. En su opinión, las competencias básicas se aplican a “la resolución de problemas cotidianos, el dominio en ámbitos fundamentales –necesario para seguir aprendiendo-, asequible a todos los sujetos de escolaridad obligatoria y como soporte de continuidad”.


 


Con respecto a las expectativas, Sarramona ha asegurado que “la escuela necesita trabajar en base a competencias porque los conocimientos crecen a un ritmo que hace imposible contemplar todos los saberes en la educación escolar, en cualquiera de sus niveles y menos en el básico u obligatorio”.


 


Asimismo, ha afirmado que “el sujeto precisa seguir aprendiendo de por vida” y que, a pesar de que actualmente existen numerosas fuentes informativas de fácil acceso, “la escuela sigue siendo la única fuente que selecciona de manera organizada las informaciones, que asume criterios de valor y de fundamentalidad, que estructura y sistematiza”. Y añadió que “es meta para todos prepararse para la vida cotidiana y ser educado para convertirse en ciudadano y para la inserción en el mundo laboral”.


 


Peligros


 


Sarramona continuó su exposición afirmando que la propuesta de las competencias no está exenta de peligros al ser una propuesta pedagógica de dimensiones complejas”. Los peligros son “la propuesta de competencias en los diversos niveles de la enseñanza vista como un añadido a los currículums ya vigentes, es preciso que se adecuen a ellos para no desorientar a centros y profesores”.


 


Otro peligro es “que se acabe imponiendo una aplicación de las competencias en los ámbitos más fácilmente evaluables. En el caso de la enseñanza obligatoria se puede llegar a consolidar la idea de que las competencias básicas constituyen los únicos niveles óptimos para todos los alumnos. El peligro ideológico reside en que, dada la fuerza semántica del término y su origen profesional, se advierte que puede suponer un alejamiento del sistema educativo de las tareas que tradicionalmente ha hecho y que es necesario que siga haciendo: la culturización en el sentido más amplio del término”.


 


Mañana, Jaume Sarramona volverá a participar en la última jornada del curso centrándose esta vez en las competencias a desarrollar en el ámbito de las TIC. Compartirá programa, además, con Carmen Amorós Basté, del Consejo Superior de Evaluación de la Generalitat de Cataluña que intervendrá en la ponencia sobre “Experiencias próximas en la evaluación de competencias. El caso de Cataluña”. Cerrará el curso José Luis García Garrido para pronunciar la conferencia “Evaluación de las competencias en el ámbito internacional”.


 


 


*  *  *  *


 


 


Más información:


 


Universidad del País Vasco


 


Contenidos de interés en Cursos-de-Verano.com:


 


San Sebastián concluye hoy con éxito la primera etapa de sus cursos estivales


 


Tres días dieron luz sobre la mejora de la docencia universitaria


 


Guy Haug desgrana en San Sebastián la situación de Europa en materia de educación


 


Debate de máximo rigor en San Sebastián sobre Europa y los cambios


 


Ibarretxe y otros ilustres, hacen el apetitoso cartel estival de la Universidad del País Vasco


 


Presentados los Cursos de Verano de la Universidad del País Vasco


 


Las ESCUELAS de VERANO preparadas para el pistoletazo de salida


 


Créditos y otros alicientes para apuntarse a un curso de verano


 


Especial CURSOS de VERANO 2005: saber y cultura a pleno sol


 


“No tenemos que enseñar conocimientos sino enseñar a adquirir esos conocimientos” (Conferencia CV de la UPV)


 


Ángeles Iztueta reivindica voz propia para el País Vasco en el nuevo espacio europeo universitario


 


Más Noticias de Cursos-de-Verano.com