Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

Factores como el puesto de trabajo y los estudios influyen a la hora de tener hijos

Un estudio de Randstad concluye que las mujeres en puestos de responsabilidad suelen tener menor número de hijos, al igual que aquellas con mayor nivel de estudios. También se establece una comparación entre España y otros países europeos a la hora d

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Factores como el puesto de trabajo y los estudios influyen a la hora de tener hijos

España, igual que el resto de Europa, ha experimentado un descenso de la mortalidad y de la natalidad de su población. En la actualidad, hay una persona mayor de 65 años por cada cuatro en edad laboral. Esta situación muestra la urgencia de aumentar el número de nacimientos, aunque esto no se refleja en la actualidad ya que España está volviendo a una regresión de los nacimientos. El factor decisivo de este descenso es la crisis, aunque hay muchos otros como la situación laboral y el grado de estudios.


 


Los datos oficiales muestran un descenso de la natalidad en España de un 5%. Las mujeres españolas tienen una media de 1,33 hijos frente a los 1,69 de las madres extranjeras. Es importante destacar que incluso los nacimientos de las mujeres inmigrantes, que aportaban alrededor de un 20% del total de niños, ha descendido. La crisis ha hecho mella en los nacimientos ya que el aumento del paro ha provocado que las familias tengan menos ingresos lo que hace más difícil mantener al futuro bebé. Unido está, que cada vez llegan menos inmigrantes a España.


 


Randstad ha analizado la reducción de la natalidad para determinar que, además de la crisis que es un factor ocasional, el grado de estudios de las mujeres y la situación laboral de éstas son dos factores que determinan el número de hijos. [Ver cursos de conciliación familiar y laboral]


 


La estabilidad laboral es determinante, en la mayoría de casos, para decidir tener un hijo. Las medidas que las empresas adopten para facilitar a sus empleadas la maternidad también es un factor a tener en cuenta por estas. De ahí que los puestos con continuidad y estabilidad, como los administrativos, sean los que acogen el mayor número de nacimientos. Por esta razón, son las mujeres con cargos directivos las que aparecen como las que menos hijos han tenido en el último año.


 


Sólo un 3,65% de los nacimientos corresponden a mujeres que ejercen su profesión en la dirección de la empresa o en la administración pública, frente a un 21% de las madres que ocupan un puesto administrativo. Las trabajadoras de los servicios de restauración representan, en el último año, el 13,84% de los nacimientos, seguidas de los técnicos y profesionales científicas e intelectuales, que representan el 11,53%. También es importante destacar que el 21% de los nacimientos corresponden a las madres que se ocupan de las tareas del hogar.


 


Los datos de la investigación de Randstad revelan que el grado de estudios es un factor muy decisivo para las madres a la hora de tener hijos. Así, son mayoría las mujeres con hijos que tienen estudios básicos. Por el contrario, las féminas que llegan a la universidad tienden a retrasar la maternidad, ya que su incorporación al mercado laboral y su estabilidad económica es más tardía.


 


Según la empresa autora del estudio, el aumento de la formación ha provocado un aumento de la edad media a la que las mujeres tienen hijos. Actualmente, las españolas suelen tener el primer niño a los 30,9 años.


 


Pero el descenso de la natalidad no sólo es culpa de las mujeres, sino que según el estudio, los gobiernos estatales también tienen mucho que ver. España aún está muy lejos de otros países europeos que ofrecen ciertas medidas para propiciar el nacimiento de niños y la conciliación de la vida laboral y familiar.


 


Mientras que España sólo destina un 0,8% del PIB a ayudas a la familia, Dinamarca lo hace con un 3,9%. La baja por maternidad en nuestro país es de 16 semanas, un tiempo minúsculo si lo comparamos con las 40 semanas de Reino Unido o las 96 de Suecia. En cuanto a las prestaciones económicas, España destina 24 euros por hijo a cargo mientras que en Francia, por ejemplo, es de 512 euros al mes durante los tres primeros años del niño.


 


La investigación concluye que además de que el Gobierno debería incentivar la natalidad con incentivos fiscales y ayudas económicas a las familias, las empresas tienen que entender y apoyar a las familias de sus trabajadores, deben fomentar la conciliación familiar y laboral.


 


 


*  *  *  *


 


 


Más información:


 


Randstad


 


Contenidos relacionados en aprendemas.com:


 


La madre sigue siendo quien más tiempo y de mejor calidad dedica a los hijos


 


El nivel educativo de los padres es decisivo en el éxito escolar de sus hijos


 


El 60% de las mujeres españolas cree que los hijos son un obstáculo para la vida laboral


 


Especial Mujeres 2009-2010: Mucho más que ayer, pero menos que mañana


 


Más Reportajes de Formación, Educación y Empleo publicados en a+