Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Invertir en los jóvenes de países emergentes para acabar con la pobreza

El informe del Fondo de Población de Naciones Unidas señala que los países en desarrollo podrían impulsar sus economías si invirtiesen en la educación, salud sexual y reproductiva del grueso de su población que tiene entre 10 y 24 años.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Invertir en los jóvenes de países emergentes para acabar con la pobreza
Estudiantes-grado-INEEn la actualidad, alrededor de 1.800 millones de adolescentes y jóvenes habitan el planeta. Una cifra sin precedentes para Naciones Unidas, que también calcula que nueve de cada diez de esas personas con edades entre 10 y 24 años viven en países en desarrollo, por lo que no reciben la atención necesaria y la inversión que requieren para dar salida a su potencial.

 

Por ello, el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA) que ha elaborado el informe “El estado de la población mundial 2014” pide a estas economías en desarrollo que aprovechen esta situación demográfica única, que está teniendo lugar en alrededor de 60 países, en la que la población en edad de trabajar es superior a la población mediana y de tercera edad, lo que llevaría a un potencial crecimiento económico.

 

Ver cursos sobre Jóvenes

 

En su Informe Estado de la Población Mundial 2014, la UNFPA defiende que se podría acabar con la pobreza mundial si los países emergentes invirtiesen en estos jóvenes, en concreto, en su educación, proteger sus derechos –también los reproductivos- y mejorar su salud –incluida la sexual y la reproductiva-, lo que, en este último caso, podría acelerar el declive de la tasa de natalidad. Si esto sucediera, estos 1.800 millones de jóvenes y adolescentes tienen el potencial de sacar de la pobreza a cientos de millones de personas y de impulsar las economías de sus países.

 

Según el director ejecutivo de UNFPA, Babtunde Osotimehim, estos jóvenes “constituyen una oportunidad enorme para transformar el futuro. Los jóvenes son los innovadores, creadores, constructores y líderes del futuro. Pero sólo pueden transformar el futuro si cuentan con las aptitudes, la salud, la capacidad para tomar decisiones y verdaderas opciones en la vida”.

 

Para llevar a cabo este cometido, es importante que los países emergentes adopten políticas adecuadas e inviertan en capital humano con el fin de que los jóvenes lleguen a dirigir el desarrollo socioeconómico y a incrementar la renta per cápita. Además, por su parte, la población joven debe estar preparada para saber aprovechar las oportunidades de empleo y de obtener ingresos que se le planteen.

 

La propuesta de UNFPA está en sintonía con las grandes inversiones que ya realizaron varias economías de Asia Oriental en las décadas 1950 y 1960, con las que lograron facilitar a los jóvenes el acceso a la planificación familiar. De esta forma, se les formó respecto a este tema, lo que influyó en que se empezaran a formar familias a una edad más avanzada y se tuvieran menos hijos. Esto conllevó a un gran crecimiento económico, que se puede ver en el caso de Corea del Sur, que gracias a invertir en sus jóvenes consiguió que su PIB creciera alrededor del 2.200% entre 1950 y 2008.Teniendo en cuenta estos antecedentes, este informe considera que si el África Subsahariana decidiera invertir en sus jóvenes, la región obtendría 500 billones de dólares al año durante 30 años. 

 

Situación de las adolescentes

 

En los países emergentes, cerca de 27 niñas se casan sin su consentimiento cada minuto. Según este informe, antes de 2020, alrededor de 142 millones de niñas se convertirán en esposas sin dar su consentimiento. A esto se suma la problemática de que en estos países suelen existir leyes que prohíben el acceso a los anticonceptivos o que lo restringen a menores de 18 años.

 

Según este informe, estos matrimonios forzosos tienen dos tipos de consecuencias. Por un lado, los embarazos a edad temprana, antes de la edad  sanitaria adecuada, pueden ocasionar problemas de salud e incluso el 24% de las mujeres que dan a luz siendo menores de 15 años mueren en el parto. Por otro lado, estas niñas no terminarán sus estudios, lo que supone una pérdida del potencial para impulsar la economía de los países emergentes.

 

¡Sigue a aprendemas.com en FacebookTwitterTuenti y LinkedIn!

 

 

Más información:

 

Informe completo Estado de la Población Mundial 2014. El poder de 1.800 millones. Los adolescentes, los jóvenes y la transformación del futuro

 

Noticias relacionadas en aprendemas.com:

 

Ocho de cada diez jóvenes creen que no ejercerán la profesión que estudian



Jóvenes optimistas que apuestan por la tecnología: así es la Generación del Milenio