Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

España convence a los inversores extranjeros

España es uno de los destinos preferidos para los empleados de grandes multinacionales, pero la pregunta es ¿también a las empresas extranjeras? Al parecer sí, según el barómetro del clima de negocios en España que elaboran Invest Spain y el IESE.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de España convence a los inversores extranjeros

Las empresas extranjeras están a gusto en España y valoran positivamente el mercado  empresarial español. Esta es una de las principales conclusiones del ‘Barómetro del clima de Negocios en España’ que ha sido presentado por la Secretaria de Estado de Comercio, Silvia Iranzo, acompañada por el Consejero Delegado de Invest in Spain, Javier Sanz, y por el Secretario General del IESE en Madrid, Juan Antonio Galán. En concreto, estas compañías le otorgan a la Península un 3,5 sobre 5.


 


Este es el segundo año en el que Invest Spain lleva a cano el estudio, según el cual el 76% de las cerca de 300 empresas consultadas mantendrán o aumentarán sus inversiones en 2009. El estudio ha recogido la valoración de las empresas extranjeras del clima de negocios español, pero además de también su opinión sobre las fortalezas del modelo español, así como las posibles fórmulas para potenciar los principales ámbitos de actuación. Aunque positiva, la percepción de las empresas extranjeras también refleja cierta preocupación por la crisis financiera mundial y la forma en la que puede afectar y está afectando ya a España. Pese a todo, consideran que ésta es relativamente fuerte y por eso le dan tres puntos sobre cinco en lo que a condiciones económico-financieras en el país. Así, parece que España por lo menos cumple con sus expectativas tanto en la estructura básica macroeconómica, como en los aspectos de negocio, funcionamiento y competitividad de los mercados.


 


En términos generales, las empresas encuestadas están satisfechas con el desarrollo de sus negocios en España y consideran positiva la rentabilidad obtenida en comparación con la de otras filiales. Sin embargo, sus previsiones par 2009 son menos optimista debido en parte a un ciclo económico negativo. Por eso, una de cada cuatro (24%) invertirá menos el próximo ejercicio e incluso recortará los recursos en el país. Es más, apenas un 31% contratará a más personas por un 44% que por lo menos mantendrá su plantilla.


 


Según destaca el barómetro, las estadísticas hablan de España como un país consolidado entre las empresas extranjeras, que ven en nuestro país una localización estratégica y estable donde permanecer en el largo plazo. Los últimos flujos de inversión extranjera directa recibida del Registro de Inversiones Exteriores de la Secretaría de Estado de Comercio, avalan esta posición. Según los datos para 2007 y primer semestre de 2008 son un total de 36.031 millones de euros y 29.513 millones de euros, respectivamente, mostrando unos crecimientos del 171% y 490% en cada caso, lo que se ha traducido en que España ha alcanzado la séptima posición mundial en el ranking de recepción de IED, según la UNCTAD (Conferencia de Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo).


 


Según el estudio, España destaca por su entorno de negocios, es decir, aspectos  la competitividad de los sectores, o la calidad de los proveedores cualificados) por encima de otros apartados de costes operativos  como el coste de la mano de obra cualificada) y a la fuerza laboral, que se refiere a la calidad de las escuelas de negocio y de los centros especializados, y capacidad de aprendizaje. Resulta muy positivo que las principales fortalezas de España se encuentren en algunas de las áreas que los inversores identifican como las más importantes.


 


El resto de fortalezas son un tanto más heterogéneas y afectan a distintas áreas, como la calidad de vida (ocio y cultura), el Transporte, comunicaciones e instalaciones (red viaria) o los Recursos tecnológicos (calidad y disponibilidad de los servicios e infraestructuras de comunicaciones). Por otra parte, los inversores extranjeros señalan los conocimientos de idiomas, la facilidad para contratar y despedir trabajadores, y la disponibilidad de mano de obra cualificada como los principales ámbitos de actuación de cara a la mejora del clima de negocios español.


 


En esta Edición 2008 del Barómetro, y por primera vez, se ha incluido un apartado en el que se recoge la valoración que hacen las empresas extranjeras del clima de negocios en la Comunidad Autónoma en la que están establecidas; IESE enviará estos datos a las CCAA en los próximos días.


 


 


Más información:


 


Invest in Spain


 

IESE