Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

“En coaching uno busca un apoyo puntero para dar el impulso personal que le hace falta”

André Agassi o Hillary Clinton también acudieron a sesiones de coaching para retomar sus fortalezas personales y profesionales. Así nos lo cuenta José Luis Menéndez, miembro del Comité de Ética y Estándares de la Federación Internacional de Coaches-I

Publicado en Histórico Noticias
Foto de “En coaching uno busca un apoyo puntero para dar el impulso personal que le hace falta”


José Luis Menéndez


Miembro del Comité de Ética y Estándares de la Federación Internacional de Coaches-ICF


Presidente de Ola Coach


 


Hace unos 20 años, los norteamericanos comenzaron a desarrollar la figura del “mind coach”. No tan solo para el deporte como ya existía de alguna manera de la mano del psicólogo deportivo, sino para cualquier otra persona normal que deseara perseguir objetivos personales pero el mercado no ofrecía nada para cubrir esas necesidades, ya que la psicología o los psicólogos no acababan de convencer en las empresas ni a las personas que estaban bien, y estas personas querían más y se encontraban con obstáculos para lograr sus objetivos o mejorar competencias, habilidades o simplemente mejorar ellos mismos.


 


Coaching es una profesión bastante nueva que comenzó a principios de los 90 y que en los últimos años cada vez más gente está utilizando como servicio para alcanzar sus metas personales. La razón por la que cada vez es más popular es porque es muchísimo mas efectivo que la formación tradicional y porque cubre un espacio que deja áreas profesionales con las que se le asocia, pero que no llegan a cubrir. Por ello ya se ha convertido en una de las profesiones con más futuro que hay actualmente.


 


Por ejemplo la formación es necesaria y muy efectiva pero está enfocada a entrenar a alguien en habilidades, competencias o incluso cambios de comportamientos, desde un experto que te dice el qué o el cómo puedes hacer algo. Mientras que coaching Integral se centra directamente sobre el individuo, sus necesidades, sus deseos, sus obstáculos internos, sus sueños, sus objetivos, y como alcanzar estos desde el SER, en lugar que hacerlo desde el HACER. Esto produce tal impacto, que en la mayoría de los casos no solamente hace que el individuo consiga su meta sino que además provoque otros cambios favorables a su alrededor, ya que al contar con el apoyo de un Coach Personal para alcanzar sus metas las logra más rápidamente que a través de otros procesos, como la formación, el entrenamiento personal o las terapias, y el “aprendizaje”, nosotros decimos la toma de conciencia, permanece en el tiempo, con lo que desarrolla un crecimiento personal que le provoca cambios positivos para su vida a partir de un proceso de coaching.


 


Coaching no es terapia ni counselling, ni filósofos, ni entrenadores deportivos, ni consultores. Estas dos primeras figuras suelen mirar al pasado con el fin de resolver temas para que ojalá puedas vivir mejor en el presente. En el coaching se mira hacia el futuro, y se trabaja en los obstáculos presentes que te impide llegar a tus objetivos.


 


El Coach Personal tampoco es un míster motivador ni te da discursos filosóficos ni te dice qué o cómo tienes que hacer algo, o entrenarte para llegar a tu meta, ni te da consejos para que mejores. Un buen Coach Personal sabe cómo lograr que tú tomes conciencia y de ahí adquieres responsabilidad tanto de tu presente cómo del futuro que deseas alcanzar. Y es la manera en que se trabaja en el coaching integral donde existe la gran diferencia con otras disciplinas.


 


¿Qué se suele obtener en un proceso de Coaching?


 


Los procesos de coaching tienen una duración media de entre 3 y 9 meses, lo que muestra lo enormemente eficacia que suele ser si lo comparamos con los años que se vienen a pasar algunos en terapias, o incluso estudiando, o formándose en algo para llegar tan solo a conocer la teoría sin saber realmente como se aplica.


 


Con el Coaching Integral uno llega a conocer mejor sus propias fortalezas y limitaciones, y con ellos solventar mejor los obstáculos que hasta entonces le han impedido mejorar o salir de situaciones en las que se ha sentido atascado.


 


En un proceso de coaching integral, el cliente marca sus objetivos, no el profesional, y aprende a diseñar unos objetivos y estrategias reales y alcanzables desde su experiencia, y no desde la experiencia de terceros que te asesoren, y esa toma de conciencia es la que empodera al cliente de coaching. La motivación es intrínseca al proceso, pues desde el momento que comienza a ver los logros y el desarrollo que experimenta como SER, y no tan solo como un profesional, se automotiva, haciendo que dicha inercia mejore incluso el camino hacia los objetivos que se marca.


 


Un cliente de coaching, reconoce o identifica la realidad en la que se encuentra, y comienza a tomar responsabilidad sobre ello, que con el apoyo de un Coach Personal Integral, logra superar sus miedos, inseguridades y ve la luz allá donde se le volvió oscuro.


 


En coaching, no se trata patologías, para ello ya hay otros profesionales. Ni busca al experto donde cargar la responsabilidad del éxito o fracaso del cliente, paciente, deportista, empresario, etc. En Coaching uno busca un apoyo puntero para dar ese impulso personal que le hace falta, conocerse mejor y después continuar por sí mismo superando obstáculos internos y externos que te tenían estancado.


 


Algunos ejemplos de gente conocida que han utilizado el coaching son por ejemplo, Andre Agassi que cuando descendió del puesto del Nº 1 en el ranking mundial del tenis a por debajo del 150. Logró superar ese momento bajo con apoyo de un coach hasta volver a ser Numero 1.


 


También la ex-primera dama de América, Hillary Clinton, ahora en el equipo político que dirige a los Estados Unidos. Gracias a su coach personal, logró afrontar y superar con éxito etapas en su vida personal para llegar hasta donde ha llegado hoy.


 


O incluso políticos, como fue el caso de anterior gobierno de Chile que incorporó coaching a varios de sus ministros dejando un legado muy positivo de su paso durante su mandato.


 


Yo que trabajo especialmente con el mundo del deporte, empresarios y gente de élite (Top directivos, artistas, etc.….) encuentro muchas veces que estos seres humanos se encuentran en posiciones donde no pueden compartir con cualquiera sus miedos, o incluso sus buenas ideas para desarrollarlas, por temor a que alguien se aproveche de sus “debilidades” o de sus buenas ideas, y eso les hace quedarse paralizados, sin poder progresar a pesar de que sienten que tienen un gran potencial y no saben cómo desarrollarlo.


 


 


 


 


 


*  *  *  *


 


 


Más información:


 


Ola Coach


 


Todos los cursos de OLA COACH en aprendemas.com


 


Contenidos relacionados en aprendemas.com:


 


El coaching, una buena fórmula para enfrentarse a las secuelas de la crisis


 


Las empresas apuestan por el e-learning y el coaching para vencer la crisis


 


El coaching reduce el nivel de estrés entre las mujeres


 


Los españoles trabajan más horas que el resto de los europeos pero son menos productivos


 


Nace la Escuela Superior de Coaching


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+