Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

España es uno de los países a nivel mundial con menor índice de bienestar laboral

España es uno de los países a nivel mundial con menor índice de bienestar, lo que se constata en el mercado de trabajo y en el empleo, así como en el nivel de ingresos y en la educación, según la OCDE.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de España es uno de los países a nivel mundial con menor índice de bienestar laboral
Estudiantes-grado-INEEspaña pierde posiciones a nivel mundial en cuanto a bienestarde acuerdo con los datos del Índice para una Vida Mejor de la OCDE –que evalúa bienestar material y calidad de vida-, en el que se sitúa en la posición número 20 de entre un total de 36 países analizados entre los que figuran economías avanzadas y también algunos países emergentes como es el caso de Brasil o Rusia. [Ver cursos de Búsqueda de empleo]

 

En este ranking, España se sitúa más cerca de países como Turquía, México o Chile, que obtienen los peores resultados, que de otras economías como las de Australia, Suecia y Canadá, que se hallan en las primeras posiciones de la clasificación al obtener los mejores resultados en este índice, que contempla estadísticas relacionadas con 11 áreas como la vivienda, ingresos, empleo, educación, salud o satisfacción de vida.

 

Entre los peores resultados que obtiene España se encuentra el empleo –con el 3,9-como consecuencia, sobre todo, del mercado de trabajo en el que se registra una alta tasa de paro, siendo también de los datos menos favorables dentro del ranking, ya que tan sólo hay dos países que están por debajo del país: Turquía y México.

 

En España, en torno al 58% de las personas de edades comprendidas entre los 15 y 64 años de edad tienen un empleo remunerado, cifra que es menor que el promedio de la OCDE, que es del 66%. Además, es destacable que cerca del 64% de los hombres tiene un empleo remunerado en comparación con el 53% de las mujeres.

 

De acuerdo con los datos del informe, en España se trabajan menos horas que en los países de la OCDE. De hecho, la población española trabaja 1.690 horas al año, menos que la media de los países de la OCDE que es de 1.776 horas. Sólo el 6% de los trabajadores tienen un horario de trabajo muy largo, cifra que también es inferior al promedio de la OCDE, que se sitúa en el 9%. De entre este colectivo de empleados, es reseñable que el 9% de los hombres tienen una jornada laboral más larga frente al 4% de las mujeres.

 

Entre los profesionales que más bienestar manifiestan en el trabajo, según un estudio de Regus, se encuentran aquellos que dirigen su propio negocio y las generaciones más jóvenes. Una satisfacción que se explica en el caso de las personas que gestionan su propio negocio porque tienen más control sobre el manejo de su tiempo y tienen capacidad para decidir cuánto tiempo dedican al trabajo y cuánto a sus vidas privadas, además de tener una mayor flexibilidad laboral.

 

Por su parte, en el caso de los jóvenes trabajadores, está mayor satisfacción se explica porque se sienten más eficientes en el puesto de trabajo al ser conscientes del valor que tienen para la empresa y no dudan en solicitar medidas para equilibrar vida y trabajo.

 

España tampoco tiene buen resultado en cuanto a ingresos porque el promedio de renta familiar está por debajo de la media de la OCDE, estando el país entre los estados que presentan más desigualdades. De hecho, según el índice, la población que ocupa el 20% superior de la escala de ingresos gana más de seis veces que lo que percibe la población que ocupa el 20% inferior.

 

En educación, España también se sitúa lejos del promedio de la OCDE, a pesar de la importancia de la formación para encontrar un empleo. Esta diferencia se aprecia, sobre todo, en relación a la proporción de adultos –de edades entre 25 y 64 años- con un título de educación secundaria: el 53% frente a la media del 74%. La diferencia es más evidente en el caso de las mujeres que de los hombres, ya que el 52% de ellos han terminado exitosamente la educación secundaria en comparación con el 54% de las mujeres.

 

Referente a la calidad del sistema educativo, el estudiante en promedio obtuvo una calificación de 484 puntos en lectura, matemáticas y ciencias en el Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA) de la OCDE, calificación que es más baja que el promedio situado en 497 puntos.

 

A pesar de estos datos, España registra algunos datos positivos en cuanto al balance entre vida y trabajo, variable en la que el índice es de 9. Una valoración responde a que en el país es baja la proporción de empleados que trabajan más de 50 horas a la semana y a que el número de horas dedicadas al cuidado personal y al ocio, incluyendo dormir, se aproxima a 16.

 

Además, España también destaca en el área de salud, en la que consigue un índice de 8,6, siendo destacable la esperanza de vida, que es elevada y se sitúa por encima de los 82 años. Igualmente es significativo que el 75% de los ciudadanos aseguren que su estado de salud es bueno o muy bueno.

 

¡Sigue a aprendemas.com en FacebookTwitterTuenti y LinkedIn

 

Más información:

OCDE