Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Hoy es un día para reflexionar sobre la inserción laboral de las personas con discapacidad

Más formación y orientación para el empleo es la consigna del Día Internacional de la Discapacidad que hoy se celebra en todo el mundo.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Hoy es un día para reflexionar sobre la inserción laboral de las personas con discapacidad

Han pasado 15 años desde que en 1992 se instaurara el 3 de diciembre como Día Internacional de las Personas con Discapacidad de las Naciones Unidas. Hoy es 3 de diciembre, una fecha en la que los gobiernos, las organizaciones de discapacitados y la sociedad en general dedican una atención especial a estas personas y a los beneficios que genera su inclusión en todos los ámbitos, y en este año particularmente, su inclusión en el mercado laboral.



Desde las empresas



El Consejo de Ministros aprobó el viernes un acuerdo por el que las autonomías recibirán 2.700.000 euros para el programa de empleo con apoyo a personas con discapacidad. La norma que regula este programa fue aprobada el pasado mes de julio, una medida que según las estimaciones beneficiará a unos 2.000 trabajadores discapacitados al año.



En concreto, se incluyen expresamente como destinatarios finales a personas sordas y con discapacidad auditiva superior al 33%. Las acciones que en el marco de este programa se lleven a cabo, consistirán en la orientación y acompañamiento individualizado que prestan preparadores laborales especializados.



En España, según datos de Comisiones Obreras, una de cada veinte personas tiene algún tipo de discapacidad, lo que se traduce en aproximadamente 3,5 millones de personas y, aunque en este grupo conviven una gran mayoría de personas plenamente capacitadas para tener una vida social y laboral autónoma, tienen que salvaguardar grandes obstáculos en su incorporación al trabajo. Desde el sindicato dicen más: las personas con discapacidad tienen una tasa de actividad (32%) que es la mitad de la media general y una tasa de paro (26%) que es más del doble que la de la media.



A raíz de los datos, CC.OO se propone incluir entre las prioridades de la negociación de los convenios colectivos del próximo año 2008, trabajar por la inserción laboral de las personas con algún tipo de discapacidad, y en especial con la cuota de reserva del 2% en las empresas de más de 50 trabajadores. Por eso desde el sindicato consideran de vital importancia identificar las actividades y los puestos de trabajo que pueden tener menos dificultades para su cobertura con personas con discapacidad; establecer medidas de acción positiva en el ámbito de las empresas y administraciones públicas, de forma que a igualdad de mérito y capacidad tengan preferencia las personas con capacidad.



Parece que las empresas van cediendo terreno. Los pasados 21 y 22 de noviembre se celebró en Madrid la primera Feria de Empleo para Discapacitados desde la que las empresas participantes recogieron más de 500 currículum para puestos de trabajo y manifestaron su satisfacción dadas las dificultades que encuentran para cubrir el porcentaje que exige la ley en cuanto al número de trabajadores que deben contratar con discapacidad. Aun así, sólo en la Comunidad de Madrid hay más de 5.700 demandantes de empleo con algún tipo de discapacidad; y otros datos confirman la lenta aunque progresiva incorporación de estas personas al mercado laboral: entre enero y septiembre, Madrid ha registrado más de 9.700 contratos a personas discapacitadas.



Y también en cuestiones de defensa se superarán algunas barreras. A partir de ahora, los discapacitados podrán jurar bandera, gracias a un convenio firmado entre el Ministerio de Defensa, Fundación ONCE y el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI). Con la firma, se comprometen a colaborar en actos emblemáticos, tales como asistencia a conciertos, jura de bandera, seminarios e investigaciones.



La Fundación ONCE y el CERMI asesorarán al Ministerio en temas enfocados a la sensibilización, accesibilidad y programas de formación en integración social sobre cuestiones relativas a la paz, la prevención de conflictos y seguridad nacional e internacional. También ofrecerán orientación en lo relacionado con temas laborales y de promoción de empleo para personas con discapacidad pertenecientes a Defensa. Por su parte, el Ministerio se compromete a promover e impulsar programas de sensibilización y prevención o rehabilitación de la discapacidad que mejoren la calidad de vida de estas personas. Asimismo, se pondrán en marcha programas de investigación, seminarios, jornadas, mesas redondas y conferencias entre personas con discapacidad pertenecientes a las instituciones.



