Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

“En las canteras más que entrenadores hay educadores”

aprendemas.com entrevista para su sección de Jóvenes Talentos a Jaime Fernández, jugador de baloncesto en el Estudiantes y campeón de Europa junto a la selección U-18.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de “En las canteras más que entrenadores hay educadores”
Estudiantes-grado-INEJaime Fernández tiene 19 años y es su segunda temporada jugando en la Liga Endesa-ACB con el club Asefa Estudiantes. El año pasado se convirtió en campeón de Europa junto a sus compañeros de selección U-18 en el campeonato celebrado en Polonia, y asegura que una victoria así “no se olvida nunca”.

 

El esfuerzo y la dedicación constante son valores que le han sido inculcados durante su formación como jugador y persona, y los considera prioritarios para ser un buen profesional. Después de abandonar la cancha, quiere que su vida siga vinculada al deporte, ya que es lo que más le gusta. Por el momento disfruta al máximo de jugar en el Estudiantes.

 

¿Cuál fue tu primer contacto con el baloncesto?

 

Cuando era pequeño siempre quería hacer lo mismo que mi hermano mayor. Así que como él jugaba al baloncesto y al fútbol, yo también empecé a jugar a estos deportes. Más adelante, me decanté por el baloncesto porque era más cómodo, ya que tanto en mi círculo de amigos como en el colegio también jugaban al baloncesto, y además me gusta más que el fútbol. [Ver cursos de baloncesto y fútbol]

 

¿Cuál es tu altura? ¿Eres de los más altos?

 

¡No, qué va! Mido 1,84 m, una altura bajita. Juego de base.

 

¿Cuándo fue el momento en el que decidiste apostar por el baloncesto de manera profesional?

 

Es algo que va llegando, te vas dando cuenta de que vales para este deporte. Decidí irme al Estudiantes en Cadete. Según van avanzando los años se va haciendo más complicado y más profesional. Por otra parte, siempre he jugado en una categoría superior a la que me correspondía. El año pasado cuando llegué a la EBA, ya estaba haciendo entrenamientos con el equipo de ACB. Y ahora estoy centrado en la ACB.

 

¿Por qué se caracterizan los equipos de cantera?

 

En las canteras y en los equipos de cantera más que entrenadores hay educadores, que te enseñan el hábito del esfuerzo, la rutina y la constancia. Eso es lo que he aprendido y esos valores me han ayudado. Aplicar estos principios al ámbito del estudio te ayuda. En la residencia del Estudiantes, por ejemplo, hay un tutor para ayudar con problemas. Por otra parte, en mis estudios, siempre ha hablado con mis profesores y han sabido mi situación y siempre me han ayudado para hacer el estudio más ameno. En ocasiones se mira un poco más a lo que está fuera de España pero no nos podemos quejar. Tenemos un buen sistema, y hay que confiar en la cantera. Para los jugadores que trabajan a base de mucho esfuerzo siempre hay oportunidades.

 

¿Quiénes han sido tus referentes?

 

Hay muchos, pero mi mayor ídolo siempre ha sido Navarro. Sergio Rodríguez y Carlos Suárez dentro del club han llevado una evolución más o menos parecida a la mía. Y aunque ahora no están en el equipo siempre los he admirado mucho.

 

¿Es habitual en el mundo del baloncesto que alguien con 18 años tenga tu trayectoria?

 

No es muy habitual, pero al final cuando uno trabaja y hace lo que le gusta acaba obteniendo esos frutos. He trabajado mucho y al final he conseguido mis metas, luchando por ellas. El que algo quiere algo le cuesta.

 

¿Resulta complicado combinar tus estudios con tu profesión?

 

Bueno, ha sido complicado, sobre todo el año pasado con el curso de 2º Bachiller que es difícil de sacar. Es un gran esfuerzo pero la recompensa también es grande, sobre todo si haces lo que más te gusta. Es verdad que a veces no te apetece estudiar, pero debes concentrarte en los estudios. En el futuro tienes que tener un apoyo. Ahora mismo, estoy estudiando INEF, en la Universidad Politécnica de Madrid. Es complicado, pero hago las dos cosas que más me gustan.

 

¿A qué cosas tienes que renunciar cuando eres un deportista profesional?

 

Quizás a lo que hace la gente de tu edad o tus compañeros de clase: salir los sábados o tener los fines de semana libres. En el mundo del deporte es algo complicado. Pero también haces muchas amistades en el equipo y tienes muchas otras oportunidades.

 

¿El futuro de un jugador profesional, después de dejar la cancha, se ve vinculado siempre al deporte?

 

La vida de un jugador profesional puede durar entre 20 y 30 años, hasta los 36 o 37 años, dependiendo de la trayectoria. Después a mí me gustaría hacer algo relacionado con el deporte, como Psicología deportiva o profesor de Educación Física. En mi caso, me gusta mucho el deporte y estoy encantado de hacerlo, pero tengo amigos que estudian carreras que no tienen nada que ver con el deporte.

 

¿Cómo fue convertirte en Campeón de Europa? ¿Y cómo lo celebraste?

 

Fue una experiencia inolvidable, fruto del trabajo de mucho tiempo. Somos una generación que nos conocemos desde hace años, que trabajamos mucho. Fue algo increíble y es algo que nunca olvidaremos. Estos logros son los que te animan a trabajar, por lo que este año queremos más. Lo celebramos con mis compañeros de la selección, salimos esa noche en Polonia. Y en mis vacaciones fui a Ibiza con un amigo.

 

¿Qué expectativas hay para Londres 2012?

 

Este año me toca selección sub 20. Estamos 35 días concentrados con la selección: primero con entrenamientos, luego con torneos amistosos, y finalmente 12 días de competición. ¿Las expectativas? Conseguir el oro, claro.

 

¿Cómo se vive el éxito de jugadores como Pau o Marc Gasol, Ricky Rubio, jugando en la NBA?

 

Pues con admiración y envidia sana. Tenemos una admiración grandísima por estos jugadores, que han llegado a conseguir unos triunfos increíbles.

 

Un club en el que te gustaría jugar…

 

Estoy muy contengo de jugar en el Estudiantes y me gustaría seguir todos los años que pueda. 

 

 


 ¡Sigue a aprendemas.com en Facebook, Twitter, Tuenti y LinkedIn!

 



 



Otras entrevistas de aprendemas.com a Jóvenes Talentos:

 

Daniel Abad, director de orquesta: “Tenemos profesores de mucha categoría a nivel instrumental, vocal y escénico, pero en ocasiones insuficiente”

 

Pau García-Milá, cofundador de eyeOS: “Falta cultura emprendedora y eso se soluciona trabajando en ello desde pequeños”

 

Cristina de Cózar, investigadora en GSK: “La calidad de la investigación en España no tiene nada que envidiar a la de un centro internacional”

 

David Muñoz, fundador de Diverxo: “Los contenidos de la actual oferta educativa en gastronomía necesitan una urgente revisión”