Internet es necesario para el desarrollo en la adolescencia, según un estudio

Habitualmente, los padres se quejan de que sus hijos adolescentes pasan demasiado tiempo conectados a Internet. Sin embargo, un reciente estudio elaborado por la Fundación MacArthur revela que la Red es un instrumento decisivo para el desarrollo social y personal de los jóvenes, además de una útil herramienta para relacionarse y alcanzar objetivos.

Muchos padres observan alarmados que sus hijos pasan demasiadas horas delante de la pantalla del ordenador. Sin embargo, estar conectados es algo más que perder el tiempo, según revela este estudio, que ha profundizado en los comportamientos online de los adolescentes y cómo la era digital está cambiando la forma en que los más jóvenes se relacionan, juegan y aprenden hoy en día. Para ello, se han entrevistado a más de 800 adolescentes estadounidenses, junto a sus padres, y se han estudiado más de 5.000 horas de conexión a lugares como MySpace, Facebook o YouTube, muy frecuentados por los jóvenes.


 


Mizuko Ito, procedente de la Universidad de California y director del estudio, señala que “es muy habitual que los adultos piensen que los chavales malgastan su tiempo delante del ordenador, pero lo cierto es que Internet es una herramienta más de aprendizaje que permite a nuestros jóvenes adquirir valores sociales y habilidades técnicas en plena era digital. Estas situaciones, manejadas a la perfección por los adolescentes de hoy en día, eran impensables hace una década”.


 


Dos patrones de uso


 


Según el estudio, la mayoría de los jóvenes que se conecta online se puede clasificar en dos grupos: por un lado están aquellos cuya principal motivación es la amistad y por otro se encuentran los que tienen algún tipo de interés concreto. En el primer grupo afloran las relaciones sociales con familiares y amigos, mientras que el segundo busca aquellas actividades o conocimientos a las que tiene un difícil acceso. En ambos casos, los adolescentes que se relacionan con medios digitales afirman sentirse más integrados, al formar parte de un grupo con sus mismas inquietudes, con quien poder interactuar.


 


Por otra parte, el estudio concluye que los padres deberían potenciar más las oportunidades de aprendizaje que posee Internet. Un aspecto del que nuestros jóvenes podrían beneficiarse, contactando con gente con unos intereses que pueden ser tan dispares como la astronomía, los idiomas o la historia.


 


 


*  *  *  *


 


 


Más información:


 


Fundación MacArthur


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


 


Ocho de cada diez niños entre 10 y 15 años utiliza Internet


 


Tecnología en el aula: las TIC en el sistema de educación


 


La aplicación tecnológica a las clases mejora el rendimiento escolar de los niños


 


Camino hacia la Escuela 2.0


 


Vencer la dislexia por ordenador


 


Las pizarras interactivas revolucionan la enseñanza


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+