Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Identifican el papel crucial de un gen en el aprendizaje del lenguaje

Investigadores del MIT hallan un mejor comportamiento en la adquisición del lenguaje y el habla gracias al gen Foxp2.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Identifican el papel crucial de un gen en el aprendizaje del lenguaje
Estudiantes-grado-INEUn equipo de neurocientíficos ha descubierto que una mutación genética producida hace más de medio millón de años puede ser clave para dar respuesta a la capacidad que tienen los seres humanos de producir y comprender el habla.



Ver cursos de adquisición y desarrollo del lenguaje



Investigadores del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) y de varias universidades europeas han demostrado que la versión humana de un gen llamado Foxp2 hace que sea más sencilla la adquisición de nuevas experiencias. Tal y como ponen de manifiesto, todas las especies animales son capaces de comunicarse entre sí, pero sólo los seres humanos tienen la capacidad única de generar y comprender el lenguaje. Foxp2 es el nombre de uno de los genes que pueden haber contribuido al desarrollo de estas habilidades lingüísticas.



Los hallazgos sugieren que Foxp2 puede ayudar a los seres humanos en el aprendizaje del lenguaje y la adquisición del habla, transformando experiencias como por ejemplo que al escuchar la palabra “cristal” cuando nos muestran un vaso de agua, lo asociemos de forma automática con objetos que se ven y que funcionan como las gafas, explica Ann Graybiel, profesor del MIT, miembro de MIT´s McGovern Institute for Brain Research y autora principal del estudio.



Tras realizar pruebas en ratones, los neurocientíficos hallaron que aquellos con el gen humanizado Foxp2 tenían mejor capacidad en aprender a recorrer un laberinto en forma de T, en el cual los roedores tenían que decidir si girar a la izquierda o a la derecha en el cruce para obtener comida como recompensa.



Según explican los investigadores, en la primera fase se requiere el uso de la memoria declarativa (de eventos y lugares) y después la memoria de procedimiento (necesaria para tareas rutinarias como conducir al trabajo todos los días). Tras poner a prueba la capacidad de los ratones, concluyeron que aquellos con el humanizado Foxp2 tuvieron el mismo rendimiento que el resto de roedores cuando se necesitaba sólo un tipo de memoria, pero en cambio su rendimiento fue mayor cuando el aprendizaje requería convertir la memoria declarativa en las rutinas habituales.



En definitiva, el gen Foxp2 parece activar los genes implicados en la regulación de las conexiones entre neuronas y producen una mayor actividad de la dopamina, cambios que “ayudan a afinar el cerebro de manera diferente para adaptarlo al habla y a la adquisición del lenguaje”, corroboran los investigadores. De hecho, los seres humanos que poseen sólo una copia funcional del citado gen tienen mayores dificultades en el aprendizaje y poseen un mayor déficit receptivo y expresivo en el lenguaje oral y escrito.

 

Sigue a aprendemas.com en FacebookTwitterTuenti y LinkedIn!

 

Más información:



MIT’s McGovern Institute for Brain Research



Noticias relacionadas en aprendemas.com:



Esforzarse mucho puede dificultar el aprendizaje de algunos aspectos de los idiomas

 

Dos años de clases de música mejoran las habilidades de lenguaje y lectura

 

La interacción verbal entre padres e hijos favorece el desarrollo del lenguaje