Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Emanciparse, una situación imposible para casi el 80% de los menores de 30

El Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud de España acaba de publicar su último informe con los datos del primer trimestre del año. Islas Baleares es la única Comunidad que tiene más del 30% de sus jóvenes independizados.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Emanciparse, una situación imposible para casi el 80% de los menores de 30
Estudiantes-grado-INE


Los problemas para acceder a un empleo, la temporalidad de los contratos y los salarios bajos son los tres elementos principales que dificultan que los jóvenes españoles puedan emanciparse. De hecho, según se recoge en el Informe de la Emancipación del primer trimestre de este año elaborado por el Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud de España, alrededor del 80% de los jóvenes españoles no puede emanciparse y tiene que seguir viviendo en el hogar familiar.

 

Ver cursos de Búsqueda de empleo

 


Esta situación afecta principalmente a los jóvenes de entre 16 y 30 años, franja de edad en la que sólo el 22,3% están emancipados, lo que supone algo más de 1,5 millones de personas. Un porcentaje que es el más bajo de los registrados en España en la última década. Las Islas Baleares es la única comunidad autónoma en la que más del 30% de los jóvenes ocupa una vivienda diferente a la de sus ascendentes.

 

Sin embargo, el porcentaje de emancipados en España se invierte entre los jóvenes de entre 30 y 34 años de edad en los que se aprecia que sólo el 25,5% sigue viviendo en el hogar de origen. La diferencia entre porcentajes se explica porque prácticamente la mitad de los jóvenes menores de 30 años se encuentra en situación de desempleo.

 

Normalmente, a la hora de emanciparse, pocos jóvenes lo hacen solos. De hecho, sólo el 30% de los hogares creados por jóvenes menores de 30 años son unipersonales, siendo lo habitual que convivan en el hogar una media de 2,1 personas. [Ver cursos de Ciencia y Tecnología]

 

Por sexos, el informe destaca que las mujeres registran un mayor nivel de emancipación, registrándose un total de 907.373 personas de sexo femenino frente a los 598.867 varones emancipados. Un dato que llama la atención, ya que ellas tienen salarios más bajos, viéndose obligadas a destinar un mayor porcentaje de sus sueldos e ingresos a pagar el alquiler del piso o bien a la compra de la vivienda.

 

No obstante, en general y con independencia del sexo, los jóvenes se ven obligados a destinar la mayoría de los ingresos para el alquiler o la compra del piso. Por ejemplo, los datos del observatorio muestran que, en el caso de los jóvenes de entre 16 y 30 años de edad, se destina alrededor del 61,5% del salario a la compra del piso, mientras que el alquiler se lleva el 52,1% del sueldo.

 

Estos datos, pese a ser elevados -puesto que no es aconsejable que se destinen a estos fines más del 50% del salario-, han descendido en comparación con ejercicios anteriores por la caída del precio de la vivienda, si bien desde el año 2013 han experimentado otra vez un incremento de más del 7% para comprar una vivienda y de aproximadamente el 5% para el alquiler.

 

De este modo, un joven destinaba el 83,8% de su sueldo a comprar una vivienda en el primer semestre de 2008, porcentaje que en el mismo período del año 2012 se situó en el 52,70%. En el caso del alquiler de un piso, los datos son del 58% y del 42,1%, respectivamente.



La brecha entre lo que destinan hombres y mujeres a la compra de vivienda ha aumentado un 10%

 

Nuevamente, los datos son superiores en el caso de las mujeres, que en marzo de 2008 tenían que destinar el 91,9% de sus ingresos a comprar una vivienda frente al 79,2% que dedicaban los hombres. Una diferencia entre hombres y mujeres que ha crecido. De acuerdo con los datos de 2014, la brecha ha aumentado en un 10%.

 

Esta diferencia se explica en gran medida por las diferencias salariales entre hombres y mujeres. Los datos del informe constatan que el sueldo de las mujeres sigue siendo inferior al que percibe un varón. Esta variación se observa, sobre todo, en la franja de edad comprendida entre los 16 y 30 años en la que una mujer cobra una media de 1.042,75 euros menos al año que un hombre.

 

Según los datos del informe, la media salarial es de 11.858,44 euros anuales, aunque en el caso de los jóvenes emancipados la cantidad es algo superior (con una media de 12.735,34 euros) que en los no se han emancipado, quienes tienen un sueldo de cerca de 11.228,01 euros anuales.

 

Y otro dato que deja el informe es la sobrecualificación generalizada de los jóvenes para el puesto de trabajo que realizan. En concreto, más del 41% de los que son asalariados tienen un nivel superior de formación y estudios que los que se precisan para la actividad laboral que se desarrolla. En términos absolutos, esta situación afecta a 848.247 personas.



¡Sigue a aprendemas.com en FacebookTwitterTuenti y LinkedIn!

 

Más información:

 

Consejo de la Juventud de España

 

Noticias relacionadas en aprendemas.com:

 

Cara y cruz de las becas Erasmus

 

Las causas del descenso de alumnos en las universidades

 

Casi el 80% de los jóvenes españoles sigue sin poder emanciparse