Cargando...

Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

El yodo durante el embarazo, clave en el cociente intelectual del niño

La Universidad de Granada participa en una investigación europea que ha confirmado cómo la deficiencia del yodo en las mujeres embarazadas afecta negativamente al desarrollo cognitivo del bebé.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de El yodo durante el embarazo, clave en el cociente intelectual del niño
Estudiantes-grado-INELa cantidad de yodo en la gestación del bebé durante el embarazo influye en el cociente intelectual del pequeño. Así lo asegura una nueva investigación que han llevado a cabo científicos europeos pertenecientes al proyecto Europeo NUTRIMENTHE y que coordina la Universidad de Granada (UGR), quienes han comprobado que la deficiencia de este elemento durante el embarazo tiene efectos perjudiciales en el desarrollo cognitivo del niño. [Ver cursos de Nutrición]

 

La profesora de la universidad Cristina Campoy Folgoso coordina esta investigación, cuyos resultados han sido publicados en la revista The Lancet. Y es que los científicos han revelado que los niños nacidos de madres que presentaron deficiencia de yodo durante la gestación mostraron, a los ocho años, un cociente intelectual tres puntos inferior al resto de menores, además de una peor habilidad en la lectura a los nueve años, informa la universidad en un comunicado.

 

Y es que no hay que olvidar que el yodo es esencial para el crecimiento, el desarrollo cerebral, la síntesis de hormonas tiroideas y la regulación de numerosos procesos metabólicos en el organismo. Su deficiencia determina alteraciones del desarrollo cognitivo y, por lo tanto, tal y como apunta la investigación, un correcto estado nutricional en yodo es especialmente relevante durante la gestación y los primeros años de vida para el desarrollo del cerebro del bebé.

 

Déficit de yodo

 

Los últimos resultados del estudio ALSPAC llevado a cabo en Reino Unido recientemente revelan cómo el déficit del yodo no es un problema únicamente de países en vías de desarrollo, pues informes recientes revelan índices bajos de yodo en países industrializados, especialmente entre las mujeres en edad fértil.

 

Los expertos recomiendan obtener yodo a partir de alimentos naturales, principalmente del pescado, marisco y productos lácteos. Se desaconseja el consumo de algas o suplementos que lo contengan, pues podría provocar problemas tiroideos por exceso de ingesta de este mineral. Estas y otras recomendaciones han sido publicadas a través de laBritish DieteticAssociation, donde los autores aconsejan una ingesta diaria de yodo durante la gestación y la lactancia de 250 μg/día, mientras que para el resto de adultos bastaría con 150 μg/día.

 

 

¡Sigue a aprendemas.com en Facebook, Twitter, Tuenti y Linkedin!

 

 

Noticias relacionadas en aprendemas.com:



Consumir pescado en el embarazo podría aumentar la capacidad intelectual del niño 



La lactancia materna aumenta el cociente intelectual de los niños 



La vitamina B ayuda a mejorar la memoria y fijar la atención