Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

“Excesivos” intereses y comisiones para los estudiantes que piden un crédito

Desde la asociación Adicae denuncian que los intereses y comisiones son “excesivos” para los estudiantes que recurren a esta opción para pagar su matrícula universitaria o máster. Además, recomiendan estudiar todas las posibilidades de financiación.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de “Excesivos” intereses y comisiones para los estudiantes que piden un crédito
Estudiantes-grado-INEEl coste medio de una matrícula universitaria en un centro público oscila entre los 680 y los 1.400 euros, y el de los másteres y postgrados entre los 4.000 y los 8.000 euros de un centro público y los 17.000 que puede llegar a costar en uno privado. Estos precios, unidos al recorte de becas en un 15,75% en los dos últimos años, hace que muchos estudiantes tengan que pagar su formación a través de créditos de hasta 80.000 euros, cuya devolución oscila entre los 10 meses y los 10 años, según denuncia la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros de España (Adicae).

 

Ver Grados universitarios

 

Ver Másteres


 

La asociación señala que los créditos destinados a estudios superiores son entre 99 y 199 veces más altos del valor del dinero, lo que en muchas ocasiones lleva a los jóvenes a poner como avalistas a sus padres, por lo que, en caso de insolvencia, la economía familiar queda tocada gravemente.

 

Adicae apunta que los créditos suelen ser a tipo fijo y se encuentran en el 4,95 y el 9,95%, salvo los del Banco de Santander, que son a tipo variable referenciados al Euribor más un diferencial del 5,95%.

 

La contratación de productos asociados, como seguros de vida, es una práctica común en algunos créditos, según denuncia Adicae. Sin embargo, la asociación recuerda que el consumidor no está obligado a contratar un seguro, por lo que puede negociar con la entidad tras valorar si le conviene aceptarlo o no.

 

En cuanto a las comisiones, algunas entidades contemplan una comisión de apertura pero fijan un mínimo a pagar, lo que significa una comisión superior para préstamos inferiores a una cantidad establecida. Otros bancos aplican un tipo de interés variable muy alto y salen ganando en caso de que el consumidor amortice antes del plazo el préstamo, según Adicae.

 

Una de las ventajas que dicen tener estos créditos son sus periodos de carencia durante el tiempo en el que el estudiante se encuentra inmerso en sus estudios, con un máximo de cinco años. Adicae advierte que “esta ayuda no es tal, puesto que el estudiante, durante el periodo de carencia solo paga los intereses del préstamo, pero no amortiza el capital del crédito, por lo que al final acabará pagando más dinero al banco”.

 

La asociación afirma que el Ministerio de Economía y el Banco de España “deberían poner fin a estas condiciones totalmente abusivas”. Además, aconseja a los estudiantes buscar alternativas, como solicitar las becas del Ministerio de Educación o preguntar en la propia Universidad si ofrecen algún tipo de ayudas al estudio.

 

¡Sigue a aprendemas.com en Facebook, Twitter, Tuenti y LinkedIn!

 

Más información:

 

La economía de los consumidores. Adicae

 

Noticias relacionadas en aprendemas.com:

 

Becas universitarias en el curso 2014/2015, ¡sal a su encuentro!



El coste de estudiar en la universidad el próximo curso