Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Esforzarse mucho puede dificultar el aprendizaje de algunos aspectos de los idiomas

Una investigación realizada por las universidades de California, Stanford y British Columbia, junto con el MIT, han descubierto que hay partes del lenguaje que no se aprenden por dedicarles más esfuerzo.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Esforzarse mucho puede dificultar el aprendizaje de algunos aspectos de los idiomas
Estudiantes-grado-INEUna nueva investigación refleja que hacer un mayor esfuerzo para aprender idiomas no siempre tiene un efecto positivo, sobre todo, a la hora de aprender los aspectos morfológicos de la lengua, consiguiéndose justo lo contrario: que sea más difícil aprender la lengua extranjera.

 

Ver cursos de Idiomas

 

La investigación desarrollada por un equipo formado por psicólogos y neurocientíficos evidenció que intentar aprender con mucho esfuerzo y de forma repetitiva aspectos de la lengua como la estructura, palabras raíces, sufijos y prefijos no tenía un efecto positivo, aunque ese mayor esfuerzo sí permitía obtener buenos resultados en otras áreas del idioma.

 

La investigación también ha permitido constatar que los niños tienen capacidad para absorber ciertos elementos difíciles de la lengua como participios o pasados irregulares o tiempos verbales complicados, teniendo un mejor desempeño que los adultos en cuanto al dominio de la gramática y los componentes estructurales de lenguaje de los que, incluso, algunos nativos, no son conscientes de ese conocimiento.

 

Para llegar a estas conclusiones, llevaron a cabo un experimento para comprobar si hacer un mayor esfuerzo podría ayudar o bien dificultar el éxito en el aprendizaje. En primer lugar, crearon nueve palabras sin sentido de dos sílabas cada una, que se distribuyeron en las categorías A, B y C.

 

Las personas que participaron en el estudio escucharon las palabras durante diez minutos. Un grupo tenían que escucharlas mientras completaban un puzzle o coloreaban un dibujo mientras hacían la audición. Por su parte, el otro grupo trató de identificar las palabras que estaban oyendo.

 

Ambos grupos escucharon la misma grabación con palabras de las categorías A, B y C sin pausas entre ellas. Los sujetos de los dos grupos pudieron segmentar las palabras, aunque a la hora de identificar la morfología del lenguaje los sujetos que prestaron más atención obtuvieron un peor resultado que los que habían hecho una escucha pasiva mientras hacían otra actividad.

 

Para los investigadores, esta investigación evidencia que el aprendizaje requiere esfuerzo, pero que conduce a resultados diferentes en función de la clase de alumnos y la información que se trate de aprender.

 

De este modo, explican que la memoria declarativa es más útil para aprender vocabulario y la gramática, mientras que la memoria procedimental permite un mejor aprendizaje de los aspectos morfológicos de la lengua.

 

 

Ver cursos relacionados:

Idiomas

Profesor de Idiomas






Más información:

 

MIT’s McGovern Institute for Brain Research