Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Estudiar en el extranjero, ¿cómo reducir gastos?

Elegir bien la fecha en la que se va a viajar y el alojamiento, optar por establecimientos locales o sacarse el Carné Internacional de Estudiante son algunos de los consejos que pueden adoptarse para controlar el gasto y reducirlo.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Estudiar en el extranjero, ¿cómo reducir gastos?
Estudiantes-grado-INEA la hora de cursar un programa de formación en el extranjero el gasto puede dispararse. Sin embargo, con unos sencillos consejos puede conseguir minimizarse y poder disfrutar, incluso, de una cantidad mayor de dinero para la estancia para darse algún capricho o viajar más para conocer todo el país.

 

Ver Cursos en el Extranjero

 

Ver cursos de ahorro


 

El primero de ellos es elegir bien el estado y la zona a la que se va a ir a estudiar porque los precios entre las diferentes regiones son sustanciales. En este sentido, explorar nuevas zonas que son menos habituales para los estudiantes se nota en el coste, ya que son destinos más económicos. A valorar son también las ventajas o beneficios que ofrezca la universidad o centro de estudios para los estudiantes.

 

Igualmente clave es el día que se va a viajar al país porque la fecha es decisiva para poder encontrar el billete de avión a un precio más económico. Además, también es mejor reservar con tiempo y, una vez que se sabe las vacaciones o fechas en las que se tiene que viajar, decidir según el precio los días definitivos. Para ello, hay buscadores de vuelos y webs que son de ayuda.

 

También es muy importante sacarse una tarjeta de crédito que no lleve comisiones o bien contratarla en el país en el que se vaya a estar, ya que habitualmente la mayoría de las tarjetas de crédito tienen una comisión que se aplica por compras en otro país. De este modo, no habrá que pagar esas comisiones, que pueden sumar una cantidad considerable si se va a pasar mucho tiempo en el extranjero.

 

De gran utilidad es tener el Carné Internacional de Estudiantes, ya que con él se pueden conseguir descuentos en productos o servicios, aparte de beneficiarse de ofertas. Además, se puede reducir la factura del gasto si se apuesta por consumir productos locales y acudir a sitios que no son los típicos para turistas porque son más económicos. En este sentido, son de gran ayuda las personas locales o los amigos del país y zona que puedas conocer allí.

 

Igualmente, se puede ahorrar en el alojamiento, optando por no elegir habitaciones en el campus, sino por compartir piso o bien por residir con familias, así como por optar por residencias estudiantiles que no estén ubicadas en el mismo campus.

 

Y, por supuesto, no hay que olvidarse de solicitar becas, ya que hay diferentes posibilidades para conseguir algún tipo de ayudas. Para ello, se pueden utilizar motores de búsqueda que simplifican todo el proceso al filtrar la información, consiguiendo también ahorrar tiempo frente al ordenador.

 

Si aún con todo y por más que se haya estado ahorrando para tener recursos económicos, no se tiene dinero suficiente, hay otras opciones. Por ejemplo, trabajar. ¿Cómo? Hay muchas opciones: dar clases de español en el país al que se vaya, trabajar de au pair o buscar un empleo por cuenta ajena. Pero, pese a estos consejos, hay que llevar siempre un control del gasto y no comprar ni gastar de forma compulsiva porque, en caso contrario, de nada servirán estos consejos.

 

Ver cursos de Profesor de Español

 

 

¡Sigue a aprendemas.com en FacebookTwitterTuenti y LinkedIn!