Cargando...

Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Europa apuesta por implantar la ‘flexiguridad’ en el trabajo

Flexibilidad y seguridad forman este nuevo enfoque que la UE pretende dar a las condiciones del mercado laboral. Además, según una encuesta recientemente publicada por la UE, los europeos están preparados para hacer frente a los retos del mercado lab

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Europa apuesta por implantar la ‘flexiguridad’ en el trabajo

 


Una nueva encuesta publicada por la Unión Europea muestra que la mayoría de los europeos valora positivamente el papel de la UE en materia de desempleo y asuntos sociales. En concreto, tres de cada cuatro personas afirman que incide de forma positiva en el acceso a la educación y la formación, así como en la creación de puestos de trabajo y el desempleo.


 


“Es positivo que las personas sean cada vez más conscientes de la necesidad de un aprendizaje permanente para mantener la empleabilidad. Ésa es la esencia del enfoque de la Flexiguridad”, ha manifestado Vladimír Špidla, comisario Europeo de Empleo, Asuntos Sociales e Igualdad de Oportunidades. La ‘Flexiguridad’ es un nuevo enfoque por el cual algunos mercados laborales nacionales combinan cláusulas contractuales flexibles con una mayor seguridad mediante el aprendizaje permanente, políticas activas del mercado laboral y niveles elevados de protección social.


 


El informe también revela que las políticas activas del mercado laboral son fundamentales para obtener un buen equilibrio entre flexibilidad y seguridad de empleo. Los Estados miembros no destinan los mismos recursos financieros a la activación de las personas solicitantes de empleo. Mientras que la República Checa, Estonia, Letonia, Eslovaquia y el Reino Unido destinan a tal efecto menos del 0,25 % del PIB, en Dinamarca alcanzan el 1,5 % del PIB, porcentaje relativamente alto. Es necesaria una cultura de evaluación más decidida, que sea consciente de que el éxito depende menos del volumen de inversión que de la eficacia con que ésta se realiza en sectores como la formación profesional y los servicios públicos de empleo.


 


No obstante, el informe sobre el empleo en Europa de 2006 indica que es éste el ámbito en el que los mercados laborales europeos tienen las mayores carencias. “Los ciudadanos están mandando una clara señal sobre su disponibilidad de adaptarse a los cambios necesarios en el mercado laboral europeo. Las políticas públicas han de responder a sus expectativas y crear las condiciones idóneas para aprovechar el potencial de empleo de todas las generaciones”, ha añadido el comisario.


 


Siete de cada diez europeos coinciden en que “los contratos deberían ser más flexibles para fomentar la creación de puestos de trabajo”. El 84% de los europeos confía en conservar su puesto de trabajo actual durante los próximos seis meses, lo que representa tres puntos porcentuales más que en 2004. Más de la mitad de los encuestados se muestran relativamente confiados en encontrar un nuevo empleo si se quedan sin trabajo. Pero esta confianza varía dependiendo de los Estados miembros. Dinamarca se encuentra, en este aspecto, en lo alto de la tabla. Es el lugar por excelencia de la flexiguridad, un país a menudo considerado como un modelo por combinar la flexibilidad con la seguridad en el empleo.


 


La gran mayoría de los europeos (88%) estima que una formación continua mejora sus perspectivas de empleo. Un número considerablemente menor, pero aun así importante (24%), afirma que ha participado en algún tipo de formación en los últimos doce meses. Los resultados muestran que la formación tiene un impacto positivo en la confianza de las personas en mantener su puesto de trabajo actual y conservarlo a medio plazo.



 


Urge promover una mano de obra altamente cualificada, adaptable y móvil


 


Desde el año 2000, el número de empleos altamente cualificados se ha incrementado notablemente en la UE. A pesar de esta evolución positiva, la proporción de trabajadores altamente cualificados con respecto al conjunto de la mano de obra de la UE se mantiene muy por debajo de la existente en Estados Unidos. Por añadidura, en términos del PIB, la UE sólo dedica el 1,2 % de su PIB a la enseñanza superior, es decir, menos de la mitad de lo que destina Estados Unidos a este mismo sector.


 


Tener una mano de obra bien cualificada y adaptable es indispensable para lograr un mayor crecimiento de la productividad mediante los avances tecnológicos, según el informe. También explica que una mano de obra altamente cualificada y adaptable mejora la capacidad de un país para crear nuevas tecnologías en su propio territorio, y también para absorber y aplicar tecnologías eficaces desarrolladas en el extranjero.


