Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Forbes lanza su nueva lista con los MBAs mejor pagados del mundo

Forbes ha dado a conocer la quinta edición de su listado bienal que recoge los mejores MBA full time o al menos los más rentables. Y es que, como ocurre con otras conocidas listas elaboradas por el mismo rotativo norteamericano, sólo los datos económ

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Forbes lanza su nueva lista con los MBAs mejor pagados del mundo

Mundialmente conocida por los rankings que elabora sobre las personas más influyentes, las mayores fortunas, las empresas más ricas, los hombres más poderosos y prácticamente cualquier tema, la revista Forbes ha lanzado su quinto ranking sobre las mejores escuelas de negocio. Después de dos años de silencio, la publicación vuelve a la carga con una completa lista que recoge los centros más sobresalientes tanto estadounidenses como internacionales. En línea con los el resto de sus rankings, el componente económico vuelve a ser el principal baremo para medir la excelencia de cada escuela y de sus programas. De esta forma, puede decirse que es una de las mejores fórmulas para saber los beneficios que se obtienen de cada uno de los MBA. Es decir, cuánto hay que invertir y qué rentabilidad monetaria va a recibir. Lo que viene a ser la tasa de retorno de la inversión. Estadística pura y dura a través de campos como el coste del programa, el salario que dejarán de percibir los alumnos por cursarlo y su retribución en un plazo de tres a cinco años. Todo para saber cuáles son los MBA más rentables.


 


Para dar forma a su último ranking, Forbes ha entrevistado a 4.070 alumnos de 102 MBAs diferentes de máximo prestigio que cursaron en 2002. Como no podía ser de otra forma, todos ellos son ex alumnos de las escuelas de negocios más prestigiosas y a los cursos más exclusivos, Hablamos, en definitiva, de programas de muy difícil acceso, destinados exclusivamente a directivos con una dilatada experiencia en puestos de gran responsabilidad.


 


Lógicamente, también se trata de los programas más caros. De hecho, el coste de matriculación supera ampliamente los 30.000 dólares en todos los casos, pudiendo alcanzar los 90.000 algunos de los programas. A tan escalofriante cifra hay que sumarle el salario que los alumnos dejarán de percibir mientras estén cursando el MBA (el ranking sólo incluye los programas full time). Y es que, dependiendo de la escuela, semejante ‘factura’ puede situarse en niveles muy considerables. Por ejemplo, quienes en 2002 decidieron acceder al MBA de Stanford dejaron de percibir 72.000 euros anuales, además de tener que desembolsar un total de 87.000 en un plazo de dos años. La ‘pérdida’ para los alumnos de Harvard fue aún mayor, de 75.000 dólares. Por el contrario, los de Tippie Business School, de la Universidad de Iowa, apenas dejaron de percibir 35.000 dólares (los que menos de los 20 primeros), en tanto que los peor pagados de la lista de Forbes son los de Rollins College con 23.000 euros.


 


Esta tendencia se mantiene fuera de Estados Unidos aunque con pequeñas variaciones. Si bien los salarios internacionales son significativamente inferiores, especialmente en el caso de los programas de dos años, cuyo precio, además, suele ser ligeramente superior con respecto a la media estadounidense. En este sentido, el del Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (IPADE) destaca con apenas 19.000 euros de retribución media por parte de los alumnos de su MBA de 2002. El caso de la escuela mexicana es especialmente significativo, ya que en dos años ha pasado de ocupar el decimosexto puesto a ser la quinta. El aumento del comercio con Latinoamérica y una excelente tasa de retorno de la inversión han sido las claves de este ascenso. No en vano, el salario medio de ese curso en 2006 es de 80.000 dólares. Más en línea con la media se encuentran la London Business School con una retribución media de 59.000 dólares y una matrícula de 78.000 dólares o los 43.000 dólares de la HEC School of Management de París.  


 


En el margen contrario se encuentran los MBA full time de un año de duración. Unos salarios elevados (muy por encima de la media) y un precio más bajo son sus principales señas de identidad. Es la oferta de la que carecen los programas estadounidenses, que apuestan por dos cursos académicos, y que permite atraer a alumnos con una dilatada trayectoria y puestos directivos de gran responsabilidad, pero que no disponen de dos años para dedicar a su formación. El IMD de Lausana encabeza el ranking en este apartado. La matrícula de su MBA ronda los 45.000 dólares, mientras que la retribución media de sus alumnos en 2002 era de 70.000 dólares y tras cinco años ya reciben de media 189.000 dólares anuales. En esta misma línea, los estudiantes del Insead tuvieron que desembolsar 58.000 dólares en concepto de matriculación con un sueldo de 67.000 dólares y el pasado año cobraban en torno a los 193.000 dólares, mientras que los del Instituto de Empresa, pagaron cerca de 36.000 dólares por su formación y actualmente ven recompensado su esfuerzo con salarios en torno a los 152.000 dólares.


