Cargando...

Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Ganar un premio, mucho más que reconocimiento académico

Recibir un premio abre puertas, confiere al currículum un componente de calidad profesional y otorga al galardonado el deleite por un costoso trabajo bien acabado. Numerosos alumnos del Istituto Europeo di Design premiados en certámenes nacionales e

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Ganar un premio, mucho más que reconocimiento académico

2005 ha sido un año repleto de éxito para los alumnos del Istituto Europeo di Design (IED) de Madrid que han visto cómo sus creaciones resultaban ganadoras en multitud de certámenes de diseño tanto a nivel nacional como internacional. Y es que recibir un premio no es importante solamente por el hecho de obtener una cantidad determinada de dinero, un trofeo, una medalla o un ramo de flores. Es mucho más. Ganar un premio ilustra el currículum formativo y profesional, abre puertas, otorga prestigio y, sobre todo, satisfacción personal por el esfuerzo realizado durante mucho tiempo.


 


Un ejemplo es el de Ana Agustín Valderrama, ganadora del premio de Colección de Diseño de la Revista El Duende, por la portada del número que se publicará el próximo mes de febrero titulado “El mundo al revés”. Ana cuenta que su trayectoria como diseñadora se enfocó desde un principio hacia el ámbito industrial por lo que estudió la diplomatura de Diseño Industrial con la idea de adquirir “una formación que aunase al mismo tiempo la técnica que se le exige a un ingeniero y la creatividad propia de los diseñadores”.


 


El factor creatividad es una de las bases principales que fundamenta los contenidos de los programas del IED. Tal es el caso del madrileño David Tamame y el argentino Ariel Drach, de 25 y 30 años, que han creado una silla de ruedas capaz de solventar obstáculos como rampas y escalones con toda comodidad. El proyecto fue ideado para la tesis de fin de carrera de Diseño Industrial del IED Madrid que recibió la medalla de plata en el Salón de Inventions de Gènève (Suiza) en abril de 2005, un evento en el que participaron 42 países, 675 expositores y asistieron nada menos que 60.000 visitantes.


 


“Con hilo y aguja, a fuego lento” es el nombre con el que María Clé, ganadora del Premio Nacional de Moda en Cibeles en 2005, quiso resumir las múltiples ideas plasmadas en la colección de moda galardonada. En su opinión, sintetiza a la perfección sus diseños –algunos de alta costura- porque “hay que ir despacito y con buena letra”. Esta joven diseñadora -que realizó el curso de Diseño de Moda del IED- confía en que la obtención de tal prestigioso galardón le abra puertas en el mundo de la moda y ayude a dar a conocer su nombre. ¿Proyectos entre manos? Nada menos que un show-room durante nueve meses en Barcelona.


 


Otro ejemplo es el de Tiago Valente, antiguo alumno de Diseño de Moda del IED en la promoción 2002-2003, que fue galardonado en junio del pasado año con el primer Premio Brugal de Moda, cuyo jurado estaba compuesto por diseñadores tan consagrados en la pasarela como Modesto Lomba, Angel Schlesser o Fernando Lemoniez. Entre bastidores, Valente ya es considerado como uno de los jóvenes diseñadores con más proyección dentro del panorama de la moda.


 


 


Y de la pasarela al campo de fútbol. Marcos Aretio, actualmente cursando segundo curso de Diseño Industrial, ha recibido el primer Premio Microsoft de customización de la nueva video consola X-Box. ¿Su idea? Hacer de la vida un juego y de la consola…también, realizando una interpretación de la pieza como un juego tanto interior como exterior. Para Aretio, encargado de la organización de las fiestas IED así como numerosos eventos, “el juego es disfrute para niños de edades comprendidas entre -1 y +90, como las pataditas en el vientre materno o la sonrisa de mi abuela moviendo una pieza de parchís”.


 


Por su parte, Claudia Silva, alumna del curso de Diseño de Interiores en Madrid, recibió en el mes de mayo el primer premio del concurso de diseño de muebles, convocado por la Asociación de Exportadores de Maderas de Frondosas Estadounidenses –American Hardwood Council (AHEC)- por la elaboración de un mueble multifuncional útil para almacenar objetos en sus baldas, separar espacios dentro del hábitat y de fácil transporte. En el mismo certamen, el segundo y tercer premio recayeron en dos alumnos de Diseño Industrial del IED de Barcelona, Dennis Park (muebles para la separación de espacios abiertos) y Vytaute Staponkute (mueble para la socialización).


 


Pero la lista de alumnos del IED premiados no termina aquí: Laura Torrent, ganadora del segundo Premio Nacional Bombob de diseño de muebles con la serie Extribill; Juanjo García y Alicia Conlleva ganadores del primer Premio “Murcia Joven 2001 de Moda” con la marca Yono Taola que ha desfilado en Gaudí; Igor Alustiza con el Premio Modorra al Mejor Diseñador Vasco Emergente en su tercera edición por su colección An envelope containing $40,000; o María Barros Eiroa, entre otros galardonados, que actualmente trabaja con el popular diseñador Roberto Cavalli tras recibir el Premio “Young Fashion Awards Moët Chandon” en la Pasarela de Milán en 2002.


 


Ya lo decía Charles Dickens, “el hombre nunca sabe de lo que es capaz hasta que lo intenta”.


 


 


*  *  *  *


 


 


Más información:


 


Istituto Europeo di Design


 


Diseño Industrial


 


Diseño de Moda


 


Diseño de Interiores


 


Todos los cursos del IED en a+