 


El informe destaca, asimismo, que otro medio importante para afrontar los retos actuales en el mercado laboral en una UE ampliada es la movilidad geográfica de los trabajadores. Ahora bien, menos de un 2% de los ciudadanos europeos en edad de trabajar vive en otro Estado miembro, por lo que deben intensificarse los esfuerzos para crear una verdadera cultura de la movilidad. Tales esfuerzos deberían centrarse no sólo en la erradicación de las trabas administrativas y jurídicas para la movilidad, sino también de los obstáculos sociales, culturales, educativos y organizativos.


 


Mejora el empleo de las mujeres y de personas de edad avanzada


 


El informe muestra los aumentos constantes de las tasas de empleo de las mujeres y de las personas de edad avanzada (55-64 años), que refleja el éxito de las políticas orientadas para atraer y retener en el mercado laboral a un mayor número de mujeres y de trabajadores de edad avanzada. Desde el año 2000, la tasa de empleo de las mujeres se ha incrementado en cinco puntos porcentuales en Chipre, Estonia, Letonia e Italia, y en casi diez puntos porcentuales en España.


 


Para los trabajadores de edad avanzada, las tasas de empleo han aumentado en cinco puntos porcentuales o más en dieciséis Estados miembros y se han registrado aumentos especialmente importantes (superiores a los diez puntos porcentuales) en Finlandia, Hungría y Letonia. Estos resultados positivos para los trabajadores de edad avanzada obedecen a políticas en favor del envejecimiento activo y a reformas de los sistemas de pensiones.


 


No obstante, no se ha avanzado del mismo modo en todos los Estados miembros. El mercado laboral mantiene notables diferencias, como las existentes entre hombres y mujeres, ciudadanos comunitarios y no comunitarios, y entre las distintas regiones. Por ejemplo, las tasas de empleo de las mujeres en la UE varían entre más del 70 % en Dinamarca y Suecia, y cerca del 34 % en Malta. Las tasas de empleo regionales en la UE oscilan entre un escaso 40 % en determinadas regiones de Italia hasta prácticamente el 80 % en varias regiones del Reino Unido.


 


Apoyo de los ciudadanos a las iniciativas comunitarias


 


De forma general, el 56% de los europeos tiene una opinión positiva acerca de las acciones de la UE en materia de empleo y asuntos sociales, lo que constituye una subida de cuatro puntos porcentuales en la Europa de los Quince desde finales de 2003. Por otro lado, tres de cada cuatro encuestados consideran que la UE incide favorablemente en el acceso a la educación y la formación (79%), en la promoción de la igualdad entre hombres y mujeres (76%) y en la lucha contra otras formas de discriminación (75%). El 72 % opina que la UE tiene también un efecto positivo en la creación de nuevos empleos y en la lucha contra el desempleo, mientras que la cifra se eleva a un 71 % cuando se trata de combatir la exclusión social y la pobreza.


 


Asimismo, los europeos apoyan firmemente las medidas inspiradas en la UE, como es el caso de la formación continua en el lugar de trabajo (87%) y la mejora de los servicios de cuidado de niños (82%), a las que consideran medios eficaces para incluir a más personas en el mundo laboral y que éstas prolonguen su vida activa.


 


Las políticas sociales y de empleo de la UE reciben el apoyo financiero del Fondo Social Europeo, con lo cual la buena imagen de la que goza el papel de la UE en estos ámbitos es reflejo de los excelentes resultados del Fondo. Un tercio de los europeos conocen el FSE a través de algunas de las numerosas acciones apoyadas por el Fondo.


 


 


*  *  *  *


 


 


Más información:


 


Informe sobre el Empleo en la UE 2006


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


 


Europa ‘aplaude’ su primer programa de Aprendizaje Permanente


 


Europa más cerca de crear el Instituto Europeo de Tecnología


 


Marco Europeo de Cualificaciones, una iniciativa para entender las cualificaciones en toda Europa


 


El empleo femenino podría alcanzar su máximo histórico en septiembre


 


La 1ª Feria del Empleo Europea dará a conocer las oportunidades laborales en la UE


 


Polémico estudio clasifica varios países de Europa por su nivel de inteligencia


 


‘Erasmus Mundus’ traerá a Europa 1.600 estudiantes y docentes de todo el mundo


 


Lanzamiento en España de ‘Europass’, el pasaporte europeo de la formación


 


Francia aprueba el curriculum sin nombre para evitar la discriminación


 


La formación de adultos, muy presente en Europa


 


Mujer y empleo, un binomio todavía muy discriminado


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+