Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Europa actuará para reducir las diferencias salariales entre hombres y mujeres

Las mujeres europeas siguen ganando de media un 15% menos que los hombres, según datos de la Comisión Europea. Un nuevo informe publicado establece la manera en que la Unión Europea puede reducir esas diferencias que apenas han cambiado durante la úl

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Europa actuará para reducir las diferencias salariales entre hombres y mujeres

“Las niñas obtienen mejores resultados que los niños en el colegio y, aunque en el mercado laboral entran más mujeres con título universitario que hombres, sigue existiendo una diferencia salarial del 15%. Ésta es una situación inadmisible que tiene que cambiar”, ha señalado Vladimír Špidla, comisario de la UE responsable de Empleo, Asuntos Sociales o Igualdad de Oportunidades.



En su opinión, “la diferencia salarial es un problema complejo con múltiples causas. A veces se trata de pura discriminación, pero en muchos casos las razones están encubiertas: las mujeres realizan más trabajos no remunerados, como las tareas del hogar y el cuidado de personas a su cargo; las mujeres trabajan más a tiempo parcial y los sectores en los que predominan ellas tienen escalas de sueldos inferiores. Ahora debemos dar un salto cualitativo. La única manera de conseguirlo es que hombres y mujeres, ONGs, interlocutores sociales y gobiernos afronten juntos el problema a todos los niveles”.



La diferencia salarial entre hombres y mujeres va mucho más allá del principio de igualdad de retribución para un mismo trabajo. Una de las principales causas es la manera en que se valoran las competencias de la mujer comparándolas con las del hombre. En los trabajos que requieren las mismas cualificaciones o experiencia se tiende a pagar menos a las mujeres. Por ejemplo, en algunos países las niñeras ganan menos que los mecánicos, las cajeras de supermercado menos que los trabajadores de almacén, las enfermeras menos que los policías.



La dificultad de conciliar la vida laboral con la vida personal es otra de los factores que refleja esta diferencia. Las mujeres recurren más al tiempo parcial e interrumpen su carrera profesional con más frecuencia, lo cual afecta negativamente a su desarrollo profesional. Sigue siendo inferior el número de mujeres que ocupan cargos directivos, y encuentran más obstáculos y resistencia a medida que avanzan en su carrera profesional. Como consecuencia de ello, la carrera de la mujer se ve frecuentemente interrumpida, reducida o ralentizada, y por tanto peor remunerada que la del hombre.



Las estadísticas muestran que la diferencia de retribución aumenta con la edad, la educación y los años de servicio, las diferencias salariales son superiores al 30% entre los 50 y los 59 años, y al 7% en los menores de 30; exceden del 30 % entre graduados en enseñanza superior y del 13% entre los que han cursado estudios de educación secundaria, y entre los trabajadores con más de 30 años de servicio a una empresa la diferencia se eleva a un 32 %, mientras que ésta se mantiene en un 22% cuando el trabajador lleva sólo entre uno y cinco años en la empresa.



Campos de actuación



Para resolver esta situación, y en 2007 nombrado Año Europeo de la Igualdad de Oportunidades para Todos, la Comisión Europea actuará en cuatro campos: aseguran una mejor aplicación de la legislación existente (analizando cómo adaptarse la legislación actual e incrementando la sensibilización); luchar contra la diferencia salarial como parte integrante de las políticas de empleo de los Estados miembros (aprovechando la financiación de la UE, en particular del Fondo Social Europeo); promover la igualdad salarial entre los empleadores, especialmente a través de la responsabilidad social; apoyar las buenas prácticas en toda la UE e implicar a los interlocutores sociales.



Cabe destacar la supresión de las diferencias salariales entre hombres y mujeres como una de las preocupaciones clave del “Plan de trabajo para la igualdad entre mujeres y hombres 2006-2010”. Además, según el Eurobarómetro de enero de 2007, la gran mayoría de los europeos consideran que debería haber más mujeres en puestos de dirección (77%) y en las asambleas parlamentarias (72%). El 68 % de los europeos considera que las responsabilidades familiares son un obstáculo para el acceso de las mujeres a puestos de dirección, y un 47 % estima que las mujeres con las mismas cualificaciones que los hombres tienen menos oportunidades de promoción. 


 


Más información:



Comisión Europea



Estudio sobre las diferencias salariales entre hombres y mujeres (inglés)



Contenidos relacionados en Aprendemas.com:



Europa impulsará la participación de la mujer en las TIC ante la demanda de profesionales



Las mujeres que trabajan por ETT tienen menos posibilidad de volver al paro



Las mujeres están mejor formadas pero su situación laboral es peor



El 60% de las mujeres españolas cree que los hijos son un obstáculo para la vida laboral



Los microcréditos impulsan la iniciativa empresarial de las mujeres



Mujeres en el trabajo: el camino hacia la igualdad



Luz verde a la Ley de Igualdad “para hacer justicia a las mujeres”



Sobran razones para celebrar el Día Internacional de la Mujer Trabajadora



Más Reportajes de Formación, Educación y Empleo publicados en a+