Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Enseñanza de idiomas: una crisis por contagio

La quiebra de Opening, más allá de los miles de créditos adeudados y de las nóminas impagadas, ha supuesto una injusta pérdida de confianza entre los españoles con respecto a los centros de idiomas. Así las cosas, las consecuencias económicas ya se e

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Enseñanza de idiomas: una crisis por contagio

FGW / Redacción Aprendemas.com, 1/10/2002.


Si tenemos en cuenta que en conjunto Opening y Wall Street dominaban hace apenas unos meses el 30% del mercado de la enseñanza no reglada de idiomas, y que ahora definitivamente una de ellas ha cerrado sus puertas, uno podría llegar a la conclusión de que muchos pequeños y medianos centros de idiomas se iban a ver beneficiados con un significativo incremento de matrículas. Sin embargo, las cifras están demostrando que esta crisis ha tenido consecuencias, por el momento, ciertamente negativas para todo el sector. Así, según los datos revelados hace exactamente una semana, parece ser que las matriculaciones de septiembre han caído más de la mitad en el conjunto de las academias de idiomas ubicadas en nuestro país.

Quizá haya que esperar a que transcurra el mes de octubre y que el asunto de Opening se enfríe para que la demanda de cursos de idiomas retome su volumen habitual, esperemos que así sea. El caso es que el conocimiento de idiomas va a seguir siendo un factor diferenciador en el mundo laboral, y conscientes de ello, el aproximadamente 3% de españoles de entre 18 y 25 años que por término medio estudia idiomas no podrá perder repentinamente el interés en aprenderlo. Simplemente, están a la espera. Por eso, es importante que el consumidor recupere la confianza cuanto antes, ya sea a través de una mejor información por parte de las asociaciones de academias de idiomas como a través de una más clara legislación y control de la actividad comercial que estos centros desarrollan en nuestro país.

Además, hay que decir que ya antes muchas organizaciones y centros de idiomas venían quejándose del agresívo método comercial a través de los créditos al consumo que algunos gigantes de la enseñanza de idiomas estaban llevando a cabo. Estas prácticas, a menudo abusivas, muchos se quejaban que estaban desprestigiando a las academias de idiomas en su totalidad, cuando la mayoría y especialmente las más pequeñas de ámbito local nunca las han llevado a cabo. Desde luego, aquellos que siempre han trabajado con transparencia y buena fe no merecen esta pérdida de confianza, pero como bien dice el conocido dicho: al final toca pagar justos por pecadores.


 


Noticias y reportajes relacionados en Aprendemas.com:


Estudiante: ¡Cuidado con los préstamos!


Definitivamente en Opening ya no se hablará inglés


Parece que Opening abrirá de nuevo sus puertas


Caso Aula Magna: una quiebra con moraleja