Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

El PP propone reducir a tres las opciones de Bachillerato

El PP ha propuesto reducir de cuatro a tres las opciones de Bachillerato, unificando el Bachillerato de Humanidades y el de Ciencias Sociales. Wert defiende su política de becas pese a las críticas.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de El PP propone reducir a tres las opciones de Bachillerato
Estudiantes-grado-INEEntre las 42 enmiendas al proyecto de Ley de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), el PP ha propuesto reducir de cuatro a tres las opciones de Bachillerato, lo que se conseguiría unificando el Bachillerato de Humanidades y el de Ciencias Sociales. [Ver cursos de Humanidades y Ciencias]

 

De esta manera, los alumnos que cursaran esta modalidadtendrían que estudiar las asignaturas troncales generales de Filosofía, Latín I, Lengua Castellana y Literatura I y Primera Lengua Extranjera I, y deberían elegir dos materias troncales de opción entre Economía, Griego I, Historia del Mundo Contemporáneo, Literatura Universal y Matemática aplicada a las Ciencias Sociales I. Hasta ahora, el alumno que estudiaba Bachillerato de Humanidades estaba obligado a cursar Latín I, mientras que el de Ciencias Sociales tenía como asignatura obligatoria Matemática aplicada a las Ciencias Sociales I.

 

Otra propuesta del PP es eliminar las Pruebas de Acceso a la Universidad en el curso 2015-2016, dando paso a las evaluaciones de final de Bachillerato. No obstante, el PP propone que se adelante al curso 2014-2015 la realización de los nuevos procedimientos de admisión a los estudiantes que hayan obtenido el título, diploma o estudios equivalentes al Bachillerato con el fin de favorecer la internacionalización de las universidades españolas.

 

Los populares también quieren que los colegios o institutos puedan ampliar el calendario escolar y el horario lectivo de área o materiales en los términos que establezcan las administraciones educativas.

 

Asimismo, el PP pretende establecer una consulta a las Comunidades Autónomas para unificar los criterios de evaluación en todo el sistema educativo español. También pretende que las pruebas de final de ESO y Bachillerato los alumnos sean examinados de todas las materias generales del bloque de troncales, de dos materias optativas y de una de las asignaturas específicas que hayan cursado a lo largo del ciclo, siempre que no sea Educación Física, Religión o Valores.

 

Y en cuanto a la nueva Formación Profesional Básica, los populares sostienen que es el equipo docente quien tiene que proponer a los padres del alumno su incorporación a este ciclo de enseñanza.

 

Por otra parte, también se está planteando incorporar en el currículo de las diferentes etapas de la educación básica “el aprendizaje de la prevención y resolución pacífica de conflictos y valores que sustentan la democracia y los derechos humanos”, con la inclusión de la prevención de la violencia de género y el estudio del Holocausto judío como hecho histórico.

 

Y respecto a la realización material de las evaluaciones, el PP está a favor de que las pruebas puedan ser calificadas por profesorado del sistema educativo español y no solo por funcionarios docentes.

 

Críticas y defensa de las becas

 

En la última sesión de control al Gobierno, el PSOE ha acusado al ministro de Educación, José Ignacio Wert, de “crueldad inhumana” cuando hizo referencia al decreto de becas impuesto, al que calificó de “plan maléfico que pretende expulsar de las universidades a los hijos de los trabajadores”. Para los socialistas, Wert es un “verdugo de la igualdad de oportunidades”, con un “proyecto educativo clasista, porque con él solo puedes ir a la Universidad si eres excelente o rico”.

 

Wert, por su parte, ha negado que el número de alumnos universitarios se redujera ampliamente, manifestando que solo descendió “ligeramente” en las universidades privadas.  El ministro ha señalado también que se han tomado medidas para que “todos aquellos que puedan estudiar con aprovechamiento lo hagan, al margen de las condiciones económicas desfavorables que sufran”. Además, ha insistido en que el decreto de becas y ayudas generales al estudio “fija la mayor cuantía que jamás se haya dedicado por ningún gobierno”. Según manifestó, “se está intentando incentivar el esfuerzo y el aprovechamiento”.

 

En una entrevista televisiva, Wert ha cifrado en 10.000 los estudiantes que se quedarían sin beca en el primer año de universidad si no obtienen una media del 5,5 necesario para ello, si bien ha matizado que él cree que “va a haber más becarios este curso”. El ministro ha afirmado que el nuevo decreto que regula la concesión de becas no es “improvisación, ni capricho ni anécdota” y ha recodado que el 20% de los alumnos que obtiene una media entre el 5 y el 5,5 para acceder a la universidad abandona la carrera en el primer año y no finaliza sus estudios universitarios.

 

Wert señala que las críticas que su política está recibiendo son “injustas” y “malinformadas”, afirmando que “el esfuerzo presupuestario en becas generales y ayudas al estudio ha supuesto un aumento de 250 millones de euros”. En cuanto a la antigua ley educativa, ha recordado que “casi el 40% de los alumnos de 15 años ya ha repetido algún curso”.

 

¡Sigue a aprendemas.com en Facebook, Twitter, Tuenti y LinkedIn! 

 

 

Noticias relacionadas en aprendemas.com:

 

Wert considera que la Selectividad es una “anomalía internacional”

 

Wert asegura que el presupuesto para becas crecerá un 20% el próximo curso

 

Los universitarios entregan a Wert un documento en contra de la reforma educativa