Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Formación e igualdad, elementos clave que mueven a los jóvenes

El ‘Informe Social de la Juventud en Andalucía’ desvela un nuevo perfil de población joven en lo que a nivel formativo se refiere, porque tanto los hombres como las mujeres deben trabajar fuera de casa y compartir por igual las tareas del hogar.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Formación e igualdad, elementos clave que mueven a los jóvenes
Estudiantes-grado-INELa igualdad sexual y la necesidad de una buena formación para poder formar parte del mercado laboral son los dos pilares que mejor definen al joven andaluz de hoy día tras analizar las conclusiones del último ‘Informe Social de la Juventud en Andalucía’, realizado por el Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ) y el Centro de Estudios Andaluces.

 

Susana Díaz, consejera de Presidencia e Igualdad, fue la encargada de presentar las conclusiones de este estudio realizado a través de 3.200 entrevistas a jóvenes de entre 14 y 30 años de las ocho provincias de Andalucía. En él se detalla en siete capítulos el perfil de la actual generación de jóvenes, desde sus valores hasta su relación con el sistema educativo, pasando por otros capítulos como su desenvolvimiento en el mercado de trabajo; sus relaciones familiares y su emancipación; la salud; el ocio y su cultura cívico-política.

 

El paro y la precariedad laboral son las principales preocupaciones de los jóvenes andaluces en la actualidad. Así lo reconoce el 72% de los encuestados en el capítulo sobre la identidad y valores de la juventud andaluza. Le siguen las problemáticas respecto al consumo de drogas (46,4%) y el acceso a la vivienda, citado por un 20,2%.

 

Además, a la hora de determinar qué cualidades deberían ser promovidas desde la infancia, los jóvenes eligen los buenos modales (86,2%), el sentido de la responsabilidad (83%) y la tolerancia y el respeto (79,7%), como las tres principales.

 

Mayor nivel educativo

 

En el aspecto formativo, llama especialmente la atención la generalización, por parte de la totalidad de los jóvenes andaluces, de la adquisición de un nivel básico de cualificación escolar. Pero aún así, el número de jóvenes que ha alcanzado el nivel de estudios universitarios de grado medio y superior se ha incrementado en un 24,3% respecto al mismo informe elaborado por el IAJ en 2003. Sin embargo, han sido menos los alumnos que se han decantado por la Formación Profesional, pasando de un 9,9% en 2003, al 8,7% actual. En cambio, el porcentaje de los que han alcanzado el Bachillerato como nivel de estudios más altos ha pasado del 9,8% al 15,8%.

 

Estos datos podrían tener su explicación en el hecho de que el 72% de la población joven andaluza otorga un gran valor a las credenciales educativas como medio de inserción laboral, aunque el 67,2% percibe que a las personas bien preparadas también les resulta difícil encontrar un trabajo. [Ver cursos de Búsqueda de Empleo]

 

Quienes trabajan, el 39% lo hace mediante un contrato laboral temporal y el 29% bajo un contrato indefinido. Por otra parte, el 11,7% trabaja por cuenta propia y la modalidad de trabajo sin contrato concentra el 8,2%. Asimismo, el informe pone de manifiesto que conforme aumenta la edad, mayor es el porcentaje con contrato indefinido y por cuenta propia.

 

El 8,9% de los desempleados asegura que vive sin cobrar prestación; el 4,1% está en paro pero desempleo y el 6,8% está buscando su primer empleo. En este sentido, el estudio señala que el 78,9% de los jóvenes que no tiene trabajo ha tratado de buscarlo en las últimas cuatro semanas mientras que el 5,4% ha buscado y ha hecho gestiones para crear un negocio.

 

En lo que respecta a emancipación y familia, la juventud andaluza percibe la relación con sus padres como muy buena (8,6 puntos sobre 10), el 70% aún vive con sus padres.

 

Relaciones de pareja

 

El dato más positivo del informe tiene que ver con la igualdad de sexo. En las nuevas generaciones ha calado el discurso de la igualdad y las parejas jóvenes expresan su deseo de establecer formas de relación igualitarias. Así, el 81,7% prefiere el modelo de familia simétrico, en el que tanto el hombre como la mujer trabajan fuera del hogar y se reparten las tareas domésticas. El 13,1% prefiere el modelo mixto, en el que la mujer trabaja menos horas fuera de casa y se ocupa en mayor media del hogar, y un 5,3% prefiere que el modelo antiguo, con el hombre trabajando y la mujer en casa.

 

En el apartado de salud y calidad de vida, los datos del informe establecen que el 84,6% de los jóvenes dice haber tenido relaciones sexuales completas. La edad media en la que estas se producen es de 16 años. El 80% dice usar anticonceptivos, especialmente el preservativo (82,9%), seguido a gran distancia de la píldora (13,4%) y el DIU (2,2%). [Ver cursos de Educación Sexual].

 

El informe desvela que el comportamiento entre la juventud en el consumo de alcohol y drogas es similar al de la población adulta. El 90% bebe ocasionalmente o en fin de semana y el 60% no consume tabaco, ni si quiera lo ha probado.

 

En el último capítulo del estudio, el informe recoge la opinión de los jóvenes respecto a la participación y cultura cívico-política de la juventud andaluza. Su mayor compromiso es con la igualdad, con una puntuación media de 8,9 sobre 10, seguida de la libertad, los derechos humanos y la lucha contra el hambre.

 

En lo que se refiere al comportamiento político, la juventud andaluza presenta un escaso nivel de politización. Solo un 23,4% dice interesarse bastante o mucho por la política y la mayoría se autoubica en el centro-izquierda.

 

 

¡Sigue a aprendemas.com en Facebook, Twitter, Tuenti y LinkedIn!