Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

El proceso de aprendizaje mejora por el efecto sorpresa

Los bebés aprenden mejor cuando intervienen elementos que les sorprenden, según una investigación de Johns Hopkins University.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de El proceso de aprendizaje mejora por el efecto sorpresa
Estudiantes-grado-INELos niños poseen un conocimiento innato de los aspectos fundamentales del mundo y es precisamente al desafiar sus expectativas cuando mejora su proceso de aprendizaje. Así lo constata un equipo de investigadores de Johns Hopkins University (JHU) en un estudio publicado en la revista Science. Por primera vez se demuestra que los bebés aprenden cosas nuevas mediante el aprovechamiento de la información básica con la que han nacido.



Busca tu curso de Psicología Infantil



Ver cursos de:

Educación infantil

Aprendizaje

Neonatología

 

Para los más pequeños, “el mundo es un increíble y complejo lugar lleno de estímulos”, explica Lisa Feigenson, profesora de Ciencias psicológicas y cerebrales de Krieger School of Arts and Sciences de JHU. Entonces, ¿cómo saben disgregar la información que quieren aprender de la que quieren ignorar? “Nuestra investigación sugiere que los niños emplean lo que ya saben del mundo para formar sus predicciones.



Cuando esas predicciones demuestran ser erróneas, los bebés lo utilizan como una oportunidad de aprendizaje”, asegura Feigenson para aclarar que si los bebés son sorprendidos en ese proceso “aprenden mucho mejor, como si aprovecharan la ocasión para tratar de averiguar algo más acerca de su mundo”. 



Cuando intervienen elementos no predecibles



En la investigación se plantearon varios experimentos a bebés de 11 meses con el fin de determinar si aprendían con mayor eficacia sobre objetos que desafiaban sus expectativas. En el caso de que así fuera, los investigadores se preguntarían si los bebés también eran capaces de buscar más información acerca de esos objetos sorprendentes y, por lo tanto, de encontrar explicaciones para el comportamiento no predecible de las cosas.



Por un lado utilizaron una pelota que hicieron rodar por una rampa y detenida por un muro en su trayectoria; por otro, una pelota que rodaba por una rampa y que pasaba, como por arte de magia, a través de una pared. Cuando los investigadores ofrecieron nueva información sobre esta segunda pelota, los bebés ofrecieron mejores resultados de aprendizaje. De hecho, no mostraron evidencias de aprendizaje sobre la pelota predecible.



Asimismo, constataron que los bebés eligieron para explorar la pelota que había desafiado sus expectativas, incluso más que los juguetes que estaban totalmente nuevos pero que no habían hecho nada sorprendente.



Por lo tanto, los investigadores concluyen a raíz de este estudio que los bebés pueden utilizar su conocimiento previo del mundo para guiarse sobre lo que deben aprender en el futuro. Y el hecho de que se incumplan sus expectativas supone una oportunidad para ampliar ese aprendizaje.   

 







 

¡Sigue a aprendemas.com en FacebookTwitterTuenti y LinkedIn!

 

Más información:



Observing the unexpected enhances infants’ learning and exploration



Noticias relacionadas en aprendemas.com:



La lactancia podría aumentar el cociente intelectual de los niños



Dedicar más de una hora a hacer los deberes puede tener efectos negativos



El cerebro interpreta las palabras conocidas como imágenes



La inteligencia emocional y su aplicación en el aprendizaje de los niños

 

¿En qué medida los padres influyen en la inteligencia de los hijos?

 

Los niños con habilidades lectoras tempranas mejoran la inteligencia en la etapa adulta