 


La inversión que supone aventurarse en uno estos exclusivos MBA hace que hasta el más atrevido tenga que pensárselo dos veces. Claro está, que al final del camino toda esta dedicación económica, de tiempo y esfuerzo termina viendo su recompensa, tanto salarial como profesionalmente con mayores emolumentos y puestos de más responsabilidad.  Pero, ¿cuánto tarda en llegar esta recompensa? Depende del centro y del MBA en concreto, pero la media varía de tres a cuatro años años. Entre las escuelas estadounidenses ninguna baja del trienio. Tan sólo Tippie (decimosexta en el ranking global) está en esa zona, mientras que otras mejor situadas en el ranking como Tuck School of Business de Dartmauth (que repite en el primer puesto) tienen que conformarse con 3,6 años (también es verdad que el precio de su MBA, 84.000 dólares, es mucho mayor) o Wharton Business School, cuarta clasificada y cuyo retorno de la inversión está en los 3,9 años, tienen peores medias en ese apartado. Sin embargo, la peor situada es la UC Davis Graduate School of Management de la Universidad de California con 4,9 años.


 


Recuperar la inversión depositada en el MBA es igual de costoso en el caso de los programas internacionales de dos años de duración. Sirva como ejemplo los 4,2 años que registra la University of McGill de Canadá, una de las más altas fuera de Estados Unidos. Sin embargo, la media mundial está mucho más en consonancia con la norteamericana. En este sentido, los alumnos del IESE apenas tardan 3,6 años en amortizar los 81.000 euros que cuesta matricularse en su  Global Executive MBA, que además es el primero de su categoría seguido por el que oferta la London Business School. Una vez más, los programas de un curso de duración se desvían de esta tendencia y si su precio es inferior, también lo es el tiempo de amortización, que se encuentra en torno a los 2,5- 3 años de media con los años del IMD a la cabeza.


 


Aunque los condicionantes económicos predominan a la hora de elabora el ranking de Forbes, no son el único referente. El GMAT (examen internacional que valora la capacidad verbal y numérica del aspirante para su entrada en un MBA) aparece en el horizonte como uno de los grandes indicativos del grado de dificultad que entrañará el MBA, además de uno de los principales puntos de corte para el alumnado. Como no podía ser de otra forma, el nivel de exigencia de los 20 primeros programas del ranking estadounidense de Forbes está más cerca del máximo de 800 puntos que de los cerca de 600 que obtienen casi dos terceras partes de los examinados. Tanto es así que de los diez primeros clasificados sólo dos, la Darden School of Business de Virginia y Johnson School, de Cornell University, están por debajo de los 700 puntos y Stanford, que lidera este apartado, está en los 720 puntos GMAT. Aquí es donde las escuelas internacionales se quedan rezagadas, ya que de las primeras, tanto de uno como de dos años de duración, supera los 700 puntos GMAT. El Instituto de Empresa es una de las más exigentes  junto la Oxford Saïd Business School, London Business School y Ceibs, de China, que requieren 680 puntos GMAT. 


 



Tuck SB repite


 


En el ranking global de escuelas de negocio estadounidenses la Tuck School of Business repite en lo más alto, escoltada por Stanford y Harvard, sexta y séptima hace dos años respectivamente. También han sido notables los avances experimentados por Darden (del octavo al cuarto lugar) y por Fuqua School of Business de la Universidad de Duke, que escala del nueve posiciones para colocarse undécima.


 


Como viene siendo habitual en los últimos años, las escuelas de negocio españolas se han hecho con un hueco importante en el ranking internacional, tanto en los programas de dos como de un año. La mejor muestra de este poderío es el liderazgo del Global Executive MBA en la lista de las dos cursos de duración (el año pasado figuraba en cuarta posición), donde ESADE ocupa una meritoria octava plaza. Entre los MBA más condensados en el tiempo el Instituto de Empresa figura en cuarto lugar por detrás del IMD, Insead y Judge Business School de Cambridge.


 


 


 


Enlace al ranking completo:


 


Ranking de las mejores escuelas de negocio estadounidense


 


Ranking de las mejores escuelas de negocio FUERA de EEUU con programas de dos años


 


Ranking de las mejores escuelas de negocio FUERA de EEUU con programas de un año


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com :


 


Guía MBA 07 De la gestión al liderazgo


 


Dulce regreso de Harvard al triple ranking FT de formación ejecutiva


 


Los EMBA conjuntos suben con fuerza en el ranking de Financial Times


 


Toda la Oferta de MBAs en a+


 


Toda la Oferta Executive MBA en a+


 


Toda la Oferta Internacional MBA en a+


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+