Desde la universidad



Precisamente por esta misma causa, la Universidad de Barcelona (UB) y la Fundación Adecco han firmado un convenio. El objetivo es promover la inserción laboral de los estudiantes y licenciados con discapacidad física o sensorial, así como realizar acciones de orientación profesional, intermediación laboral y medidas de promoción de trabajo con diferentes empresas.



“La universidad debe ser escuela de valores profesionales, donde se forma a los estudiantes no sólo para el máximo rendimiento profesional, sino también para fomentar y concienciar el compromiso y la responsabilidad que tienen con el entorno. El futuro de la sociedad se está forjando en la universidad y, por lo tanto, esta última debe ser promotora de valores trascendentales”, ha declarado Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco.



Por eso, mediante este acuerdo, un equipo experimentado en integración laboral apoyará y formará a estos estudiantes y licenciados para que puedan desarrollar su carrera profesional en el mercado de trabajo ordinario de acuerdo a sus intereses y, al mismo tiempo, orientará a las empresas para que puedan adaptarse a sus necesidades.



Desde la política



“En un día como este, los dirigentes de todos los partidos deberían replantearse cuál es el objetivo que persiguen, si la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad o sus propios intereses”, afirmó el viernes Javier Font, presidente de la Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad de Madrid (FAMMA). La Federación ha emitido un comunicado en el que “exige” a los partidos políticos que, en este tiempo de precampaña electoral, no utilicen a la discapacidad “ni como arma arrojadiza ni como moneda de cambio” y que las discrepancias políticas “no afecten a la integración de las personas con discapacidad”.



Font considera que el 3 de diciembre “deben ser los 365 días del año, porque todos los días padecemos las consecuencias de la injusticia administrativa y social que nos relega a un segundo plano, limitándonos al ámbito formativo, cultural, sanitario o de empleo”.



Desde la sociedad



Hoy, entidades y organizaciones promulgan más alto aquello de que las personas discapacitadas también tienen derecho a un trabajo en iguales condiciones. De hecho, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) presentó ayer el informe “El derecho al trabajo decente de las personas con discapacidad” preparado por el Dr. Arthur O´Reilly en el que se examinan las legislaciones, políticas e iniciativas adoptadas nacional e internacionalmente con el fin de impulsar la contratación de personas con discapacidad. El documento revisa cuáles son las opciones de empleo disponibles para los discapacitados en mercados laborales del mundo, y se refiere a las tasas de participación y desempleo en diversos países.


 


Indica que hay alrededor de 650 millones de discapacitados en el mundo, es decir, una de cada diez personas. De ese total, 470 millones están en edad de trabajar, y si bien muchos han conseguido un empleo y logran integrarse en la sociedad, se trata de un grupo que enfrenta niveles desproporcionados de pobreza y desempleo.


 


El nuevo informe de la OIT destaca los desafíos que enfrentan las personas con discapacidad en el mundo del trabajo, incluyendo que: suelen tener empleos de bajo nivel y bajos ingresos; carecen de representación en los niveles más altos; enfrentan problemas de acceso al lugar de trabajo, transporte y vivienda; corren el riesgo de perder beneficios al comenzar a trabajar; y están expuestos a los prejuicios de sus colegas, de empleadores y del público en general. También plantea que las personas con discapacidad que están en el mercado laboral sufren mayor desempleo, tienen menores ingresos que las otras personas, y con frecuencia están subempleados.


 


Por eso, desde el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) abogan en un manifiesto que “los esfuerzos de los poderes públicos nacionales y de los sectores sociales más comprometidos con la causa de la Europa de la ciudadanía deben converger para que la Unión Europea se dote de una normativa potente en materia de discapacidad de la que ahora carece”.


 


Más información:



Ministerio de Trabajo



Ministerio de Defensa



CC.OO



FAMMA



CERMI



Organización Internacional del Trabajo



Fundación Adecco



Universidad de Barcelona