Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

España se sitúa a la cabeza de Europa en empleo doméstico

El empleo doméstico ha crecido notablemente en España en la última década, siendo uno de los países que más trabajadores emplea en este campo. A nivel mundial también la cifra ha aumentado.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de España se sitúa a la cabeza de Europa en empleo doméstico
Estudiantes-grado-INEEspaña es uno de los tres países europeos que más empleo doméstico generajunto con Francia e Italia y ocupa la primera posición dentro de los países desarrollados –situándose incluso por delante de Estados Unidos-, además de ser el décimo de los 130 estudiados a nivel mundial por la Organización Internacional del Trabajo (OIT). [Ver cursos de Empleados de hogar]

 

Además, es uno de los estados en los que más ha crecido el número de empleados en el hogar, ya que en los últimos quince años prácticamente la cifra se ha duplicado, según datos de la OIT recogidos en su informe “Domestic workers across the world”. De hecho, en este informe se constata que el país ha pasado de tener 355.000 empleados domésticos en el año 1995 a 747.000 en 2010. Un dato este último que, sin embargo, ha descendido ligeramente como consecuencia de la crisis desde el año 2008. En Francia, la cifra se sitúa en 589.900, mientras que en Italia asciende a 419.400 y en Estados Unidos alcanza los 667.000 empleados.

 

El sector doméstico emplea a cerca de 52 millones de personas en todo el mundo, siendo la mayoría –en torno al 83%- mujeres, sobre todo inmigrantes. Una cifra que representa en torno al 7,5% del empleo asalariado a nivel mundial, aunque el porcentaje es más elevado en algunas regiones, como es el caso de Oriente Medio en la que alcanza el 31,8%, así como en América Latina y el Caribe con el 26,6%. En Asia Pacífico, también el dato es más elevado y se sitúa en el 11,8%. En estos datos, la OIT ha excluido a los niños trabajadores domésticos menores de 15 años y que se estima que pueden suponer unos 7,4 millones.

 

Según el informe, en todas estas zonas geográficas, en términos absolutos, hay 21,4 millones de empleados domésticos en Asia Pacífico, siendo la región con mayor número de trabajadores en este sector; 19,6 millones en América Latina y el Caribe; 5,2 millones en África; 3,6 millones en los países avanzados y 2,1 millones en Oriente Medio.

 

Y, al igual que en España, en general en todas las regiones se ha producido un incremento de los empleados de hogar, ya que entre los años 1990 y 2010 se incorporaron alrededor de 19 millones de personas. La mayoría de ellos se corresponden con el perfil de emigrantes en busca de empleo.

 

No obstante, el informe de la OIT destaca el caso de América Latina y Caribe, región en la que los empleados de hogar suponen el 7,5% del total de los trabajadores, siendo el porcentaje más alto del mundo y situándose por encima de la media mundial de los trabajadores domésticos en relación al total de la fuerza laboral, que es del 1,7%. Y es que se ha pasado de los 10,5 millones de trabajadores domésticos en 1995 a los 19,5 millones en 2010.

 

Un incremento que desde la OIT achacan al aumento de la población de edad avanzada y su necesidad de mayores cuidados, así como a la inexistencia de políticas para conciliar la vida laboral y profesional y el incremento de la participación de las mujeres en el mercado de trabajo. El informe también señala como otra de las posibles causas la desigualdad económica que favorece la aparición de empleadores en los puestos superiores de la escala social y de personas con escasos recursos económicos que están dispuestas a hacer estos trabajos aunque estén mal remunerados.

 

Además, en esta región también se ha detectado que es mayor el número de empleados del hogar que tienen menos de 15 años en relación a otras zonas como Oriente Medio que representan el 5,6%; África con el 1,4%; Asia Pacífico con el 1,2%; países desarrollados con el 0,8% y Europa del Este y las repúblicas ex soviéticas con el 0,3%.

 

Sin embargo, pese al elevado número de personas que trabajan en este sector, el informe refleja la escasa cobertura de estos empleados, ya que se estima que tan sólo el 10% del total está cubierto por alguna legislación laboral. No obstante, cabe destacar que alrededor del 29,9% -lo que supone unos 15,7 millones de trabajadores-, están totalmente excluidos por completo de la legislación laboral de los diferentes estados.

 

También se ha detectado que el 45% no tiene derecho a descansos semanales o a disfrutar vacaciones anuales remuneradas y más de un tercio de las trabajadoras no pueden ejercer el derecho a la protección por maternidad.

 

Además, el nuevo Convenio y Recomendación de la OIT sobre Trabajo Doméstico, que se adoptó en junio del año pasado para garantizar las condiciones laborales y una remuneración decente, sólo ha sido ratificado por tres países: Uruguay, Filipinas y Mauricio. No obstante, un total de trece países han anunciado que están realizando reformas en su legislación para mejorar la seguridad jurídica. Es el caso de Bahrein, Brasil, Chile, Austria, Indonesia, Namibia, India, Singapur, Paraguay, Zambia, Tailandia y Zambia.

 

En España, igualmente, se quiere incidir también en una mayor regulaciónya que, a pesar de la entrada en vigor el pasado año de la Ley de Regularización del Servicio Doméstico, más del 50% del trabajo sigue realizándose fuera del margen de la ley. De hecho, de acuerdo con los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), hay más de 700.000 empleadas en el hogar en España, pero tan sólo 297.000 figuran como dadas de alta en la Seguridad Social.

 

¡Sigue a aprendemas.com en Facebook, Twitter, Tuenti y LinkedIn!

 

Más información:

OIT



Noticia relacionada en aprendemas.com:

Las empleadas de hogar se integrarán en el Régimen General de la Seguridad Social