Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

El tiempo ya apremia a los que hayan previsto realizar un MBA en 2010

Apenas ha empezado 2009 y 2010 ya está, lo que se dice, a vuelta de la esquina. Al menos eso es lo que deberían tener en cuenta todos aquellos que tienen el objetivo de cursar un MBA de prestigio ese año. Hay que empezar a planificar ya el asalto a l

Publicado en Histórico Noticias
Foto de El tiempo ya apremia a los que hayan previsto realizar un MBA en 2010

Los MBA son diferentes al resto de programas de postgrado por muchos motivos, empezando por el largo y tedioso proceso que hay que seguir para acceder a la escuela de negocios deseada. Es ésta, no obstante, una circunstancia totalmente previsible por cualquiera que esté bien informado, claro que en estos momentos hay que añadir el imponderable de la crisis económica actual y el efecto que ello tiene sobre el empleo cualificado. Es tal la población de profesionales desocupados que ahora las escuelas de negocio se han encontrado con un incremento extraordinario de solicitantes interesados en recibir una formación cualificada como vía para acceder a un buen puesto de trabajo. En una coyuntura laboral tan desfavorable, el llamado ‘coste de oportunidad’ es menor incluso inexistente entre aquellos que han perdido el empleo.


 


La temporada de admisiones para las promociones MBA que darán comienzo en 2009 está cerca de su fin y por eso llega el momento de pensar en 2010 como fecha para iniciar un programa. Y quienes piensen que 2010 todavía queda lejos deberían revisar sin más demora su hoja de ruta pues el acceso a una escuela de máximo prestigio no es precisamente cosa de días o semanas. Para empezar, hay una serie de pasos imprescindibles que alargarán mucho este proceso.


 


El GMAT es uno de los primeros. Es el examen de entrada por excelencia y lo solicitan prácticamente todas las escuelas, así que, cuanto antes se realice la primera prueba, mejor. Con este primer resultado en la mano será posible compararse con las medias de los últimos años y comenzar a esbozar la estrategia para ‘atacar’ nuestros MBA preferidos. En este momento hay que valorar hasta qué punto es necesario mejorar la primera nota obtenida (algo prácticamente seguro) y, sobre todo, la segunda calificación. Aunque el GMAT es importante dedicarle los máximos esfuerzos no tiene por qué ser siempre la mejor opción. Esto tampoco quiere decir que haya que conformarse con una nota mediocre, sino con la que refleje la capacidad real del alumno.


 


Tras decidir sobre lo que hacer con el GMAT, conviene centrarse en la selección de la escuela de negocios. Generalmente todos los alumnos tienen una idea sobre donde les gustaría estudiar, pero siempre se puede cambiar de opinión. Los servicios de selección suelen buscar candidatos que reúnan tanto las cualificaciones como la forma en la que encajarán en la institución. En este sentido, es necesario personalizar la aplicación, entre otras cosas porque es importante seleccionar la escuela que mejor encaja con los objetivos personales de cada futuro alumno.


 


También es importante acertar en la selección de las personas que firmarán las cartas de recomendación. En el fondo las cartas de recomendación reflejan en quién confía cada alumno para entrar en la escuela de su elección. Es conveniente contactar con nuestros ‘avalistas’ con bastante antelación, sobre todo porque deberán escribir una buena carta. La clave está en pensar que han de decir estas personas del aspirante para aumentar al máximo las posibilidades de éxito.


 


En esta etapa preparatoria, también hay que dejar bien atada la cuestión económica, es decir, como vamos a pagar el MBA. Las escuelas de mayor prestigio no son precisamente baratas. Pocas personas pueden permitirse pagar sin financiación ajena. Por eso, también cuanto antes comiencen los preparativos económicos, mejor. Hay mayor tiempo para presupuestar, ahorrar y buscar ayudas, becas y sobre todo financiación. La diferencia puede ser más que significativa.


 


En cuanto a la aplicación en sí, la mayoría de escuelas de negocios cuentan con varias rondas para cada promoción. Aunque la mayoría no publicarán las fechas límite para 2009 hasta finales de primavera y principios de verano, se pueden utilizar como referencia aproximada las fechas de 2008. Interesa enviar primero la solicitud a las escuelas preferidas por el candidato y, después, ‘atacar’ otras opciones en el resto de rondas. La última ronda hay que reservarla de nuevo para dirigirnos a las escuelas preferidas.


 


 


*  *  *  *


 


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


 


Europa vs. Estados Unidos: ¿Dónde estudiar tu MBA?


 


Nuevas ayudas para que los profesionales de las pymes cursen un MBA


 


Consejos para enfrentarse a una entrevista de admisión a un MBA


 


Hacer un MBA incrementa el salario aún en tiempos de crisis


 


Carta de presentación de candidatura: 10 consejos para dirigirse a los mejores MBA


 


Decálogo de consejos para sobrevivir a los primeros meses de un MBA


 


Las páginas de admisión de las escuelas de negocio a examen


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+