Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Falta de tiempo e incompatibilidad, principales barreras para continuar con la formación

Cuatro de cada diez adultos sí optó por formarse en 2011, frente al resto de ciudadanos que no lo hizo por falta de tiempo, motivos familiares o incompatibilidad horaria.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Falta de tiempo e incompatibilidad, principales barreras para continuar con la formación
Estudiantes-grado-INESolo el 41% de la población adulta, de entre 18 y 65 años, realizó a lo largo del año 2011 algún tipo de actividad de aprendizaje. Así se desprende de la encuesta del INE ‘Participación de la Población Adulta en las Actividades de Aprendizaje (EADA)’.

 

La mayoría, 10,4 millones de personas, participaron en educación no formal, es decir, en actividades que no conducen a la obtención de un título oficial, principalmente relacionadas con ciencias sociales, enseñanzas comerciales y derecho (por ejemplo, cursos de contabilidad, relaciones públicas, secretariado y otros), seguidas de otras relacionadas con la salud y servicios sociales. Estas personas han realizado 1,5 cursos de media en los últimos doce meses, principalmente a distancia (92%) y con un gasto medio de 939 euros.

 

En este grupo se encuentra el 34% de las personas que realizaron alguna actividad de formación por motivos laborales, bien por ser necesarias para su trabajo o por considerarlo útil a la hora de buscarlo.

 

El resto de la población, 3,6 millones, optó en 2011 por la educación formal (proporcionada en el sistema de colegios, institutos, universidades y otras instituciones de educación que conducen a la obtención de un título oficial). El 47,2% realizó estudios universitarios y el 17,2% bachillerato, principalmente de forma presencial (85%). Para ello, han invertido una media de 598 horas, con un gasto medio por estudiante de 1.202 euros.

 

Junto a estos dos grupos, se encuentran los autodidactas. Los datos destacan que más de 5,5 millones de personas adultas (el 18,7%) han intentado adquirir conocimientos por su cuenta.

 

El informe del INE también revela cuáles son los idiomas que mejor conocen los españoles. Casi la mitad de los encuestados (49,7%) que saben alguna lengua extranjera reconoce que el inglés la que mejor conoce, seguida del francés (15,9%), el italiano (2,0%) y el alemán (1,9%). En cuanto al dominio del idioma, más del 45% de las personas con conocimientos de inglés admite tener un nivel medio y un 20,1% asegura tener un nivel avanzado.

 

Entre los jóvenes de 18 a 24 años el 63,3% el que mejor conoce es el inglés y el 11,6% el francés. Por su parte, entre las personas de 55 a 65 años el 26,0% conoce el inglés y el 29,5% el francés.

 

Por lo que respecta al uso de ordenador e Internet, el 33,8% de las personas se considera usuario avanzado; por el contrario, el 22,0% afirma que nunca lo usa. A medida que avanza la edad aumenta la capacidad del uso del ordenador desciende. Entre los jóvenes de 18 a 24 años el 78,0% usa el ordenador e internet y el 58,9% son usuarios avanzados o expertos. Por su parte, entre las personas de 55 a 65 años el 48,1% usa el ordenador o internet y el 27,9% se consideran usuarios avanzados o expertos.

 

Perfil del estudiante

 

Los datos desvelan que los hombres son algo más activos en este sentido (41,7% frente a 40,6%), mientras que por edades las diferencias son más notables: el 70,1% de las personas entre 18 y 24 años realizó alguna actividad educativa el pasado año, frente al 23% del grupo de edad de 55 a 65 años.

 

Por comunidades autónomas, Castilla y León, Comunidad de Madrid, País Vasco y La Rioja lideran el ranking de mayor participación en actividades educativas, mientras que andaluces, castellano-manchegos, valencianos, ceutíes y melillenses ocupan los últimos puestos de la clasificación.

 

El hecho de que ni la mitad de la población adulta haya decidido ampliar su formación tiene sus causas. Del 48,9% de quienes han reconocido no haber realizado actividades educativas, confiesa que es porque no estaba interesado, por falta de tiempo o por motivos familiares (30,0%); porque la formación no era compatible con su horario de trabajo (17,7%) o porque no necesitaba más formación (11,7%). Sin embargo, 1 de cada 5 adultos que sí ha querido pero no ha podido, ha sido por falta de tiempo por responsabilidades familiares y por la falta de apoyo del empleador o de los servicios públicos de empleo.

 

 

¡Sigue a aprendemas.com en Facebook, Twitter, Tuenti y LinkedIn!

 

 

Más información:

 

INE

 

Noticias relacionadas en aprendemas.com:

 

Los adultos con baja cualificación son menos propensos a retomar su formación

 

Objetivo europeo en 2012: envejecimiento activo

 

La formación tras la jubilación, clave para evitar la exclusión social