Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Identifican nuevos genes que relacionan el tamaño del cerebro y la inteligencia

La inteligencia sí está relacionada con el tamaño del cerebro. Un estudio mundial lo constata. Y es que se han identificado genes que tienen un efecto negativo sobre el cerebro, disminuyendo la inteligencia de la persona, además de favorecer el desar

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Identifican nuevos genes que relacionan el tamaño del cerebro y la inteligencia
Estudiantes-grado-INEEl tamaño del cerebro está relacionado con la inteligencia. Así se pone de manifiesto en un estudio realizado por un equipo de más de 200 científicos de 100 instituciones de todo el mundo que ha permitido realizar un mapa de los genes humanos que impulsan y sabotean la resistencia del cerebro a varias enfermedades mentales y al mal del Alzheimer. [Ver cursos de Neurociencias]

 

Este estudio, el más grande del mundo realizado sobre el cerebro hasta la fecha y que recientemente se ha publicado en la revista Nature Genetics, también refleja que hay genes que podrían explicar las diferencias individuales existentes entre el tamaño del cerebro y la inteligencia.

 

Según explica el autor principal del estudio, Paul Thompson, profesor de Neurología en la Escuela de Medicina David Geffen de UCLA, con este estudio “hemos podido identificar los genes que aumentan el riesgo de enfermedad y que los hijos pueden heredar”. Además, también se han buscado los factores que causan la atrofia del tejido y reducen el tamaño del cerebro, que es un marcador biológico de trastornos como la esquizofrenia, trastorno bipolar, depresión, enfermedad del Alzheimer y la demencia.

 

En el estudio se ha contado con la colaboración de investigadores del Proyecto Enigma, de mejora genética de neuroimagen a través de meta-análisis, lo que ha permitido crear una muestra lo suficientemente grande para revelar patrones claros en la variación genética y poder mostrar cómo estos cambios alteran físicamente el cerebro. Y es que el estudio ha medido el tamaño del cerebro y sus centros de memoria en miles de imágenes de resonancia magnética realizadas a 21.151 personas saludables, al mismo tiempo que se analizaba su ADN.

 

Con esta muestra y sus conclusiones, el estudio arroja nueva luz en el campo de la Neurociencia, ya que anteriormente los neurocientíficos habían estudiado los genomas de las personas que sufren una enfermedad específica del cerebro y su ADN para descubrir una variante común.

 

De hecho, ya en estudios anteriores se habían descubierto genes de riesgo para las enfermedades comunes, pero no siempre se comprendía como estos genes afectan al cerebro. Un motivo que llevó al equipo de investigación a estudiar los genes que perjudican directamente o bien protegen el cerebro.

 

En concreto, los científicos buscaron las variantes genéticas que destruyen el tejido cerebral más allá de lo normal en una persona sana, lo que permitió desenterrar nuevas variantes genéticas en las personas que tienen cerebros más grandes y las diferencias en las regiones críticas para el aprendizaje y la memoria.

 

Además, al analizar el ADN de las personas cuyas imágenes mostraban cerebros más pequeños, se apreció una relación entre los cambios sutiles en el código genético y los centros en la disminución de la memoria.

 

Igualmente se constató que los mismos genes afectan en el cerebro de la misma manera en diferentes poblaciones de Australia, América del Norte y Europa, lo que permite abrir las puertas al desarrollo de nuevos fármacos, ya que millones de personas son portadoras de las variaciones en su ADN que ayudan a mantener o disminuir la susceptibilidad de sus cerebros a una amplia gama de enfermedades.

 

De esta manera, según el investigador, una vez identificado el gen, se puede tratar con un medicamento para reducir el riesgo de la enfermedad. Además, también se pueden tomar medidas preventivas a través del ejercicio, la dieta y la estimulación mental para borrar los efectos del gen malo.

 

Con el estudio igualmente se descubrió que los genes explican las diferencias individuales en la inteligencia. De hecho, encontraron que una variante del gen HMGA2 tiene afección sobre el tamaño del cerebro y la inteligencia de una persona. De esta manera, las personas cuyo gen HMGA2 contiene una C (citosina) en lugar de una T (timina) en una ubicación específica del gen mostraban un cerebro más grande y obtuvieron una mayor puntuación en los test de inteligencia estandarizados.

 


 

¡Sigue a aprendemas.com en Facebook, Twitter, Tuenti y LinkedIn!

 

 

 



Más información:

 

UCLA

 

Noticias relacionadas en aprendemas.com:

 

El trabajo en equipo facilita el desarrollo del cerebro

 

El uso de las redes sociales podría aumentar algunas partes del cerebro



Aumentar la inteligencia es posible



La crisis de la adolescencia tiene su explicación en el desarrollo del cerebro



Navegar por la red mejora la actividad mental