Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

España mejora su reputación como país de ocio, pero no de negocio

El Instituto de Análisis de Intangibles (IAI) ha publicado un estudio que mide la reputación de España en 21 países. Según el informe, España es el cuarto país que los extranjeros recomendarían visitar, pero el séptimo cuando se trata de recomendar s

Publicado en Histórico Noticias
Foto de España mejora su reputación como país de ocio, pero no de negocio


La reputación es un factor estratégico para competir en un mundo globalizado. Esta premisa, que hoy se da por hecho en cualquier compañía privada, se ha intentado trasladar al ámbito público, conscientes de la necesidad de realizar una buena gestión de la admiración y el respeto internacional que despierta España. Para ello, según el informe del IAI, elaborado en colaboración con Reputation Institute y el patrocinio de BBVA y Ferrovial, es necesario llevar a cabo una tarea conjunta tanto del Gobierno, como de todos los órganos de las Administraciones Públicas, las empresas, las universidades, los expertos y la sociedad civil.


 


El estudio indica que la reputación de un país puede gestionarse igual que la reputación de una marca corporativa, lo que puede atraer capital, inversiones, turistas y talento. Se trata de establecer una metodología para abordar el reto de fortalecimiento de la imagen de España en el contexto internacional. Para ello se ha seguido la metodología RepTrak, que consiste en entrevistar a un gran número de ciudadanos para obtener un CountryRep o índice de reputación, que mide la admiración, respeto y buenas impresiones que causa un país. Así, se han entrevistado, en los meses de febrero y marzo de 2008, a 33.900 personas de Alemania, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, Chile, China, España, EE.UU., Francia, Holanda, India, Italia, Japón, México, Polonia, Portugal, Reino Unido, Rusia, Suiza y Sudáfrica.


 


Distintos atractivos


 


Los investigadores han considerado que los pilares sobre los que descansa la reputación de un país son los siguientes atractivos: naturales, culturales, globales, financieros, de consumo, sociales, políticos, económicos y de marcas. Además, a los entrevistados se les pregunta acerca de otras variables de comportamiento, como su propensión a recomendar visitar el país, invertir en él, comprar sus productos o servicios, o vivir o trabajar en él.


 


Los resultados indican que España goza de una buena reputación en el mundo, pues su índice es relativamente alto, siendo sólo superado por Suiza, Canadá e Italia, dentro de los 16 países en los que se ha realizado la comparación, y por delante de países como Alemania o Reino Unido, y a bastante distancia de EE.UU., Rusia y China. Son las variables de atractivo natural y oferta de ocio (atractivo cultural) las que más contribuyen a estos buenos resultados y las que más pesan, ya que juntas representan más del 30% de la reputación. También hay muy buenos resultados en la variable "recomendaría visitar el país", y en el atractivo global, político y social.


 


Los países europeos que tienen mejor imagen de España son Polonia, Rusia, Italia, Grecia, Portugal, Francia, Alemania y Suiza. Fuera de nuestras fronteras se encuentran Argentina y Canadá, aunque, rompiendo tópicos, los que más valoran a España son los propios españoles.


 


Por el contrario, entre las percepciones menos positivas para España se encuentran la valoración de la importancia de las marcas y empresas españolas, y el atractivo de consumo, seguido del atractivo financiero. Las variables menos fuertes son "recomendaría comprar productos/servicios de origen español" y "recomendaría invertir en España". Por su parte, en la reputación de marcas y empresas, España es superada por Japón, Alemania, Suiza, EE.UU., Italia, China, Reino Unido, Francia y Canadá.


 


Planes de acción conjuntos


 


El conocimiento de estos datos puede representar un aliciente para establecer políticas y planes de acción que puedan fortalecer la imagen de marcas, productos y empresas españoles, cuyos datos no son buenos porque quizá no son bien conocidos o valorados. Según el estudio, sería casi vital el desarrollo de una política de estado conjunta que diera valor a la marca "España". Además, existen diferencias significativas en los resultados de la reputación de España en algunos de los 16 países que la han evaluado, por lo que sería necesario diseñar estrategias específicas para abordar los planes de fortalecimiento del rol a desempeñar por las empresas de origen español en cada zona geográfica.


 


El Reputation Institute atribuye estos resultados a que España tiene grandes empresas en sectores con poco respaldo popular, como la banca o la industria, y al hecho de que algunas empresas conocidas no se identifican con España o hay marcas que no se conocen en determinados países. Según dicho organismo, "hace falta un esfuerzo integrado de administraciones y entidades privadas con un único mensaje coherente y consistente". Por su parte, el presidente del IAI, Luis Abril, ha señalado que "España dispone de un amplísimo margen para mejorar. Es necesario buscar un rol de marca España fuera del país, que luego se traduzca en planes adecuados".


 


Índice global de reputación


 


Analizando los resultados del estudio, los países más recomendados para ser visitados son Canadá y Suiza, mientras que España ocupa el cuarto puesto, por detrás de Italia y seguida de Alemania. China, India y Rusia son las naciones menos atractivas para ser visitadas. Por su parte, Suiza es el país percibido como más recomendable para invertir, seguido de lejos por Canadá y Alemania. España ocupa un séptimo puesto, con una puntuación similar a la de Italia, pero por delante de EE.UU. y Francia.


 


Nuestro país es el sexto del ranking donde los entrevistados recomendarían irse a vivir o a trabajar, por delante de algunos países europeos. En el polo opuesto se encuentra Latinoamérica, India, China y Rusia. Y si nos fijamos en la recomendación de comprar productos y/o servicios, España ocupa una posición intermedia, por detrás de Japón Italia o Reino Unido, aunque por delante de Francia. China y Rusia ocupan los últimos puestos de esta clasificación.


 


En cuanto al índice global de reputación, España ocupa una posición muy buena en su cuarto puesto, con más de 60 puntos, pero esta percepción positiva es más perceptible entre aquellos países con los que tiene una relación más estrecha. En general, alcanza valoraciones muy favorables en Europa, salvo en el Reino Unido, y también en Rusia. Sin embargo, en Latinoamérica se dan importantes diferencias en las percepciones, dependiendo del país. España es el país más admirado por los argentinos y también obtiene muy buena puntuación en Brasil, pero en Chile y México las percepciones no son tan buena.


 


La reputación de España en EE.UU. es bastante favorable, al ocupar posiciones intermedias en el ranking, y también es valorada de forma positiva en Canadá. Sin embargo, el índice baja en Asia, con China y Japón los registros más bajos.


 


España vista por los españoles


 


Pero en donde España alcanza su índice de reputación más alto es en la propia España, un comportamiento que se repite en el resto de los países, excepto casos puntuales como Italia, donde el país es mejor percibido en el ámbito internacional que por sus propios ciudadanos.


 


Si observamos el atractivo natural, los países mejor valorados son Canadá, Suiza e Italia, mientras que el apartado de ocio y cultura es liderado por Italia. El atractivo global pertenece a Canadá y Suiza y del atractivo financiero destaca la buena posición de India, en el séptimo lugar, mientras que Francia está entre los tres últimos. En cuanto al atractivo de consumo, Suiza se coloca a la cabeza, al igual que ocupa un muy buen puesto en el atractivo social, político y económico. Por último, en el atractivo de marcas y empresas, Japón ocupa la primera posición, EE.UU. la cuarta, y España ocupa su peor registro, en el décimo puesto.


 


 


*  *  *  *


 


 


 


Más información:


 


IAI


 


Reputation Institute